viernes, 29 de mayo de 2009

IAN integral

Guión: Fabien Vehlmann

Dibujo: Ralph Meyer

Editorial: Dibbuks

Formato: Rústica. 200 Páginas

Precio: 18€

Calificación: 9/10

Si hay una experiencia recurrente que detesto profundamente es la de ir al cine a ver una producción española e ir sintiéndome paulatinamente más incómodo conforme el final se acerca, sobre todo por la certeza (casi siempre ineludible) de que la conclusión de la cinta se cargará todo lo bueno que hemos visto hasta entonces. Cuando cuento esta historieta a alguien y me pide un ejemplo claro de lo que estoy diciendo siempre tomo el mismo: El Día de la Bestia, una cinta fresca con actuaciones estupendas por parte de todo el reparto pero que en su clímax se venía abajo indefectiblemente.

Algo parecido es lo que me suele pasar cuando me siento a leer un cómic europeo, cuanto mejor es el transcurso de la lectura, mayores son los temores de que los autores tropiecen de forma sonora en el final. Y esa fue la sensación que me mantuvo acongojado (por no decir acoj....) durante las primeras ciento noventa y cinco páginas de IAN; aunque a tenor de la calificación obtenida, es evidente que su final resulta de lo más adecuado y no rompe en absoluto con lo pergeñado por Vehlmann y Meyer en el resto de la lectura.

Aunque el orden lógico de comentar un tebeo siempre me haya parecido que es guión-dibujos, no voy a poder evitar invertirlo en esta recomicdación, más que nada porque lo que Meyer logra con sus páginas en IAN sólo puede calificarse de MAGISTRAL. Ignorando de forma consciente las cacareadas y evidentes influencias de Moebius en el dibujo del francés, es imposible no quedarse anonadado ante la cantidad de detalles, la perfección en las perspectivas, lo increíble de los diseños, la maestría con la que queda caracterizado cada personaje y la fluida narrativa con la que Meyer sorprende una y otra vez a lo largo de las doscientas páginas que conforman este tomo integral. Y si en el primer volumen de los cuatro que conforman la cuidada edición española de Dibbuks se nota cierta profusión en el entintado de unos lápices que tienen que ser un placer para la vista, Meyer corrige tal tendencia con un dibujo mucho más claro en los otros tres números, ayudándose de aguadas grises que otorgan mayor profundidad y mejor definición a su asombroso trabajo.

Con tamaña "competencia" a su lado Vehlmann tiene realmente complicado que su guión quede a la altura de lo que Meyer extrae de él para plasmarlo en el terreno visual. Pero al contrario de lo que se podría esperar (un envoltorio magnífico, para una historia de lo más floja), el guionista francés pergeña una trama en la que se dibuja un futuro próximo bastante plausible que huye de agoreras miradas apocalípticas para centrarse en ofrecer una visión algo crítica, pero de marcado carácter fantástico, acerca de la creación de inteligencia artificial con forma humana. Tal punto de partida sirve a Velhmann para analizar lo deleznable de la segregación racial, apuntando esta vez las iras de sus personajes humanos a la aberración que supone IAN (acrónimo de Inteligencia Artificial Neuromecánica). De forma simultánea, y aunque sea a través de un ser que no es humano, Vehlmann araña la superficie del debate de hasta dónde llega la influencia de los medios de comunicación actuales sobre la sociedad.

Como decía al principio, IAN resulta una lectura compacta, con muy pocas fisuras a las que asirse desde un punto de vista negativo. En este sentido, mucha gente ha criticado la decisión de Dibbuks de no publicar la edición en color (que por las planchas que he podido ver tampoco es nada del otro mundo), defecto que, en la opinión del que esto suscribe, no sólo es inexistente sino que con esta las páginas en blanco y negro se permite al lector disfrutar mucho más del excelente trabajo de Meyer.

Sergio Benítez (173)

8 comentarios:

Ali dijo...

Es muy difícil cerrar una gran historia con un final que mantenga el nivel o lo supere (p ej: "el planeta de los simios" y "el padrino I parte"). Muchas obras pecan de éso pero si lo consigues, el final queda grabado con fuego en tu memoria.

Mi teoría de "el día de la bestia" es que después de tomarse todo el LSD, todo lo que ven, a partir de ese momento hasta el final de la película, es producto de su imaginación drogada. El final del film sería el subidón del ácido. Lo de que nace el anticristo sólo lo "ven" ellos y en el fondo solo matan a los de LIMPIA MADRID.

Perdón por desviar mi comentario hacia el celuloide.

Saludetes y buen finde

Caracrater dijo...

