viernes, 30 de abril de 2010

MARCO MONO

Guión: Carlos Trillo

Dibujo: Enrique Breccia

Editorial: Doedytores

Formato: Libro Rústica. 64 Páginas


Precio: 10.95€

Calificación: Incalificable


La última (y ahora que lo pienso, única) vez que usamos por estos lares el término incalificable para evitar ponerle nota a una de nuestras recomicdaciones, el tebeo agraciado fue Shaolin Cowboy, un producto tan sumamente extraño y surrealista que escapaba a cualquier tipo de calificación ortodoxa que a uno pudiera ocurrírsele. Con Marco Mono no queda más remedio que adherirse a los mismos parámetros con los que juzgábamos la obra de Darrow, tal es el calibre que manejan tanto Trillo a los guiones como Breccia a su siempre espectacular dibujo.

Marco Mono es un primate que se dedica a vagar por un fantástico mundo dedicándose más a meterse donde no le llaman y a enredar que a deshacer entuertos. En teoría, su profesión es la de vender ilusiones, aunque en la práctica sólo le veremos ejercer tan curiosa tarea en sólo una de las varias historias cortas que pueblan la fragmentada y curiosa narración. Se nota durante ésta, y se nota mucho, que este trabajo (como pasa con muchos otros de otros autores de tanta personalidad como Trillo) fue un experimento encaminado a descubrir hasta dónde era capaz de llegar, y como tal, la lectura del mismo resulta ardua, no porque su carga de texto sea muy profusa, sino porque muchas veces hay que desentrañar el verdadero significado de lo que el guionista argentino pretende transmitir, Aún en este semblante tan obtuso, es bastante evidente que, en gran parte de la acción, lo que Trillo construye es una constante y demoledora fábula contra la sinrazón de nuestra sociedad vista a través de un personaje que resulta ora execrable, ora adorable, pero siempre agudo e incisivo, algo que Breccia sabe recoger a la perfección con un dibujo que, sin llegar a la majestuosidad de su Alvar Mayor o a la profusión de su Lovecraft, concuerda a la perfección con el tono irreverente y alocado que su partenaire aporta a este singular tebeo.

Sergio Benítez (371)

jueves, 29 de abril de 2010

X-STATIX PRESENTA: LA CHICA MUERTA

Guión: Pete Milligan

Dibujo: Mike Allred y Nick Dragotta

Editorial: Panini

Formato: Tomo 120 Páginas

Precio: 8,60 €

Calificación: 8,5/10


Si hay algo que le falta a Marvel (entre otras cosas) es sentido del humor. Series comicas o bizarras las hay, como cualquier comic donde aparezca Deadpool/Masacre o Rulk/Red-Hulk, aunque personalmente no me terminan de hacer mucha gracia.

Una serie que sí me gustó por su sentido del humor fue NextWave, aunque la pobre solo duró 12 números (pero que GRANDES 12 números, editados por Panini en 2 tomos). Otra serie (miniserie en este caso) que me encantó y leí hace unos años fue la que hoy os recomiendo, X-Static Presenta: Chica muerta.

Ya de principio os digo que el titulo es algo engañoso, ya que debería haber sido X-Static Presenta: Chica muerta y Doctor Extraño, ya que ellos dos son los protagonistas absolutos de esta miniserie de 5 números.

También comentar que en realidad esta miniserie es la última historia que el guionista Peter Milligan y el dibujante Mike Allred hicieron con estos personajes y con esto lo que quiero remarcar es que no hace ninguna falta haber leído nada anterior sobre estos personajes (yo no lo he hecho por desgracia) para enterarte de la historia. A pesar de no conocer de nada a Chica Muerta y sus compañeros de X-Static que aparecen en el comic al poco de leerlos te acabas encariñando (o algo) de ellos. Y ya el retrato que hace de Stephen Extraño que Milligan hace es buenísimo, entre la parodia y el Doc. Extraño de toda la vida sin llegar a ser ni una parodia desdibujada ni un personaje viejuno y arcaico.

La trama gira en torno a un personaje (creo que) inventado para la ocasión, que se autodenomina “Lastimoso”, un supervillano que se super tiene poco, más bien ha sido en vida un saco de boxeo para la gran mayoría de los superhéroes, cosa que no para de repetir una y otra vez hasta el aburrimiento (supongo que es lo que pasa cuando tienes todo el tiempo del mundo, que te aburres un montón). Este personaje acaba encontrando una sustancia con la cual poder volver al mundo de los vivos durante un corto periodo de tiempo. Es entonces cuando, junto con otros villanos, la lía provocando disturbios y matanza allá donde va, con el fin de que sus exigencias de resurrección completa sean escuchadas.

Sus exigencias son escuchadas pero por Stephen que junto a la ayuda de Chica Muerta busca detener a la panda de perdedores que forma el grupo de Lastimoso, como Kraven, Misterio, Miss America y un antiguo X-Static.

Si hay algo que destaque de esta miniserie, además de su precioso dibujo que me fascino desde el primer momento, es el humor con el que están tratadas todas las situaciones, un humor a veces irónico y sarcástico y a veces algo surrealista que hará que no termines de creerte lo que te estas leyendo y probablemente acabara arrancándote más de una sonrisa.

Si os gustaron los personajes de X-Static u el Doc. Extraño esta miniserie es indispensable. Y sino, pues también. El único defecto que puedo sacarle es que te quedas con ganas de más.

Sebastián (25)

miércoles, 28 de abril de 2010

SACHA

Guión: Charles Berberian

Dibujo: Charles Berberian

Editorial: Bang Ediciones

Formato: Libro Rústica. 168 Páginas

Precio: 13.50€

Calificación: 6.5/10

INICIO MODO AHORRO

Todo el primer párrago de esta recomicdación podéis encontrarlo en la que publicáramos hace unos días sobre Como un Lunes, si tan sólo cambiáis el color rojo por el blanco.

FIN MODO AHORRO

Para ser la primera obra de Berberian que leo, tengo que admitir que los sentimientos hacia Sacha son encontrados. Por una parte es imposible no apreciar en su justa medida la voluntad del autor por romper cánones narrativos y compositivos a lo largo de toda la obra, regalándonos el artista una suerte de compendio en el que asistimos a todo su poderío a la hora de prescindir de viñetas y liberar la página de cualquier tipo de ataduras que supongan un acercamiento a estructuras tradicionales. En este intento, Berberian convierte a la lectura en un ejercicio visual fascinante que establece dos claros niveles, uno que atañe a una semblanza total, y divide al volumen en tres capítulos, y el otro, bastante menos apreciable a simple vista, el que va conjurando el francés para dar con la clave justa para cada composición. Entre ambos se produce una sinergia que, al menos en lo visual, otorga gran empaque al conjunto.

