jueves, 25 de febrero de 2010

NEW X-MEN #15 al 35

Guión: Craig Kyle & Chris Yost

Dibujo: Paco Medina & Scottie Young

Editorial: Panini

Formato: Comic-book. 48 Páginas

Precio: 1.7/3.5€

Calificación: 9/10


Bien es cierto que podría haber empezado a reseñar esta serie desde su nº 1 pero siendo sinceros la verdad es que me hice fan y seguidor de ella y de sus jóvenes protagonistas a partir del nº 15 (nº 20 usa). Hasta entonces la serie era una especie de Smallville con unos hombres X jóvenes intentando ser héroes o siguiendo el dictado de sus hormonas. Pero entonces el Día M llegó y las vidas de los mutantes cambio drásticamente.

Al cambio de ambiente le acompañó el cambio de equipo, siendo los guionistas Craig Kyle y Chris Yost los encargados de hacer de las vidas de estos chavales un infierno. Desde el primer momento se nota el cambio, ahora los chavales deben de aceptar que ya no son el futuro de la especie humana, sino un vestigio que puede acabar extinguiéndose gracias a la ayuda de personajes como el Reverendo William Stryker y su secta Los Purificadores, Nimrod o la organización El Complejo (“padres” de X-23), protagonistas de los primeros arcos argumentales de la serie post-Dinastía de M, muy bien dibujados por Paco Medina, que no solo sabe escenificar buenas peleas sino que hasta pudo hacer un número doble para acabar el primer año de su etapa en la serie.

Después de todo este infierno por el que pasan los chavales uno se pregunta que qué más les pueden hacer. Pues si han sobrevivido a un infierno metafórico les tocaba sobrevivir a uno literal, o más bien al limbo (que para el caso es lo mismo) y al regreso de cierta chavala que solía rondar por allí. Estos números, 30-33, y los dos siguientes, 34 y 35, (los últimos antes de la saga Complejo de Mesías) están dibujados magistralmente (o cualquier otra palabra grandilocuente) por Skottie Young, cuyas viñetas parecen fotogramas sacados de alguna de las mejores películas de animación japonesa (y no, no es amerimanga). Aunque las últimas tramas que el dúo Kyle y Yost escribieron fueran malas merecería la pena echarle un vistazo a estos cómics solo por el dibujo. Pero es que no lo son, y lo que podría ser una historia de “resurrección” de cierto personaje ya visto muchas veces acaba siendo una odisea que no deja descanso a los protagonistas ni al lector.

Para concluir todos estos momentos de acción y drama sin descanso, el equipo nos regala dos números de relax a modo de epílogo de toda la saga (y a la vez prólogo de lo que vendrá). Los jóvenes (y los adultos) x-men tienen un momento para descansar y sentarse a reflexionar que ha pasado con sus vidas en los últimos meses, que es lo que ha cambiado y como se van a enfrentar a ello.

Si después de leer todo esto aún os preguntáis por que he puntuado tan alto esta serie deberíais leer los demás títulos mutantes para daros cuenta que esta (junto con X-Factor) es el patrón por el que DEBERIAN medirse las series protagonizadas por los X-men. Pero, desgraciadamente, no lo es.

Sebastián (17)

5 comentarios:

Nacho dijo...

Yo es que estoy peleado con los muties. Me largué al poco de venir Jim Lee y sólo regresé para Morrison (mola!) y Whedon (decepcionante!)

Así que...

Saludos!

Jose dijo...

Hay que ver la manía que le ha dado a este muchacho con que me reenganche a los mutantes...

Primero X-factor, ahora esto...

Bueeeeeno, le echaré un ojillo, pero no prometo nada, eh? que con esta tiesura, miro las compras con lupa.

Un abrazo

Goku_Junior dijo...

Nachete entiendo que dejaras a los mutis, llevo un tiempo siguiendo Patrulla X, la que se supone serie central y al final resulta la menos interesante.

Jose aun me quedan por reseñar más cosas sobre los mutantes jeje pero estas dos series son de lo mejor. Ya llegaran los palos con Patrulla x.

Anthor dijo...

Madre mía, Sebas, o escribes muy bien o es que el cómic es realmente bueno (no, las dos cosas no pueden ser).

... déjamelo, andaaaaa, porfiiiii...

Yota dijo...

Para mi sin duda, la mejor serie mutante de la última decada.