domingo, 15 de junio de 2008

ROSE

Guión: Jeff Smith

Dibujo: Charles Vess

Editorial: Astiberri

Formato: Cartoné. 170 Páginas

Precio: 15.00€

Calificación: 8/10

Cuando el primer número de Bone cayó en mis manos allá por 1996 (más o menos), la serie ya llevaba cinco años cosechando un éxito fabuloso al otro lado del charco. Por aquel entonces yo todavía compraba comic-books y recuerdo que la espera mensual del paquete de Previews se hacía bastante eterna, tal era la mella que, con muy pocos números, habían dejado en mi Fone, Smiley, Phoney, Grandma Rose y, por supuesto, Thorn. Tras dejar de lado la compra de comic-books por mera comodidad (y porque con la cantidad de colecciones que llevaba para adelante mi memoria se resentía mes a mes) y comenzar a tirar de tomos recopilatorios, el impresionante final de la colección se antojó inalcanzable; más si cabe por los vanos intentos en evitar que algún fan descerebrado me lo destripase en algunos de los muchos foros por los que me movía por esos tiempos.

La magia que durante más de una década supo destilar Jeff Smith con sus entrañables personajes me atrapó de tal manera que, hasta fecha de hoy, puedo afirmar haber comprado todas las recopilaciones que se han hecho (al menos en inglés) de las aventuras de los Bone: por mi biblioteca deambularon todos los recopilatorios en tapa blanda de Cartoon Books hasta que convencí a un buen amigo para que me los comprara y poder permitirme la adquisición de el Bone: One Volume Edition, una bestialidad de tomo con 1.300 páginas de gramaje similar a las utilizadas en cualquier Biblia y firmado por el propio Jeff Smith. Pero no acaba ahí la historia, puesto que, a falta de los dos últimos volúmenes, también estoy coleccionando la maravillosa edición en color de Graphix. Por si ello fuera poco, las dos historias fuera de continuidad para las que Smith se tomó un año sabático de la colección matriz han visto su adquisición por partida doble: primero la edición americana en TPB (o trade paperback, lo que aquí conocemos como tapa blanda), edición que ha sido sustituida convenientemente por la más duradera en tapa dura publicada por Astiberri.

Titulada simplemente Rose, la segunda de las historias anteriormente citadas (la primera es Stupid, Stupid Rat Tails con guiones de Tom Siegnoski) es la única historia de Bone no dibujada por Jeff Smith, a excepción de una pequeña broma incluida como complemento de la anterior dibujada por Stan Sakai. En su lugar un Charles Vess pletórico toma el pulso de los personajes para regalarnos un trabajo que nada tiene que envidiarle a su opus magna, Stardust. Los hábiles lápices de Vess acompañados del esplendoroso uso del color que siempre le ha caracterizado, convierten cada viñeta y página en pequeñas obras de arte dignas de ser estudiadas con atención. El gusto por el detalle (esos hálitos de frío) y la perfecta composición hacen que en la lectura de Rose no se extrañe en ningún momento a la magistral simpleza de Smith, cuya labor queda acotada al guión.

Éste, nos narra el ascenso de Briar, la hermana de Grandma Rose, a heraldo del Señor de los Saltamontes, traicionando a toda su familia y enseñanzas en el proceso. Tan dramática historia impide a Smith echar mano del socarrón y refrescante humor del que hace gala en casi todo el desarrollo de Bone, y quizás sea este el mayor pero que se le puede poner a la presente miniserie, su seriedad. De hecho, sino fuera porque aparecen personajes como Lucius o el Dragón Rojo, amén de los encapuchados de la hermandad Veni Yavin, sería casi imposible afirmar con rotundidad que estamos delante de un relato inmerso en el micro universo de Bone.

Con todo, la lectura de los tres prestigios originales reconvertidos a tomo para la ocasión, despeja muchas dudas planteadas pero no resueltas en la colección madre, y supone un giro diferente dentro del tono generalmente distendido de aquella. Sin lugar a dudas, lectura obligada para todos los Bonemaníacos que andan sueltos por ahí. Si tu no eres de ellos, ¿a qué diantres esperas?.

Sergio Benítez (4)