El problema viene cuando, abandonados los dominios de la vista, uno pasa a los terrenos del intelecto, siendo ahí donde cojea (y mucho) la historia de Sacha. Como analista de la psique humana (por más que ésta esté representada por un extraño animal y su "conciencia" en forma de ave) Berberian se muestra hábil, y muchas de las aserciones que vomitan los personajes en sus constantes diatribas son de un realismo doloroso. Ahora bien, como constructor de historias, que al fin y al cabo es lo que importa, el autor no consigue atrapar con lo que cuenta de igual manera a que con cómo la cuenta y por más que en algunos momentos la historia apunte destellos de brillantez (todo lo relacionado con el personaje del anciano), el conjunto no llega a tener suficiente solidez. Y a todo esto, ¿qué cuenta Sacha?.

Complicada tarea resulta el plasmar en pocas líneas una semblanza de argumento, pero ahí va: Sacha es el gato de un excéntrico anciano experto en música y sonidos al que cuida una mujer con la que éste se encontró de forma casual en un parque después de que a ella la abandonara su marido. Atropellado al comienzo de la historia, serán los problemas que genera su muerte a sus amigos animales, por un lado, y las constantes idas y venidas con los distintos personajes y las "líneas" temporales en las que estos son movidos las que vayan animando la función, como ya decíamos, con resultados sumamente desiguales.

Sergio Benítez (370)

martes, 27 de abril de 2010

CHEW Volume 1: Taster's choice

Guión: John Layman

Dibujo: Rob Guillory

Editorial: Image Comics

Formato: TPB 128 páginas

Precio: 9,99$

Calificación: 8/10

Todos los coleccionistas de comics sabemos que pillar el primer volumen de una colección a ciegas no es tarea fácil. La mayoría de las veces, una vez terminada la lectura, nos preguntamos quien nos mandaría ampliar el abanico de lecturas, con lo bien que estábamos con las que ya seguíamos.

Ultimamente cuando me acerco a una colección lo hago con una marcada predisposición a que no me guste. Quizás sea producto de los tiempos que nos ha tocado vivir a los consumidores de cultura mediática. Hay demasiado producto donde escoger y los controles de calidad no son todo lo rabiosos e infalibles que cabría esperar. A veces se presuntea, se pide prestado, pero comprar a ciegas como solíamos hacer no hace mucho es cada vez mas raro.

Por eso, cuando algo como Chew llega a tus manos y ves que está creada por un tipo llamado John Layman, en cuyo curriculum encontramos cosas como Dinastía de M: Cuatro Fantásticos o Marvel Zombies (para mi los únicos zombies que parecen tener algo que contar son los de Kirkman y los que dieron origen a la fiebre marveliana comecerebros escritos por Millar), uno abre el tomo con cierto aire de desinterés. Pero claro, no olvidemos que todo el mundo la pone por las nubes, y que te ha salido tirada de precio, así que te acaba de llegar a casa, así que te pones a leer.

Es entonces cuando te encuentras con Tony Chu, un detective cibopático que consigue las pistas de sus casos de lo que come. Con sólo un bocado, sabe dónde ha estado, quién la ha tocado y de dónde viene esa comida. Chu trabaja para la División de Crímenes Especiales de la FDA, organismo gubernamental que investiga los más extraños crímenes del mundo. Y en uno de sus casos y teniendo que luchar contra el reloj para atrapar a un asesino caníbal, Chu toma una decisión tan radical y horrible que cambiará su vida y su don para siempre. Ah, y debido a un brote mundial de fiebre aviar todo el pollo ha sido prohibido por el gobierno y se ha convertido en el equivalente al alcohol en la época de la ley seca, en lo que será seguro una de las líneas argumentales recurrentes de la serie.

Layman, ayudado brillantemente en el apartado gráfico por un gran Rob Guillory, pasa de la comedia negra al horror en cuestión de dos viñetas. Los dos artistas trabajan a la perfección juntos en esta depravada versión del mundo que nos ofrece esta colección. Y es que el final del primer tomo deja con ganas de mas, de mucho mas. Así que cuando tengas este tomo en tus manos (si es que algún día se publica por aquí) y te dispongas a abrirlo, hazlo con la seguridad de que vas a disfrutar de una lectura original, salvaje y extrañamente fascinante. Y no comas pollo en una temporada, por lo que pueda pasar…

Jose (45)

lunes, 26 de abril de 2010

LA PAREJITA ¡Somos padres, no personas!

Guión: Manel Fontdevila

Dibujo: Manel Fontdevila

Editorial: RBA-El Jueves

Formato: Cartoné 96 páginas

Precio: 15€

Calificación: 9'5/10



Estaba dispuesto a escribir ésta recomicdación cuando he caído en la cuenta de una cosa: con la de años y años que llevo leyendo La Parejita y la de meses y meses que llevo dando la brasa por aquí, nunca hemos hablado de ésta genial serie. Pues vamos a remediarlo aprovechando que ya está en las librerías la segunda parte de la Guía para padres desesperadamente inexpertos bajo el título de ¡Somos padres, no personas!

Y es que la serie de La Parejita S.A. comenzó hace muy muchos años a publicarse semanalmente en El Jueves, y desde su inicio se convirtió en una de mis lecturas predilectas. Comenzando desde el punto en el que sus protagonistas Emilia y Mauricio se iban a vivir juntos se podía leer semana a semana como la vida en pareja iba evolucionando poco a poco. Y tanto evolucionó que llegó hasta el punto sin retorno: la paternidad

Y mucho de autobiográfico debe haber en éstos albumes, pues también coincide con la paternidad del mismo autor. Y es que éso de que un autor tenga una criatura y de repente le de porque sus creaciones compartan su situación es algo bastante frecuente. Y más aún en éste tipo de series, en las que claramente la inspiración del autor es un día a día.


En la Guía para padres... asistíamos desde poco antes de la concepción del pequeño Oscar hasta sus primeros meses de vida. Y si tenemos en cuenta que a mí me pilló al poco tiempo de haber pasado ése trance, os puedo asegurar la verosimilitud con la vida real de muchas de las anécdotas allí reflejadas.

Ahora, en éste último tomo, el joven Oscar ya gatea. Y tenemos los típicos conflictos de ésa época: los turnos de cambio de pañal, el fecto "loro" que tiene el retoño sobre aquellas palabras que precisamente no queremos que aprendan, los berrinches en público que dejan en evidencia a los progenitores en lugares públicos, etc.

Claramente más edulcorado y con bastante menos mala leche que en los inicios de la serie pero sin perder su puntito de genialidad, Fontdevila pone un espejo frente a aquellos padres que corremos desesperadamente a por la cámara para llegar tarde a captar las ricuras del retoño o que saturamos los cuatro gigas de la cámara de fotos en menos de 48 horas.

