miércoles, 24 de septiembre de 2008

HARD BOILED

Guión: Frank Miller

Dibujo: Geoff Darrow

Editorial: Norma

Formato: Album TD 120 Páginas

Precio: 19,50 €

Calificación: 5/10

Permítanme que comience la reseña de hoy invitándoles a hacer un sencillo ejercicio de retrospección. Recuerden cuando éramos mozalbetes bastante inocentes y nos conformábamos con muy poco. Podíamos pasar horas y horas dándole patadas a una pelota, solos o acompañados, incluso cuando no había pelota, con la plata de liar el bocata; podíamos jugar al 1X2 o abc y repartir tollinas a diestro y siniestro. Supongo que también recordarán unos libros que se hicieron muy famosos, los de ¿Dónde está Wally? La tarea consistía en encontrar a un pollo que siempre iba vestido con su jersey a rayas rojas y blancas, y un gorro de lana a juego estuviera donde estuviera, ciudad, montaña, playa o el espacio sideral. La gracia radicaba en que las paginas estaban plagadas de detalles que hacían la tarea un tanto difícil: miles de personas, sombrillas, platillos volantes y un largo etcétera que por momentos nos hacían desesperar y preguntarnos: ¿Por qué este maldito gafotas no ha podido ir a la playa otro día? Tenia que venir justamente hoy, que hay alrededor de cinco mil personas, solo en la orilla.

Bien, una vez situados, intenten encontrar, al menos, un par de diferencias entre esos libros de Wally y el comic que tenemos hoy entre manos, Hard Boiled. Tómense su tiempo. Bien…, ya, ¿no?...ahora, ¿si?. Pues nada, no se aburran. Es imposible que encuentren dichas diferencias por la sencilla razón de que no existen. Es muy fácil, en las dos obras nos vamos a encontrar páginas plagadas de detalles hasta extremos enfermizos, una labor de llenado de página INCREIBLE. Y en cuanto a la historia, pues eso, ¿qué historia?

En una reseña anterior, contaba que, junto con el tomo de Silvio José, este Hard Boiled no era capaz de conseguirlo ni a la de tres. Imaginen mi felicidad cuando Norma lo anunció entre sus futuras publicaciones. Por fin iba a poder disfrutar de esta obra de Miller y Darrow. ¿Disfrutar? Menuda decepción me llevé el otro día cuando termine el tebeo. Decepción y algo de enfado por los 20 castañazos que me había costado. Peor que un dolor de muelas oigan.

Las llamadas gamberradas de Miller habían tenido desigual suerte a lo largo de su carrera. Recuerdo su Bad Boy junto a Bisley, un tebeo que se leía con facilidad y que estaba bastante potable. También recuerdo el especial de Sin City Noche de Paz en el que, tras veintitantas ilustraciones a toda página, nos encontrábamos un bocadillo en la última. Algunos lo tacharon de timador y otros, entre los que me incluyo, de genio. Pues bien, este Hard Boiled, no llega ni a gamberrada. Que despropósito de ¿guión? Si buscan una historia en la que solo se vean tiros, explosiones, coches volando, sangre, ultraviolencia y casquería en cantidades industriales, no lo duden, a por este Hard Boiled de cabeza. Pero ahí se queda la cosa. Unas ilustraciones sobresalientes, con un detallismo en cada página que es para llevarse un buen rato mirándolas, créanme si les digo que la lectura no se resiente con tantos parones que hagamos. Resulta increíble que Geoff Darrow no acabara convirtiéndose en un calentista* después de esta obra. En nuestro país tan solo está publicado este Hard Boiled y su Shaolin Cowboy, de la cual solo tengo la referencia de mi amigo Sergio, digamos que es una obra que no te deja indiferente.

Para más fastidio, la edición de Norma cuenta con un par de detalles que me puso de los nervios. El primero es ver en la portada un anuncio que reza: “Próximamente en Cines Por el autor de Sin City y 300” ¡Y no es una pegatina! Está bien escrito en la sobrecubierta. Dios mío, que crimen contra el buen gusto. Y segundo, en las páginas 94 y 95 podemos ver claramente unas anotaciones, parece que a rotulador, en la parte baja de las ilustraciones. Por favooooor. Que son 20 euros, cuiden este tipo de detalles.

Para la nota final suelo puntuar dibujo y guión por separado para después sumarlos y dividir por dos. Pues bien si finalmente he puntuado con un 5 y creo que el trabajo de Geoff Darrow es de 10, ya saben lo bien que lo hace Miller en este tebeo. Vamos, que se ha coronado.

Marione (19)

* Hot Artist – Caliente Artista – Calentista. Pues nada, ya tenemos palabro para referirnos a esos dibujantes que con cada nuevo trabajo provocan más expectación. A mandar.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

SOlo echándole un vistazo, apesta a efectos especiales. Se puede incluso leer en la tienda con tres visitas. ME alegra tu opinión, vistos otros comentarios tan favorables en otros blogs, a veces considero que mi gusto es muy raro.
Miguel

sebelo2 dijo...

Hehehe,
yo me lo he pillado porque soy un freak de narices. Ahora, es como tú dices, te lo "lees" en la tienda y veinte euros que te ahorras.
Bienvenido seas Miguel.
Saludetes
Sergio

Marione dijo...

Cuando dices "gusto raro" supongo que te refieres a que tienes cierto sentido de la realidad, porque cualquiera que haya ¿leido? este comic poco podrá decir a favor de la historia. A mi también me alegra coincidir con alguien en este tema. Gracias por tu comentario.

jose maria dijo...

La verdad es que es uno de los pocos trabajos de Miller que no tengo, quizá por eso que comentáis del agobio que da leer cada página.

Sin embargo, he tenido que comentar, para que ese "Calentista" no cayese en saco roto.

Muy grande, nuevamente, sobre todo si te refieres a gente tipo Fran Cho, más caliente que artista. (Necesito mas Liberty Meadows ya...)

Un abrazo, Mario.

Marione dijo...

Pues nada Jose Maria, si no lo tienes no te lo vayas a pillar por Miller. Eso sí, graficamente de los más bestia que te puedas echar a los ojos. Detalles para llevarte horas y horas mirando las viñetas. Para Liberty Meadows ponte en contacto con Sergio que es otro pillado de Cho.
Muchas gracias y un abrazo pa ti también.

sebelo2 dijo...

Llegas tarde Mario, Jose se prendó en su momento con Liberty Meadows porque un servidor lo picó de mala manera. Y sí, yo también necesito a Cho de vuelta en Liberty Meadows porque, la verdad sea dicha, desde que lo dejó tampoco ha hecho nada del otro mundo (bueno, Shanna estaba bien, pero todos sabemos por qué ;).
Saludetes
Sergio