jueves, 11 de septiembre de 2008

ABSOLUTE AUTHORITY HC vol. 2

Guión: Mark Millar

Dibujo: Quitely, Adams y Weston

Editorial: DC

Formato: Absolute HC. 308 Páginas

Precio: $49.95

Calificación: 9/10

Tras coquetear con ellos un tiempo en Stormwatch, la súbita cancelación de la única colección que valía la pena del Universo Wildstorm (al menos hasta aquel entonces, hace ya unos seis o siete años) provocaba que Warren Ellis dejara huérfanos a los miembros de Stormwatch Black, un grupo de operaciones encubiertas cuya creación había supuesto un golpe de genio por parte del guionista inglés. De esta forma, Jenny Sparks, la encarnación viva del siglo XX; Apollo, uno de los metahumanos más poderosos del mundo capaz de almacenar energía solar en sus células, y su amante Midnighter, un ser humano mejorado con todas las técnicas de lucha posibles y capaz de pensar una pelea desde mil ángulos posibles antes de tenerla físicamente; y por último Jack Hawksmoor, abducido por extraterrestres y modificado para sobrevivir en las ciudades, se quedaban sin padre.

Pero la situación no duraba mucho, unos meses después de la cancelación de Stormwatch, se anunciaba una nueva colección con los cuatro citados protagonistas llamada Authority. A ellos vendrían a sumarse el Doctor, drogadicto y chamán del mundo; Swift, una furia alada y Engineer, una científica cuya sangre ha sido sustituida por maquinaria líquida. Ellis, consciente de que tiene en sus manos una serie de enorme potencial, nos regala durante doce números (divididos en tres sagas de cuatro ejemplares) una de sus mejores obras, en la que enemigos de proporciones cada vez más gargantuescas intentan acabar con la vida en la Tierra. Primero es un científico megalómano de la isla de Gamorra (el equivalente al Genosha del universo Marvel); después toda una civilización procedente de una realidad alternativa en la que Inglaterra recibe el nombre de la Albión Deslizante; y por último el mismísimo Dios.

Con Authority, Ellis escribe un tebeo en formato widescreen, una auténtica gozada visual (a la que no es ajena el impresionante trabajo de Bryan Hitch) cuya clara vocación cinematográfica no debería escapar a nadie. Tras la marcha de Ellis, la responsabilidad de escribir los doce números siguientes y dar así cierre a la primera y mejor época de la colección (lo que ha venido después no merece ser ni nombrado), recae sobre un compatriota del primero, Mark Millar.

Estructurando su estancia en la serie de la misma forma que Ellis, esto es, con tres arcos argumentales de cuatro números cada uno, Millar pronto se desmarca del exacerbado tono de ciencia ficción de su antecesor para escribir la serie de la forma que ha demostrado que mejor se le da: el hiperrealismo. Así, los cuatro primeros números arrancan con un Authority cuyo reconocimiento a escala mundial es utilizado por sus miembros para impartir justicia allá donde sea necesaria. Una incursión en un país del sudeste asiático, encaminada a derrocar al dictador de turno, provoca que los poderes fácticos, representados de nuevo por un científico megalómano (en clara referencia a los primeros números de Ellis) cuyo objetivo es dominar al mundo, planten cara a nuestro grupo de héroes. Para ello, Millar tira de la mala baba que lo caracteriza y se saca de la manga toda una completísima versión de la práctica totalidad de los héroes de la Marvel.

Comenzando por esos bizarros Vengadores (lo del Coronel y Cabeza de Chatarra es impagable) y terminando por todo aquel personaje que se le ocurre, ya sea de los X-Men o cualquier otro, Millar consigue, con estos primeros cuatro números, hacernos olvidar por completo que Ellis estuvo alguna vez paseándose por la colección; pudiéndose decir otro tanto de la espléndida labor de Frank Quitely. El artista escocés (cuyo nombre real es Vincent Deighan) cuaja en Authority un trabajo perfectamente enmarcado en la genialidad de todo aquello cuanto toca (y ya hablaremos por aquí de JLA. Earth 2, We3 o All Star Superman) y sus páginas vibran en perfecto estado armónico con el realismo que Millar destila en sus diálogos.

Sustituido de forma molesta por Chris Weston o Gary Erksine, Quitely regresará para dibujar tres números más una vez trascendido el primer arco argumental, visualizando con su atrevido trazo dos de los correspondientes a Earth Inferno (la segunda de las tramas), y sólo uno de Brave New World, donde, al margen de Erksine, compartirá protagonismo con el siempre efectivo Arthur Adams.

Volviendo a Millar, hay que admitir que si el primer arco argumental es genial, los otros dos no se quedan atrás. El segundo, Earth Inferno, plantea una nada descabellada venganza de la Tierra contra unos humanos que casi la dejan perecer en la última saga escrita por Ellis. En los cuatro números que lo componen, Millar es capaz de abarcar en su guión tanto la innegable épica de los desastres a escala mundial como un enfrentamiento de veintidós páginas entre Authority y uno de los antiguos Doctores, un número que por si sólo valdría el desembolso del tomo entero.

Llegados al tercer arco argumental, Millar plantea una suerte de movimiento ciclíco, poniendo de nuevo de relieve las claras molestias políticas que Authority causa a los hombres más poderosos del planeta. Una nueva versión del grupo (hilarante como no podía ser de otra manera) expulsa a la conocida de su posición, siendo responsabilidad de Midnighter devolver el status-quo a su lugar. Diálogos que hacen constante referencia a acontecimientos, personajes y series de televisión del mundo real son continuos recordatorios de porqué Millar está en la envidiable posición en la que se encuentra: pocos compañeros pueden alardear de la capacidad del escocés para inventar mundos de tebeo tan reales como la vida misma. Millar es un genio. Authority, una pequeña muestra de ello.

Sergio Benítez (22)

4 comentarios:

Marione dijo...

La verdad es que las dos primeras étapas de Authority, Ellis y Millar, son la Biblia de la nueva era de los superhéroes. Muy cafre, hiperviolentos y diálogos que destilan chulería por los cuatro costados. Por cierto, no te deshagas nunca de tus Absolutes, en ebay se pagan autenticas bestialidades por éste y por el de Ellis. Maldito afortunado.

sebelo2 dijo...

Jejejeje,
ya sabía lo de eBay, pero esto no sale de la casa si no es conmigo y con los pies por delante ;).
Saludetes
Sergio

jose maria dijo...

Gran Obra, muy, muy grande (Sobre todo la edición que tiene Sergio...)

Aunque, perdonen ustedes, sigo teniendo debilidad por los Ultimates... Que le vamos a hacer (Lo de "crees que esta A significa Francia" marca a cualquiera)

Abrazos a ambos. Geniales las 2 ultimas recomicdaciones, la verdad.

sebelo2 dijo...

Muchas gracias Jose.
Vamos a seguir intentando sorprenderos con especiales que aúnen obras de dibujantes o guionistas y que nada tengan que ver con un estreno de cine....upssss....se me ha escapado...;).
Un abrazo, Pepito.
Sergio