Y, por supuesto, tanto si eres padre como si no, ya tardas en ir corriendo a por él. Y de paso te pillas los siete u ocho tomos anteriores...

Nacho (48)

viernes, 23 de abril de 2010

GRANDES de lo MACABRO: JOAN BOIX

Guión: Joan Boix adaptando a VVAA

Dibujo: Joan Boix


Editorial: Ediciones B


Formato: Libro Rústica. 160 Páginas


Precio: 18€


Calificación: 9/10


El momento que estamos viviendo está resultando la mar de dulce para todos aquellos que necesitamos, cada vez con más frecuencia (o de forma exclusiva) alimentar nuestras ansias lectoras con tebeos que se alejen lo más posible de los superhéroes y, a ser posible, estén anclados en ese fértil pasado del que tantas y tantas cosas quedan por descubrir. Dulce porque cada vez son más las editoriales que se están embarcando en el notable esfuerzo de mirar hacia atrás y recuperar clásicos indiscutibles de la tebeografía española e internacional, pero sobre todo porque conseguir dichos títulos acudiendo a TodoColección o eBay resultaría una tarea tan ardua como costosa en el supuesto de que estuvieran editados previamente (y todos sabemos que no siempre es así). Así, resulta motivo de enorme celebración la miríada de rescates diferentes que las editoriales han ido multiplicando de forma exponencial en los últimos meses, ya sea en los esfuerzos de Planeta por publicar clásicos americanos como El As Enemigo, El Soldado Desconocido o la genial Creepy; ya en los que Glénat lleva haciendo desde hace varios años con las ediciones de la obra de Carlos Giménez, Víctor de la Fuente o Fernando Fernández; ya en esa Colección Hugo Pratt que Norma inauguraba con el "perdido" Sandokán; ya en los Diarios de Guerra del autor italiano que Panini ha recuperado en tres volúmenes (o en aquéllos que ya ha dedicado o va a dedicar a Solano López, Breccia o Víctor de la Fuente).

Pero no sólo las cuatro grandes son conscientes de lo mucho que puede llegar a vender la nostalgia, y poco a poco parece que otras competidoras se están dando cuenta de ello, como muestra de forma inequívoca el que Ediciones B se haya lanzado a editar esta magnífica recopilación de historias de terror firmadas por el gran Joan Boix.

Las páginas de Boix de este Grandes de lo Macabro (¿acaso será este el comienzo de una colección que albergará a más autores?) tienen ese sabor clásico que delata claramente la escuela de la que proviene, y su trazo es fácilmente encuadrable en la misma categoría de esos grandes de los que tanto hemos hablado por aquí de un tiempo a esta parte. Controlando a la perfección las sombras y las luces, la caracterización de personajes, los escenarios y la ambientación, Boix derrocha genio en todas y cada una de las páginas que componen este magno volumen. Y no sólo en el dibujo (que ya es muchísimo) sino tanto en las adaptaciones que realiza de relatos de Lovecraft, Bécquer, Doyle o Kafka (¡menuda historia terrorífica y malsana se saca de la manga con La Metamorfosis como base!), como en aquellas que salen de su inventiva. El resultado final es un tomo indispensable para todo coleccionista de cómics que se precie. Ya seas amante del género de terror o no, pijamista o europeista (u otaku) este volumen es una de esas compras que no deberías dejar pasar ni muerto.
Sergio Benítez (369)

jueves, 22 de abril de 2010

CLAUS & SIMON: LOS REYES DE LA EVASION

Guión: Santiago Arcas

Dibujo: Daniel Acuña

Editorial: Glenat

Formato: Tomo 48 Páginas

Precio: 13,95 €

Calificación: 8/10


Es gracioso las cosas que puede tener el destino. Me pasé varios días registrando un mercadillo de libros de segunda mano (los cuales no abundan) buscando algún comic interesante y el último día fue cuando me llamo la atención una caja de cartón donde sobresalían comics de Mortadelo, Zipi y Zape… etc.

No, no fui a por un Mortadelo, ya tengo varias cajas de esos, fui a la aventura, a ver si por alguna casualidad algún comic pijamero noventero o así se habría colado entre el montón. No fue así y mucho que me alegro. Lo que sí encontré fue a uno de mis dibujantes favoritos: Daniel Acuña. Con los ojos como platos al haber encontrado ese tesoro y al ver la pegatina “4” no dudé ni un momento en llevármelo a casa.

Y no me he arrepentido.

Claus & Simon son dos personajes (payaso y dinosaurio antropomórfico respectivamente) creados por Acuña y Santiago Arcas en el 98 para la editorial La Cúpula. Sus tres primeras aventuras fueron editaras directamente en el mercado Español y esta última de la que os hablo fue editada primero en Francia (y al contrario que las otras, a todo color) y después aquí por Glénat. No he leído las anteriores obras de estos personajes pero según tengo entendido no forman ninguna continuidad, no hace falta leerse los anteriores cómics para entender este.

He destacado que este cómic si está a color ya que es lo primero que me llamó la atención. Si hay algo que defina bien el trabajo de Acuña es la palabra “colorido”. La obra goza de unos colores que le dan vida propia, haciendo más humanos y vivos a los personajes (a pesar de ser animales).

La historia va sobre como estos dos actores desconocidos pasan a ser unas grandes estrellas del espectáculo del escapismo. Una fama que vendrá con todo el paquete, mujeres, dinero, fama, merchandising variado y dos familias de mafiosos intentando controlar todo el cotarro y por supuesto aguándoles la fiesta a nuestros protagonistas. No es una historia espectacular con grandes giros de guión, pero lo que si promete es un buen entretenimiento y una alegría para la vista en cada una de sus 48 paginas.

Sebastián (24)

miércoles, 21 de abril de 2010

RING CIRCUS



Guión: David Chauvel

Dibujo: Cyril Pedrosa

Editorial: Norma

Formato: 4 Tomos rústica 48 Páginas

Precio: 8/9 €

Calificación: 8/10


Lo mejor de descubrir un comic que te gusta es poder seguir investigando y probando en la obra anterior (y posterior) del autor. En otras palabras, es una suerte que la obra sobreviva al autor.


No hace mucho se recomicdaba por aquí la genial Tres Sombras de Cyril Pedrosa, tebeo y autor que encantó y fascinó al que aquí suscribe estas palabras.


Esta navidad, me encontré que Norma descatalogada Ring Circus, estando muy asequible económicamente, y en ese momento caí que ese Pedrosa era el de Tres Sombras por lo que me lleve los cuatro números a casa con una alegría en el cuerpo bastante considerable. Ring Circus es una serie que consta de cuatro números en los que al dibujo de Pedrosa se une el guión de David Chauvel, autor que conoceremos tiempo después en los guiones enciclopédicos de La Cosa Nostra.


