viernes, 14 de mayo de 2010

STITCHES

Guión: David Small

Dibujo: David Small


Editorial: Random House Mondadori

Formato: Cartoné 336 Páginas B/N

Precio: 19,90 €

Calificación: 8,5/10


No han sido pocas las veces que con mi compañero de blog Sergio nos hemos pegado unas buenas risotadas hablando de un nuevo género en los comics: el de las enfermedades rarotas. Sí, ya saben, Píldoras Azules, Epiléptico, Una Posibilidad Entre Mil y un largo etcétera de obras que poseen una calidad tan grande como extrañas las enfermedades que se muestran en ellas. No entiendan mal la broma, las risotadas no son por las vivencias relatadas, son porque lo que empezó como algo puntual parece haberse convertido en una auténtica pandemia.


Pues tengan cuidado, al barrio parece que está llegando un nuevo vecino. Lo vamos a llamar cariñosamente el tebeo machaca ánimos. Hace poco me apuntaban que Miguel: 15 Años En La Calle es un relato demoledor. Pues aquí les traigo otro ejemplo: Stitches, Una Infancia Muda.


Si algo tienen en común las obras pertenecientes a este género es que no se deben leer bajo ninguna circunstancia en un día lluvioso, o si te has levantado un poco depre, ya saben, si es uno de esos días. ¿Motivo? Bien sencillo. Puedes acabar tirándote de cabeza por la terraza de tu casa.


La obra ideada por David Small nos cuenta de manera autobiográfica lo “bien” que se lo pasó durante la infancia y adolescencia. Unos padres que son un regalito, sobre todo la madre, aunque la abuela no le va a la zaga. Algo ocurrirá para que el autor se dé cuenta de la pasta de la que están hechos sus progenitores. Algo que marcará la vida de Small para siempre.


Ni que decir tiene que las ilustraciones del autor, que en un principio nos pueden parecer un pelín de trazo suelto, demasiado suelto, al final acaban siendo de lo mejor del cómic. Reflejan a la perfección la desesperación del protagonista, el ambiente tan sumamente inquietante de la casa del protagonista, el hospital donde transcurren ciertos hechos y toda una colección de situaciones que hacen que el lector de sienta más molesto e incomodo que Falete con una faja XS.


Grandísima obra independiente que fue la más vendida el año pasado en un sitio como Amazon. Eso solo quiere decir una cosa. ¿Qué es buena? Hombre, eso puede pasar o no, que en este caso en concreto, pasa, pero sobre todo, que a la gente le encanta pasar un mal rato. Con lo graciosos que eran los tebeos en otros tiempos. Buenos y malos repartiéndose tollinas y al final ganan los buenos. Punto. Aquí no. Aquí no se dan tortas y al final no gana nadie. Todo el mundo pierde. Lo que yo les diga. Un nuevo género ha aparecido para arruinarnos el día. Y viene para quedarse.


Mario (2ª Época#21)

3 comentarios:

Toni dijo...

Me descojono con la reseña, muy buena Mario. Ya le había echao el ojo, pero tb me avisaron que era un poco durilla en ese aspecto, cosa que hoy en día no me apetece nada.
Saludos.

El_Calambre dijo...

Completamente de acuerdo.

Goku_Junior dijo...

Tiene pinta de dramon de los que a mi me gustan, que los terminas de leer y si estas en unos de esos dias acabas soltando dos lagrimones como puños o se te encoje el corazon.

Masoca que es uno.