Un comic con una historia muy interesante y con un dibujo espectacular, que debido a que cuando lo compre, junto con una avalancha de comics, le lei rapido y creo que mal, ( me lo dije a mí mismo hace un par de meses cuando lo volvi a sacar buscando obras del guionista del Marques de Anaon, que lo tenía que volver a leer........y ahora zas!! llega tu recomicdación y me reafirma en la idea de que necesita relectura ya).

Hablando de dibujantes, ha salido ahora un tomo llamado fINAL INCAL, que ya sabemos de que va y nos podemos esperar mas de lo mismo de Jodorowsky, pero el apartado grafico que corre a cargo de un tal Ladronn es sencillamente genial y espectacular.
Pues eso. un saludo.

Nacho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nacho dijo...

Bueno, Toni, como sé que el pijamismo y tú estáis un poco peleados, te lo perdono.

Pero que sepas que el caballero ya lleva unos añetes en el ajo. Incluso ilustró la serie limitada de los Inhumanos que escribieron los compatriotas Pacheco y Marín...

Aquí te enlazo un listadillo de más de 150 cosillas suyas:

http://www.comics.org/search.lasso?sort=chrono&query=Ladronn&type=credit

Por si quieres intentar ver algo más suyo.




Qué, Sergio ¿creías que en ésta entrada no te comentaba? ¡¡Pues te chinchas!!

Alberthor dijo...

Ali, no es que sea "tu teoría" sino que es lo que realmente pasa en la peli. Es cierto que mucha gente no se da cuenta de que es un viaje lisérgico, pero es así y me encanta que resuelva así, pero eso es harina de otro costal.

En cuanto a la recomicdación ya había leido otra por otro blog y lo ponía tan bien que ya me picó el gusanillo, ahora veo otra que me incita. Abrá que picar, pero es mala época teniendo en cuenta la avalancha de novedades que ha caido (por lo menos a mí).

Saludos!

sebelo2 dijo...

Puffff, os dejo un día sólos y me inundáis a comentarios ;P.
Por partes:
- La teoría del LSD la conocía, pero en un filme que pretendía ser fantástico, nunca me terminó de cuadrar. Además, ya podían haberlo explicado mejor, coñe.
- Toni, no puedo añadir nada. Relectura, ¡YA!.
- Y ya vi ayer lo de Final Incal, pero es que todavía estoy recuperándome de las secuelas del último que lei de la saga de Jodorowsky, y no quiero volver a pasar por la experiencia, la verdad.
- En cuanto a Ladrönn, si Incal te parece bestial, busca por ahí Elephantmen. Hay dos tomos, uno que se editó por Dolmen, y el otro publicado en yanquilandia. La historia no está muy para allá (los guionistas son Joe Casey y Richard Starkings, sí, el de Comicraft) pero por el dibujo vale la pena comprárselos de cabeza. Y si sois de esos, Image también editó un libro de ilustraciones brutal.
- Confiaba plenamente en que tu comentario aparecería, estimado Nachete (léase con flema británica).
- ¿Qué me vas a contar de los últimos gastos?. Según el recuento que he hecho esta misma tarde, ya he superado los 300€ en Novedades del Salón...."pa habennos matao". En fin, una vez al año es una vez al año. Como dice Mario, eso de que el Salón dure tres días es mentira. El salón dura los tres meses que uno tarda en consumir todo lo que se compra en un día ;).
Saludetes a todos,
Sergio

Caracrater dijo...

De verdad que es una maravilla lo que uno aprende y enseña en un blog como lecturas recomicdadas, cada dia lo valoro mas. Gracias Sergio, gracias nacho y Mario, claro esta.
De Ladronn no sabia nada mas que lo que vi el otro día ojeand este final incal, pero ahora que lo decis, no me extraña que tenga bagaje, sobre todo en el pijamismo, el mercado que les da de comer. A uno que le atrae lo bueno.(tambien)

Aparte, mi amigo librero me dijo el otro día que en el Ordenador podía saber lo que llevaba gastado en comics. Friamente le dije que jamas me lo dijera. Por amor de Dios.
Y ayer me compre,(con foto incluida que me hizo mi librero) un batman, La broma asesina, reconozco que lo hize por Bolland, y me gusto bastante.
Pues eso . Ciao..

sebelo2 dijo...

Nacho, Toni te acaba de incluir en nuestra pequeña familia recomicdadora ;P...al final me veo uniendo nuestros blogs en una fantástica página web ;O
Gracias a ti Toni, y a todos los que estáis ahí todos los días leyéndonos.
Y esa foto me gustaría verla para corroborar que te has comprado lo que dices nene, no es que no me fíe de tu palabra, mucho cuidado, es que no te veo comprando pijamismo. De todas formas has empezado por algo muy grande como la Broma Asesina (de la que puedes leer una recomicdación que le hice en agosto del año pasado).
Saludetes y de nuevo gracias a todos,
Sergio