La historia esta realmente conseguida, tiene un encanto que tanto Chauvel como por supuesto Pedrosa han logrado. Trata de una ciudad con trazas de ciudad de cuento o mejor dicho de novela decimonónica, donde dos jóvenes libertinos, manirrotos y juerguistas, agobiados de un tedio rutinario deciden engancharse a un circo ambulante sumido en problemas económicos que va recorriendo el país. En él, se interrelacionan con los personajes peculiares que pueblan este oficio tanto en el amor como en la lucha. Chauvel nos marca muy bien los diferentes personajes y las relaciones entre ellos, hace un trabajo de órdago, que en La Cosa Nostra se nos muestra demasiado aturullado, con demasiados personajes y situaciones. Aquí con un puñado de personajes, nos monta una road movie con un encanto y una magia especial. El único pero a su trabajo es en el ultimo número deja algún elemento de la trama sin explicación suficiente, sobre todo en lo referente a cierto personaje femenino que hace que cuando acabe el tebeo, ese triste y gran final se me quede nublado por esa falta de explicación, pero como ven es un motivo menor en una gran obra.


Pero, buscando un símil paradigmático, en el Barcelona hay grandes jugadores pero si les quitas a Messi, haces renquear al equipo pues en este tebeo Messi es Cyril Pedrosa. Imagínense Tres Sombras en color y más detallista y empezare a introduciros en el comic en cuestión. Este hombre es un portento y se le nota sobrado de talento. Como con su trazo, los colores y con dos Estaciones: Otoño e Invierno, juega y crea un sugerente y fascinante ambientación que es lo mejor de un comic que ya trae muchas y nuevas propuestas para hacerse con él.


Si lo ven, y encima de saldo, no les digo nada pero si no lo compran peor para vosotros, una oportunidad de disfrutar y enriquecerse perdida con la compañía de estos cuatro números y del genio Cyril Pedrosa en concreto.


Toni (25)

martes, 20 de abril de 2010

La CRUZADA de los NIÑOS




Guión: Neil Gaiman & VVAA

Dibujo: Chris Bachalo & VVAA

Editorial: DC

Formato: Varios

Calificación: 7/10

Corría el año 1994, y en las oficinas de la editorial Vertigo debieron pensar que, si contaban con un buen puñado de series regulares, que gozaban de buena salud mensual, porqué no emular a su editorial “madre”, DC Comics, y preparar algún tipo de evento que uniera a todas las series durante algún tiempo, provocando que los lectores de determinadas series tuvieran que leer las demás para conocer la historia completa, y ganar así algunos lectores más, que nunca vienen mal. La idea no era del todo mala, y si además contaban con el multipremiado Neil Gaiman como guionista, miel sobre hojuelas.


El evento tuvo lugar, como ya he comentado, en 1994, y los editores tuvieron el suficiente critero (¿me oyes, Dan Didio?) de hacer que este cruce no tuviera lugar en las series regulares, dada la complejidad de tramas de muchas de las mismas, sino en dos especiales que abarcaran todos los personajes y que daban inicio y fin a todo, y entre estos dos, en los anuales de las respectivas series.


Así, el primer capitulo del cruce (no lo llamo saga porque podrían confundirlo con Final Crisis o Secret Invasion) era obra de Neil Gaiman y Chris Bachalo, y allí se nos contaba como la desaparición de todos los niños del pueblo de Flaxdown, ponía sobre la pista a los detectives muertos Rowland y Paine, que pronto descubrirán que todos han ido a parar a País Libre, un idílico lugar que esconde mil y un secretos.


Para terminar de involucrar al resto de series de la casa, se echaba mano de los niños o jóvenes de cada una de las series, para así tener la excusa perfecta para dedicar un anual completo al desarrollo de la trama. De esta forma, Maxine, la hija de Animal Man, la Dorothy de Doom Patrol o el Tim Hunter de los Libros de la Magia se verían involucrados en esta Cruzada de los Niños.


Como no podía ser menos, el relato de Gaiman resulta delicioso, sobre todo en los diálogos que mantienen los Detectives Muertos, simplemente perfectos. A los lápices, un Bachalo realmente inspirado, nada que ver con su trabajo actual en varias series, que brilla con especial intensidad en el tramo final, cuando para ilustrar la llegada de los niños a País Libre, utiliza tan sólo los colores rojo y azul, sobre sombras negras, con un resultado espectacular.


El problema venía de la dispar calidad de los anuales que recogían el desarrollo de la saga, que iban desde la simple corrección de los anuales de Orquidea Negra, La Cosa del Pantano, o Los libros de la Magia, al desastre más absoluto de Animal Man o la Doom Patrol, cuyos guionistas debieron pensar que al tener niños de protagonistas, el nivel de guión debía ser el mismo.


Este irregular resultado intentaba cerrarse medianamente bien con el segundo especial, nuevamente de la mano de Gaiman, acompañado de muchos de los guionistas de los anuales, y es que, por mucho interés que el autor de Sandman tuviera en que todos los cabos quedasen bien atados, había desaguisados que era casi imposible justificar, devolviendo a cada guionista la tarea de arreglar sus propios errores.


La única pega que se puede poner, más allá de dos desafortunados anuales, es que de haber dejado todo el proyecto en manos de Gaiman y Bachalo, como un especial unitario, podríamos estar hablando de una maravillosa historia, al nivel de las miniseries que ambos autores dedicaron a Muerte, la hermana de Sandman.


Jose (44)

lunes, 19 de abril de 2010

PREDICADOR. Los ESPECIALES

Guión: Garth Ennis

Dibujo: VVAA

Editorial: DC

Formato: Varios

Precio: Varios

Calificación: 7.5/10

Bueno, pues si hace un poquete hablamos de la serie del predicador más irreverente del universo Vertigo, hoy vamos a rematar la faena enunciando y comentando muy por encima toda la retahíla de especiales que salieron al margen de la colección mientras ésta era publicada.

Quizá el más mejor e importante sea el primero de ellos. Además de que no se trata de un número unitario como ocurre con el resto, sino que es una serie limitada de cuatro números. En ella se nos narra la historia de El Santo de los Asesinos. Y en un alarde de originalidad ¿cómo se llama la serie? En efecto, se llama igual que el personaje. A lo largo de las cuatro grapas Ennis nos narra cómo se creó éste peculiar santo. Una historia del salvaje oeste, con forajidos, pistolas, demonios y el mismísimo infierno. Como curiosidad el tercer número lo dibuja Carlos Ezquerra, en lugar de Steve Pugh que se encarga de los otros tres. ¿El motivo? pues a día de hoy sigo sin saberlo.

