jueves, 8 de abril de 2010

PATRULLA X: ASCENSIÓN y CAÍDA del IMPERIO SHI'AR

Guión: Ed Brubaker

Dibujo: Billy Tan & Clayton Henry

Editorial: Panini

Formato: 8 Comic-books. 24/48 Páginas

Precio: 1.95/3.25€

Calificación: 8/10


Muchos creen que todas las aventuras de los X-Men giran en torno al racismo y seres que buscan el poder y el dominio de la humanidad por medio de la evolución genética (que no deja de ser otra variante del racismo), como Apocalipsis o Mister Siniestro. Pero lo que algunos no saben es que otra de las especialidades de los mutantes son las aventuras espaciales (en ese sub-género de la ciencia-ficción que es la Space Opera). Grandes sagas de este tipo son las que escribió Claremont, recordadas con gran cariño, como La Saga de Fénix Oscura o la del Nido.

Y ahora es Brubaker quien, matando dos pájaros de un tiro, nos cuenta una nueva space opera con la que removerá los cimientos del Imperio Shi’ar y además apartará la serie del evento Civil War (todos sabemos que si los mutantes hubieran tomado partido, el lado pro-registro no habría ganado).

La historia comienza con la unión de distintas tramas: por un lado esta Rachel, la Chica Maravillosa, cuya familia ha sido masacrada debido a su relación con la entidad Fénix, por lo cual buscará venganza entre los Shi’ar. Por otro lado tenemos a Vulcano que también busca venganza contra el imperio que mató a su madre y le convirtió en un esclavo y por último tenemos a Charles Xavier en una búsqueda de redención, intentando hacer entrar en razón a Vulcano.

En doce partes, Brubaker narra una gran historia con mucha acción, giros de guión y cambios en el cosmos mutante que muy pocos esperarían. Otros cambios que se producen es en los grandes protagonistas de esta serie, los que para mi son Rachel, Kaos y Vulcano. Ninguno de ellos volverá a ser el mismo después de esta guerra. Pero por supuesto nada es perfecto y Brubaker con los mutantes no lo ha sido para nada. Uno de los defectos que podría achacarle a esta saga es la duración. Aquí hemos tenido suerte de disfrutarla en ocho comics (19-26 de la edición Panini), pero en la edición original ha durado todo un año.

Otro de los defectos podría venir de los dibujantes. Es un gran acierto que esta saga tenga dos dibujantes, uno para los capítulos centrados en Vulcano y otro para el resto. El que más disfrutamos/sufrimos en la saga es a Billy Tan, el cual consigue imágenes muy buenas y logra que sus personajes transmitan muy bien sus sentimientos haciéndolos muy reales pero en demasiadas ocasiones los estos tienen posturas raras o imposibles. En lo que también suele fallar mucho es en la profundidad de los personajes, dibujándolos a veces más grande, otras más pequeños, más o menos robustos e incluso pareciendo que son planos, de cartón (cosa que un buen dibujante debe evitar a toda costa). Afortunadamente el dibujante secundario supera todas estas carencias, aunque solo sea en los tres números en los que participa.

Por supuesto no diré como acaba la trama pero otro detalle que podría parecer un defecto de esta historia (esto ya según de gustos) es que acaba en coitus interruptus, dejándonos con ganas de saber que será de los personajes después de toda esta aventura llena de naves espaciales, mutantes y extraterrestres de muchas razas distintas.

Sebastián (22)

3 comentarios:

Marione dijo...

Cuando me enteré de que el bueno de Bru iba a guionizar los X Men no me lo terminaba de creer. Mi picó la curiosidad y su lectura presunta era cuestion de tiempo.

Esta primera, creo, saga me dejo muy buen sabor de boca. Cuando continue con el resto de numeros pueeeeeeeees... Como que se va desinflando poco a poco hasta llegar a algunos numeros de autentico sopor. No pasa na de na.

A este hombre le va mas las conspiraciones en la sombra, los dobles agentes, cosas que serian muy dificiles de meter en un mundo como el de los mutantes.

Saludazos

sebelo2 dijo...

A mi es que si ya los superhéroes me llaman poco la atención, los mutantes lo hacen menos que ver a Amy Winehouse en bolas :S
Saludetes,
Sergio

Goku_Junior dijo...

Marione esta es la mejor saga que ha hecho Brubaker para los mutantes. El resto como mucho, mucho, mucho ha llegado a entretenido.

Sergio m'as dejao muerto! xDDD jajaja no vuelvas a usar esa comparación en mi presencia almenos que sea para hablar de Loeb. Es cierto que despues de seguir a los mutantes un tiempo todo te parece igual pero de vez en cuando hay alguna historia interesante (pero eso si, rara vez en la serie madre, que cada vez me parece más una serie para hacer experimentos con los dibujantes o algo...).

Si esta saga no te ha interesado dudo que su secuela tampoco jeje (aunque esta dibujada por un español!)