miércoles, 10 de septiembre de 2008

WOLVERINE: ENEMY of the STATE

Guión: Mark Millar

Dibujo: John Romita Jr

Editorial: Marvel

Formato: Cartoné. 160/190 Páginas

Precio: 19.99/21.99 $

Calificación: 7/10

Corrían otros tiempos cuando este canadiense de peinado imposible y estrafalario uniforme se vendía como el mejor en su trabajo. El virus “Equipo A” infectaba a nuestro mutante favorito, y es que por muy chungo que nos lo pintaran, el amigo Logan no pasaba de arañar al maloso de turno y destrozar cuantas paredes se interpusieran en su camino. Siempre me preguntaba, ¿por qué siendo tan fiero y tan zumbado, no cortaba a sus enemigos en rodajas cual barra de mortadela?.

Pasó el tiempo y uno se iba dando cuenta de lo que significaba el Comic Code y demás mandangas. Pero mire usted por donde que llega el tan ansiado enfoque adulto a los comics. El desembarco de una legión de guionistas para dar una visión más (¿o menos?) realista de los superhéroes era un hecho y unos de los abanderados de este movimiento es el que tratamos hoy en esta reseña: Mark Millar.

Publicada bajo el sello Marvel Knights, este Lobezno: Enemigo Del Estado dejó sin respiración a más de uno, entre los que me incluyo, al menos en su primera lectura. Mi amigo Sergio se me había adelantado en la lectura de esta saga (y van…) y me puso en antecedentes. Que si era muy cafre, el Lobezno más bestia que se recuerda, etc, etc… Tampoco me sorprendí mucho ya que era la enésima versión del personaje que vendían como la definitiva y uno ya no tiene 10 años como para emocionarse.

Como he apuntado un poco más arriba, tras la primera lectura hace ya algún tiempo, todo lo que me advirtió Sergio era cierto. Menudas carnicerías se pueden ver en estas páginas, casquería a porrillo. Era el Lobezno que siempre nos habían estado vendiendo de boquilla pero esta vez nos lo estaban mostrando de verdad. Para terminar de arreglar la cosa, la trama cuenta con elementos tan dispares como Nick Furia y SHIELD, Romita Jr, Elektra y la Mano, Romita Jr, Gorgón, un enemigo nuevo que da bastante grima y mal rollo, Romita Jr, los 4 Fantásticos y en los dibujos Al Milgr… nooooooo.

Puede que no sea el mejor trabajo de este grandísimo autor, y esto se debe en gran parte, al entintador Klaus Janson, para lo bueno y para lo malo. Bajo mi humilde opinión las tintas de Janson le vienen de rechupete al trazo de Romita. Ese estilo sucio y suelto hace de algunas páginas de esta historia autenticas maravillas visuales. Al menos en la inmensa totalidad del tebeo ¿Dónde está el problema entonces?

El único problema que encuentro en la parte gráfica son las contadas licencias que se toma Janson en ciertas ocasiones, se puede apreciar claramente que en algunas páginas hay más de Janson que de Romita. Tampoco podemos pedirle más al bueno de John, un tío que es capaz de dibujar dos series mensuales y entregar a tiempo solo puede recibir alabanzas y es comprensible que algunas páginas no estén tan trabajadas como otras y es ahí donde Janson se aprovecha vilmente. Quizás el problema es un poco más preocupante en la parte escrita.

Tras la sorpresa de una primera lectura y ya con la cabeza más fría, llegó el momento de la tan temida segunda lectura. Y amigos tengo que admitir, que sin ser una mala historia, no deja de ser una buena idea alargada hasta extremos enfermizos. El hijo de un chofer japonés es secuestrado al ser confundido con el hijo de su jefe. Lobezno entra en escena despedazando a troche y moche todo lo que se mueve. Ocurre algo y Lobezno sigue a lo suyo. Ocurre otra cosa y Lobezno sigue en sus treces. Lo dicho, una historia de vendetta pura y dura. La nueva política de TPBs de Marvel en la que los arcos argumentales tienen que durar seis números para después formar un bonito tomo hace que los guionistas se conviertan en auténticos trileros de las palabras. En este caso en concreto, pienso que hubiese quedado un producto mucho más compacto si los 12 números se hubiesen quedado en 6. Sin ir más lejos hay una historia de Peter David de la que guardo muy buenos recuerdos, El Caso De La Joya Gehena, que es de las más divertidas y entretenidas que me he leído sobre el personaje y no necesita 12 números para desarrollarse.

En fin, no piensen que estamos frente a un mal tebeo, ni pensarlo, el derroche visual de Romita Jr es una gozada y el poder disfrutar del Lobezno sanguinario, psicópata e impactante que siempre quisimos ver, bien vale lo que cuesta el tebeo. Al fin y al cabo al Señor De Los Anillos le pasa lo mismo y ahí está la que para muchos es la mejor saga de fantasía de la historia. Pero eso es un jardín en el que no pienso meterme.
Marione (16)

6 comentarios:

sebelo2 dijo...

Pues voy a tener que volver a leerlo a ver si tienes razón (cosa que no dudo) y tan mal aguanta una segunda aproximación. Eso sí, lo que comentas de Janson, suscrito queda palabra por palabra...
Saludetes
Sergio

MarvinMarciano dijo...

Claremont y Byrne ya hicieron de este tapón peludo un tipo carismático y temible.

sebelo2 dijo...

Pues sí, pero no un asesino salvaje, que es lo que siempre se nos ha vendido que es. Es por ello que lo que Millar hace con el personaje resulta tan atractivo (aunque largo).
Saludetes
Sergio

MarvinMarciano dijo...

Sanguinario eres. Yo en cambio, un romántico que disfruta con insinuaciones y sutilezas.

jose maria dijo...

Yo me acerco muy de cuando en cuando a los mutantes, que han conseguido perderme a fuerza de continuidad forzada (vaya, que no me entero de na).

Sin embargo, me lo pasé pipa con esta saga. Hay algún personaje de marvel que no salga?. La segunda tanda me pareció mas floja (quizás por aquello que dice Mario de que cuadren 6 y 6). Volveré a leerla, a ver que tal.

PD. Ya que estamos con Millar, Kick-Ass... Please? Yo lo estoy flipando con cada número... Que por cierto hace 3 meses que no viene en el Previews. Sabéis algo?

sebelo2 dijo...

Pues de Kick-Ass ni papa. Como deje de comprarme cómics en grapa y espero siempre a los recopilatorios no se nada de la continua discontinuidad de las colecciones en ese formato.
Y en cuanto a lo que dices de los mutantes pues tres cuartos. Fijate si he llegado a cansarme de ellos que ni siquiera los Ultimate X-Men los sigo ya, y eso que sólo tienen seis o siete añitos de antigüedad.
Saludetes
Sergio