Continuaremos con La Historia de Ya Sabes Quién. En éste especial dibujado por Richard Case se nos narra la vida del hijo de Hugo Root. Flojito, de relleno e inservible. Con lo que se nos cuenta en tres viñetas de la serie regular tenemos suficiente. Este especial sobra.

Nuestro viaje continúa con el especial de Los Muchachotes con ilustraciones de Carlos Ezquerra. También se podría clasificar como prescindible. Es una de esas gamberradas que le gusta escribir de vez en cuando a Ennis, protagonizada por Jody y T.C., personajes vinculados al pasado del protagonista de la serie madre.

De ahí pasamos a la historia dibujada por Steve Dillon llamada Cassidy: Sangre y Whisky. Si tenemos en cuenta que el origen del personaje nos es narrado con todo lujo de detalles en la serie principal, en éste especial simplemente tenemos un episodio de la vida del personaje partiendo de la base sentada en el arco argumental de Camino al Sur. Está simpático, pero probablemente sea porque el personaje cae bien.

El siguiente en la lista es Guerra Privada. En él Peter Snejberg nos ilustra el reclutamiento de Herr Starr por parte del Grial. Una vez más no pasa de ser una anécdota.

Y si hasta ahora poco bueno he dicho sobre los distintos especiales (a excepción de la primera miniserie), mal lo tiene el último especial de todos: En lo Alto de la Silla. Esta historia situada en el pasado de Jesse y Tulip sobra totalmente. Ni siquiera el hecho de estar realizada por el mismo dibujante de la serie regular le salva de la quema.

Y hasta aquí llegamos. No hay más especiales publicados. Así que si sois de aquellos que, inexplicablemente, aún no contáis con la serie en vuestros estantes y teniáis la intención de adquirirla en los megatochos de Planeta, mi humilde consejo es que compréis de saldo la de El Santo de los Asesinos en versión de Norma (todavía encontrable) y dejéis pasar el tercer volumen que ofrece Planeta reuniendo todos éstos especiales. Pero, claro, siempre existe el jodido afán de completismo que a todos nos puede...

Nacho (47)

viernes, 16 de abril de 2010

PRIDE & JOY

Guión: Garth Ennis

Dibujo: John Higgins

Editorial: DC

Formato: TPB. 104 Páginas

Precio: $14.95

Calificación: 8/10


Concepto: Garth Ennis.

Definición: Guionista irlandés que cuenta en su haber con numerosas series de carácter cafre-violentas de sello característico marca de la casa.

Concepto: Predicador


Definición: Cúspide del estilo ennisiano y mejor obra jamás publicada en la historia del cómic.


Concepto: Pride And Joy

Definición: Obra escrita por Ennis para el sello Vertigo en 1997. No es Predicador pero cuenta con numerosos toques made in Ennis. Por supuesto, permanece inédita en nuestro país. Y con esto estaría m
ás o menos todo dicho sobre esta miniserie, pero como hoy estoy generoso vamos a decir algo más.

Si el primer número de Predicador salió allá por el 95 y Pride and Joy data del 97 está claro que nos encontramos ante un producto post-Preacher pero mi sentido arácnido me dice que su publicación se debió sobre todo al éxito que tuvo el irlandés con las aventuras de Jesse Custer.

Pride And Joy no es ni mucho menos un mal producto ya que incluso un trabajo menor de Ennis supera con creces la media de la mayoría de tebeos que se publican hoy en día. Y eso que de menor tiene poco pero como digo un poco más arriba tiene toda la pinta de ser una historia que Ennis tenía guardada en un cajón de su escritorio y que gracias a Predicador pudo ver la luz: Jimmy Kavanach hace lo que puede para sacar adelante a sus dos hijos tras la muerte de su mujer. Todo parece ir más o menos bien cuando de repente el pasado vuelve para tambalear la tranquilidad de su hogar. Maleantes, traiciones, muertes desagradables, referencias a la Segunda Guerra Mundial (no podía faltar) y tipos duros. ¿Más de lo mismo? Sí, ¿algún problema?

Si esa formula le ha funcionado durante toda su carrera, ¿para qué la iba a cambiar ahora?

La sorpresa nos la encontramos a los lápices: John Higgins. Sí, es el que ponía colorines a los dibujos de Gibbons en Watchmen. Y para colmo lo hace bastante bien. Unas páginas muy bien planificadas y realmente curradas. Lo dicho, una sorpresa de lo más agradable.

Concepto: Planeta DeAgostini

Definición: Editorial encargada de publicar los cómics de DC en España y que la mayoría de las veces prefiere publicar mal, cosas que no interesan a nadie y dejar sin publicar joyitas como Pride & Joy.

Conceptos: Bookdepositary, Amazon, eBay

Definición: La solución a nuestros males.

Mario (2ª Época#20)

jueves, 15 de abril de 2010

BLEACH

Guión: Tite Kubo

Dibujo: Tite Kubo

Editorial: Glénat

Formato: Libro Rústica. 192 Páginas

Precio: 7.5€ c/u

Calificación: 6.5/10


Cambiando un poco el ambiente cósmico de Marvel, esta semana me gustaría empezar a hablaros de el que es para mi uno de los mejores shonen actuales.

Para los que el término shonen les suene a chino les explico que es un tipo de manga de entre los muchos tipos distintos que hay, cada uno con su propio estilo y dirigido a un publico, como el shojo, seinen, hentai o el yaoi, y el shonen en particular es un tipo de manga dirigido a adolescentes. Básicamente los mangas shonen tratan sobre adolescentes y/o pre-adolescentes con superpoderes que se lían a ostias y salvan el mundo, la villa o a la princesa. Vamos, que si les pones mayas y mascaras más de un manga podría tener el nombre de “Jovenes Vengadores Ninjas” o “One Titan Piece”.

Bleach cumple con creces todas y cada una de las cualidades que un buen shonen debe de tener. Un protagonista carismático que va superándose a cada enfrentamiento, una chavala con grandes pechos con la cual habrá tensión sexual no resuelta (muy típico de estas series), un grupo de amigos que acompañaran a Ichigo (el protagonista de esta serie) en todas sus aventuras, mucha acción y mucho humor.

La historia comienza un día cualquiera en la vida de un chaval para nada cualquiera, ya que Ichigo puede ver a los fantasmas desde que tiene uso de razón. La cosa no pasaría de ser una versión japonesa de Entre Fantasmas sino fuera por la aparición de Rukia Kuchiki, una Shinigami cuyo papel es enviar a los espíritus buenos al más allá y cargarse a los espíritus malos, llamados Hollows, que son monstruos enormes que se alimentan de espíritus normales o de personas con un poder espiritual fuera de lo normal y es ahí donde entra en juego el pobre Ichigo. Sin comerlo ni beberlo Ichigo acabará haciendo el papel de Shinigami sustituto cambiando su vida por completo y la de la gente que le rodea, pues la influencia en sus amigos y familiares será mucho más fuerte de lo que ninguno pueda esperarse.

Los ocho primeros tomos hacen la vez de saga de introducción. Ocho tomos para conocer a Ichigo, su estrambótica familia (los cuales todos pueden ver/sentir espíritus, excepto el padre, de edad mental doce años), los mejores amigos de Ichi y los primeros detalles de la Sociedad de Almas, asociación a la que sirven todos los Shinigamis. Es cuando esta asociación entra en juego cuando el status quo de Ichigo cambiará por completo, obligándole a tomar un camino del cual no sabe si podrá regresar.

Una de las cosas que más me gustan de esta serie es la manera que tiene el autor de mezclar drama y comedia, intercalando escenas donde los protagonistas están haciendo el tonto con otras donde la están palmando o llorando. Para los que intenten acercarse a esta serie les recomiendo que al menos lean hasta el tomo tres, titulado muy acertadamente Memories in the Rain, dónde empezamos a conocer más profundamente a Ichigo, descubriendo el por qué de su personalidad y donde los lectores puedes empezar a empatizar con el personaje.

Sebastián (23)

miércoles, 14 de abril de 2010

COMO un LUNES

Guión y Dibujo: James

Editorial: Bang Ediciones

Formato: Libro Rústica. 160 Páginas

Precio: 12.5€

Calificación: 8/10

Sábado por la mañana. Vuelta por el centro de Sevilla junto a Mario y Jose. Final de mes. Todas las novedades de los treinta días que acaban han sido convenientemente adquiridas. Aún queda algo de dinero en la cartera como para dos o tres cosillas más. Llegamos a la Fnac. Subimos a la última planta. Directos a la sección de cómics. La mirada vaga de aquí para allá parándose en esos tomos de Blueberry que algún día habrá que empezar a comprar. En las obras de Carlos Giménez que aún faltan en las estanterías. En las de Robert Crumb que también esperan su momento....y de repente, los ojos se clavan en un pequeño tomo rojo con un diseño minimalista de esos que uno no puede dejar pasar (esto de ser arquitecto tiene sus filias derivadas). Lo cojo. Lo hojeo. Y directamente me lo pongo bajo el brazo como una de las cosas seguras que terminarán pasando por caja.

Y que tenga la osadía de levantar la mano aquél al que nunca le haya pasado algo parecido. ¿Alguien?. ¿Nadie?...lo imaginaba.

Con Como un Lunes, Bang nos vuelve a sorprender (como ya hizo con Por Ver el Bicho Volar) gracias a una magnífica edición de un material tan desconocido como tremendamente atractivo. En este caso, lo que se recopilan aquí son algunas de las muchas "tiras" (por llamarlas de alguna manera) que su autor, James, lleva tiempo publicando via online. En ellas, el autor, con un trazo simple y una narrativa que economiza sobremanera los recursos, reflexiona, casi siempre desde el humor, sobre diversos aspectos de nuestra existencia. Utilizando a animales antropomorfizados, James nos deja entrever su, a veces cínica, a veces tierna, mirada acerca de temas tales como las relaciones de pareja, la muerte o el sexo. Arropado por la simplicidad visual a la que se acogen todas las páginas, y despojando a las mismas de cualquier asomo de diálogo, el mensaje que el autor nos quiere hacer llegar con cada una de ellas es de una inusitada fuerza que nos deja desarmados. Tal es el genio de James y lo mucho que vale la pena la pequeña inversión que supone la compra de este Como un Lunes.

Sergio Benítez (368)

martes, 13 de abril de 2010

HAUNT

Guión: Robert Kirkman

Dibujo: Ryan Ottley & Greg Capullo

Editorial: Image

Formato: TPB. 120 Páginas

Precio: $9.99

Calificación: 7.5/10


Antes de nada, reconocer que la nota que le he puesto a este cómic es resultado directo de lo bien que me cae Robert Kirkman. Y no, no es que el barbudo guionista de Image se haya dejado caer por mi casa, hayamos tomado unas cervecitas, y el tío sea buena gente, es por la sencilla razón de que escribe como lo haríamos nosotros (si supieramos hacerlo tan bien, claro) y por lo tanto, escribe cosas que nos encanta leer a los aficionados (iba a poner freaks, pero hay que tenerse en alta estima).

Y es que este muchacho decidió reinventar el género de superhéroes con sabor clásico con Invencible, el cómic de zombies donde lo menos importante son los zombies, y hasta se atrevió con el Hombre Lobo, y en todas ellas ha salido airoso. Si no me creen, pueden buscar sendas recomicdaciones de un servidor y sus compañeros de blog, ensalzando las virtudes de estas tres series.

Total, que de buenas a primeras, desde Image anuncian a bombo y platillo (o sea, por internet), que el mismísimo McFarlane se ha unido con nuestro Kirkman para crear un nuevo personaje en la editorial, y vemos en la imagen promocional que tiene toda la pinta de ser Spider-man con traje nuevo, porque hasta una especie de telarañas se dejan ver al fondo. Y claro, tentado por el buen hacer de Kirkman, me dejo llevar y ¡zas! cae incluso en grapas mensuales americanas, que eso de esperar a que salga el TP a veces desespera…

Una vez leídos los primeros cinco números, (que por cierto, sí que forman un TP muy simpático, ya disponible, por si a alguien le interesa), descubrimos que hay detrás de este Haunt que con tanto misterio se nos presentaba. Por un lado, tenemos a un sacerdote de lo más atípico (bueno, en la parroquia de mi barrio, por lo menos, no son así), una especie de versión light de Jesse Custer, el protagonista de Predicador, que fuma, no se afeita y esas cosas. Y por el otro, a su hermano, agente del gobierno metido en unos "fregaos" muy oscuros, tanto, que por lo menos hasta el número cincuenta con portada alternativa de Jim Lee, no los vamos a descubrir todos (bueno, y si la serie vende bien, hasta el cien). Lo que si descubrimos es que la muerte de un hermano deja al otro con la tarea de “custodiar” una especie de traje que parece robado del armario de Veneno, y que acaba por poseerle, y ya no cuento más, que la gracia está en ver lo que pasa luego.

Los guiones de Kirkman, no es que sean un alarde de originalidad, pero a estas alturas, me sirve con que un cómic me entretenga, y eso sí que lo hace, aunque haya algún giro o alguna base secreta subterránea que me suenen de otros títulos de la casa.

La revelación, un Ryan Ottley a los lápices que, una vez entintado por Grez Capullo, no lo reconoce ni su padre, y es que al dibujante de Invencible parecen sentarle bien tanto los chillones colorines de superhéroe como los sombríos y apagados de este Haunt. Además, ya ha anunciado que se marcha y deja solo a Capullo a los lápices, veremos como se defiende.

En resumen, una serie simpática y facilona, que se lee como el que come pipas, y que demuestra que tampoco hace falta ser muy original para entretener y mucho en un cómic mensual de accion y superhéroes.

Jose (43)

lunes, 12 de abril de 2010

The BOZZ CHRONICLES




Guión: David Micheline


Dibujo: Brett Blevins

Editorial: Forum

Formato: 6 Comic-books. 32 Páginas c/u

Calificación: 7.5/10

Estaba yo tranquilamente en mi casita dedicándome a la meditación contemplativa, cuando una extraña comezón me asaltó la base del cráneo. Se trataba de un mosquitillo que me acababa de picar. Unas rascaditas y listo. Pero no, resulta que ésa extraña sensación no desaparecía. ¿Habría desarrollado entonces un sentido especial como el señor Parker? Pues no, no se trataba de éso. Lo que me estaba incordiando es mi conciencia. Resulta que estamos a jueves y todavía no había mandado mi recomicdación para la semana que viene... ¡Cachis!

En éstos casos lo más sencillo es tirar del pirateo, que para algo somo apañoles y ésto se nos da bastante bien. Vamos a ver qué han colgado por las otras webs que sea digno de "homenajear"... ¡Vaya! Pues resulta que no hay nada digno de ser plagiado. ¿Y ahora qué?

Voy a mirar en los estantes de casa a ver si aparece algo... ¡¡Ottia!! ¡El Bozz Chronicles! ¡Y en su edición de Forum cuando publicaban los tebeos de Epic!. Esto lo tienen que conocer cuatro gatos mal contados. Voy a ver si les ilumino un poquete...

Estas crónicas de Bozz es una miniserie de seis numerillos que escribió el señor David Michelinie allá por el año 86. La trama de la serie era básicamente la resolución de crímenes en la época de la Inglaterra Victoriana. Hasta aquí nada raro. Podríamos estar ante un Sherlock Holmes cualquiera, o incluso un Ruse (nota mental: otro día hablar de Ruse). Sólo que en ésta serie el encargado de resolver los misterios era un gran y enorme extraterrestre amarillento con una larga cola y nombre impronunciable cuya nave espacial se estrelló en nuestro planeta. Y como no es bueno que un detective trabaje solo, nuestro simpático alienígena contará con la ayuda de un borrachín barriobajero y una señorita de ésas que ofrecen sus servicios carnales a cambio de una remuneración económica.

Para que los crímenes no fuesen los típicos que pudiesen ocurrir en la época, se tratan de casos relacionados con sucesos paranormales como la resurrección, los rayos de la muerte, los portales al infierno, etc. Vamos, ésas cosillas que uno no se encuentra todos los días. Otra particularidad de la serie era la motivación principal del protagonista: el aburrimiento. Los misterios se le presentaban como una oportunidad de estimular su mente y así alejar de ella los pensamientos suicidas que tenía al verse confinado en nuestro planeta sin posibilidad de salir de aquí.

En el apartado gráfico contamos con un eficaz aunque primerizo Brett Blevins que cumple perfectamente el papel tanto en narrativa como en ambientación. Una curiosa obra detectivesca de ciencia ficcion victoriana (o steampunk como les da por llamarlo ahora) que, por desgracia, supongo que será complicadillo de encontrar a éstas alturas...

Y una vez cubierta la recomicdación semanal, la extraña sensación desaparece tal y como ha venido. A ver si me pongo las pilas y para otra ocasión no apuramos tanto el tiempo. ¡JA! ni yo mismo me lo creo...

Nacho (46)

viernes, 9 de abril de 2010

ALTER EGO

Guión: Alberto Vázquez

Dibujo: Alberto Vázquez

Editorial: Viaje a Bizancio

Formato: Libro Rústica. 72 Páginas

Precio: 10€

Calificación: 7/10

No han sido pocas las veces que he comentado por aquí la dificultad que en muchas ocasiones entraña el escribir acerca de un cómic determinado. El proceso mental que permite trasladar las sensaciones que una lectura produce hasta el momento en que nos es posible plasmarlas en palabras no resulta simple ni mucho menos sencillo si para colmo en ese intento uno trata de unir cierta elocuencia con la claridad que os permita a vosotros, nuestros lectores, enteraros de "qué diantres va el cómic y si vale la pena comprarlo".

En el caso de Alter Ego, responder a ambas peticiones al mismo tiempo se antoja bastante difícil. Por separado sí puedo afirmar a priori que el segundo término de la pregunta tiene fácil respuesta: sí. Sí vale la pena el nimio gasto de diez euros para dejarse engatusar por una historia atractiva y engañosamente infantil. El problema llega cuando uno intenta dar respuesta a la primera parte de la pregunta y se encuentra con el serio escollo que supone hablar de un tebeo en el que Alberto Vázquez juega, desde la simpleza del trazo y la estructura narrativa, a buscar en lector muchas más reacciones de las que uno podría imaginar.

Decía que Alter Ego es engañosamente infantil, algo que su dibujo, con una monocromía alterada tan sólo por la fuerte presencia que supone el rojo, y el que encontremos (como mucho) cuatro viñetas por página, ayuda a reforzar. Pero no debemos dejarnos engañar por un continente que, más que nunca, poco tiene que ver con el contenido. Uno que habla de la complejidad de la existencia humana, del vértigo que se deriva de las relaciones y de la finísima línea (mucho más fina de lo que estaríamos dispuestos a admitir) que separa cordura de locura. En un continuo discurso interno del personaje, Vázquez va abordando el constante tumulto en el que se mueven los pensamientos humanos, ofreciendo al tiempo una atractiva disgresión sobre el modo de afrontar el miedo al fracaso que acompaña al protagonista (curiosamente un dibujante de cómic) durante la gran mayoría del relato.

Exteriorizando quizás los demonios que acompañan a todo creador en el proceso de parir una obra de arte, Vázquez concreta con Alter Ego un sólido trabajo reproducido de manera espléndida por la magnífica edición de la editorial sevillana Viaje a Bizancio, que cuida al máximo la traslación de los originales con un papel de alto gramaje y una impresión ante la que quitarse el sombrero.

Sergio Benítez (367)

jueves, 8 de abril de 2010

PATRULLA X: ASCENSIÓN y CAÍDA del IMPERIO SHI'AR

Guión: Ed Brubaker

Dibujo: Billy Tan & Clayton Henry

Editorial: Panini

Formato: 8 Comic-books. 24/48 Páginas

Precio: 1.95/3.25€

Calificación: 8/10


Muchos creen que todas las aventuras de los X-Men giran en torno al racismo y seres que buscan el poder y el dominio de la humanidad por medio de la evolución genética (que no deja de ser otra variante del racismo), como Apocalipsis o Mister Siniestro. Pero lo que algunos no saben es que otra de las especialidades de los mutantes son las aventuras espaciales (en ese sub-género de la ciencia-ficción que es la Space Opera). Grandes sagas de este tipo son las que escribió Claremont, recordadas con gran cariño, como La Saga de Fénix Oscura o la del Nido.

Y ahora es Brubaker quien, matando dos pájaros de un tiro, nos cuenta una nueva space opera con la que removerá los cimientos del Imperio Shi’ar y además apartará la serie del evento Civil War (todos sabemos que si los mutantes hubieran tomado partido, el lado pro-registro no habría ganado).

La historia comienza con la unión de distintas tramas: por un lado esta Rachel, la Chica Maravillosa, cuya familia ha sido masacrada debido a su relación con la entidad Fénix, por lo cual buscará venganza entre los Shi’ar. Por otro lado tenemos a Vulcano que también busca venganza contra el imperio que mató a su madre y le convirtió en un esclavo y por último tenemos a Charles Xavier en una búsqueda de redención, intentando hacer entrar en razón a Vulcano.

En doce partes, Brubaker narra una gran historia con mucha acción, giros de guión y cambios en el cosmos mutante que muy pocos esperarían. Otros cambios que se producen es en los grandes protagonistas de esta serie, los que para mi son Rachel, Kaos y Vulcano. Ninguno de ellos volverá a ser el mismo después de esta guerra. Pero por supuesto nada es perfecto y Brubaker con los mutantes no lo ha sido para nada. Uno de los defectos que podría achacarle a esta saga es la duración. Aquí hemos tenido suerte de disfrutarla en ocho comics (19-26 de la edición Panini), pero en la edición original ha durado todo un año.

Otro de los defectos podría venir de los dibujantes. Es un gran acierto que esta saga tenga dos dibujantes, uno para los capítulos centrados en Vulcano y otro para el resto. El que más disfrutamos/sufrimos en la saga es a Billy Tan, el cual consigue imágenes muy buenas y logra que sus personajes transmitan muy bien sus sentimientos haciéndolos muy reales pero en demasiadas ocasiones los estos tienen posturas raras o imposibles. En lo que también suele fallar mucho es en la profundidad de los personajes, dibujándolos a veces más grande, otras más pequeños, más o menos robustos e incluso pareciendo que son planos, de cartón (cosa que un buen dibujante debe evitar a toda costa). Afortunadamente el dibujante secundario supera todas estas carencias, aunque solo sea en los tres números en los que participa.

Por supuesto no diré como acaba la trama pero otro detalle que podría parecer un defecto de esta historia (esto ya según de gustos) es que acaba en coitus interruptus, dejándonos con ganas de saber que será de los personajes después de toda esta aventura llena de naves espaciales, mutantes y extraterrestres de muchas razas distintas.

Sebastián (22)

miércoles, 7 de abril de 2010

GIL PUPILA vol.1

Guión: Maurice Tillieux

Dibujo: Maurice Tillieux

Editorial: Planeta DeAgostini

Formato: Álbum Cartoné. 240 Páginas

Precio: 23€

Calificación: 7.5/10

Desde siempre he sido cautivado por el magisterio y los dictados que Hergé y todos sus compañeros y continuadores han creado a lo largo de la historia dando lugar a una forma de entender el arte de la historieta y por ende de la vida. La línea clara francobelga es una de las cosas más grandes que ha pasado en este mundo, aunque en nuestra tierra sigue siendo bastante desconocida pese a que estos países los tenemos a tiro de piedra (ya sabéis amigos, que los gigantes USA y Japón ostentan unos tentáculos y un influjo de lo más poderoso). De entre todos esos popes, hay que mencionar al gran Hergé, Jacobs, Martin (recientemente fallecido), Goscinny, Franquin, Jijé, Greg, Tillieux y un largo etc.


Precisamente de este último, Maurice Tillieux se editaba hace poco y como Dios manda, un primer integral de su personaje Gil Pupila, del que ya publicó algo hace más de 30 años. El integral reune su primera etapa de 1956 a 1960, agrupando cuatro números. En ellos vemos a un joven licenciado en derecho, que investiga casos sospechosos, ayudado por otros dos personajes fundamentales, y aquí viene la primera novedad de su propuesta, ya que agrupa en una sola entidad la divina trinidad del thriller: el detective privado, el malhechor (arrepentido) y el inspector de policía. La diferencia con otros comics de aventuras de la época radica sobre todo en que Tillieux es creador de thrillers, digamos que Gil Pupila es genero negro, en comparación con Tintín o Spirou por poner dos magnos ejemplos.


En los dos primeros Libélula se Evade y Arte y Popaina (el propio Tilleux se adelanto a la censura y se inventó este vocablo derivado de la perniciosa droga) asistimos a la presentación rápida de los personajes y una puesta en acción algo brusca para ponernos detrás de unos traficantes de cocaína que están inundando Francia de tal sustancia. El tercero, El Paso del Ahogado es sin duda el mejor del integral y es una gozada leerlo, tratando sobre un anticuario, la herencia que deja y unos personajes turbios rondando alrededor de ella. La lectura acaba con Los Barcos del Crepúsculo, sobre la fuga de un delicuente y su venganza sobre el abogado que mal lo defendió.


En todos ellos vemos a un Tillieux fuertemente influenciado por Franquin, con los personajes caricaturescos, según explica él, por imposición del editor Charles Dupuis cegado totalmente por el genio del creador de Spirou, que por entonces acosaba insistentemente a sus dibujantes a que se inspiraran en él. Aunque Tillieux no fuera un dibujante virtuoso compensó sus carencias mediante una técnica del montaje digna de Hergé y por un sentido de la composición tomado del cine. Trascendió el género del thriller insuflándolo de buenas dosis de humor encontrando ese difícil equilibrio entre lo ridículo y la acción. Ahí tenemos los constantes juegos de palabra de Libélula y lo calamitoso que hace el personaje del inspector de policía Corrusco. Otro hallazgo en Tillieux es que se presenta como un dialoguista puro, por más secundario que pueda parecer un personaje tiene su propia voz y su fraseología.


Cuando acabas de leerlo, te das cuenta del buen rato de entrenimiento que has pasado y, a mi por lo menos, me afloró un sensación nada justa con el tebeo de compararlo con Franquin y su Spirou, que todo sea dicho, junto con Tintín y Astérix forma el triunvirato de oro de la historieta francobelga, pero Tillieux, por todo lo que he comentado supo darle su toque y su impronta personal convirtiéndolo en otra de las referencias del comic europeo.


Toni (24)