jueves, 26 de marzo de 2009

ALL-STAR SUPERMAN

Guión: Grant Morrison

Dibujo: Frank Quitely


Editorial: DC


Formato: Dos Volúmenes Cartoné. 160 Páginas c/u


Precio: $19.99 c/u


Calificación: 9/10


Replica tardía al Universo Ultimate de su eterna competidora, DC pronto comenzaba a marcar pautas muy diferentes para las colecciones que en un futuro fueran a acogerse al sello All-Star. Para empezar, y de la misma manera que su contrapartida marvelita, las historias desarrolladas bajo el proyecto, se situarían fuera de la lastrante continuidad de los personajes, permitiendo a los autores plantear aquello que consideraran necesario para con el relato a plasmar en viñetas. A partir de este punto, único en común con las muchas series aparecidas con el distintivo Ultimate (la cuales he ido abandonando paulatinamente quedándome sólo con Spider-man), All-Star comienza a adquirir una personalidad propia que, al menos para un servidor, es bastante más atractiva que aquella de la idea pergeñada en su momento por Quesada y el inefable Jemas. De hecho, todas las diferencias que se quieran plantear entre ambas líneas editoriales, quedan constreñidas a un único apartado basado en que las historias de la serie de DC son autoconclusivas.

Recomicdada en su momento la primera de las series que aparecieron bajo el sello All-Star, la descomprimida y aún inacabada All-Star Batman and Robin the Boy Wonder, tocaba ya el turno a la premiada y por doquier alabada All-Star Superman, acuñada por un equipo cuyos trabajos hasta la fecha sólo podian calificarse de geniales para arriba: desde su primera colaboración en la inencontrable Flex Mentallo, hasta este Superman, el tándem inglés nos ha regalado la magnífica JLA: Earth 2, la estupenda New X-Men (aunque aquí no todo es del dibujante, lamentablemente) y la MAGISTRAL We3.

La sinergia que podíamos observar en todos y cada uno de los tebeos anteriores es la que va a servir como perfecto caldo de cultivo para que, una vez finalizada su intervención en el superhéroe más emblemlático de la historia del cómic podamos afirmar, casi sin miedo a equivocarnos, que All-Star Superman es la MEJOR historia jamás escrita sobre el Hombre de Acero. Ello no quiere decir que sea un cómic perfecto (que casi lo es) sino que es el MÁS perfecto de cuantos se han escrito a lo largo de los setenta años de historia del kriptoniano, situándose por encima de las otras dos que hasta ahora ocupaban dicho puesto en mi particular panteón: el It's a Bird de Seagle, y la maravillosa Secret Identity de Busiek e Immonen.

Libre de las ataduras que la continuidad de una serie mensual plantea, Morrison y Quitely crean una historia contada de forma simple con elementos complejos (aunque nunca complicados) que se van diseminando a lo largo de doce fantásticos números y que van funcionando a diferentes niveles: desde la ciencia ficción a la fantasía pasando por la mitología o el carácter superheróico, incidiendo Morrison en este último de forma especial al mostrarnos que la determinación de Superman tiene poco que ver con sus grandes poderes e invulnerabilidad física, y mucho con su fe ciega en el bien inherente a la humanidad y en cuán lejos está dispuesto a llegar a sacrificar por su mundo adoptivo, incluso hasta el último aliento y latido de su corazón. Tributo respetuoso hacia todo lo que se ha escrito del personaje por tantos y tantos autores antes que él, Morrison plantea All-Star Superman como un repaso concienzudo y preciso a todos aquellos elementos y personajes que a lo largo de los años han ido definidiendo al icono "decero" de una forma u otra.

Preñadas de la febril imaginación que el guionista ha demostrado en la práctica totalidad de sus trabajos, las versiones de los personajes que han rodeado a Superman adquieren una nueva e impresionante vida bajo la pluma del escritor inglés, tanto si estos son de los principales (es genial la sutileza con la que cambia a Lois) como si son de los secundarios que tantas veces hemos visto desatendidos o incluso aquellos que son de nueva creación (fantástico ese Quintum). Es sobre todo con los segundos donde Morrison pone mayor énfasis a la hora de separarlos sustancialmente de sus fuentes, destacando en este sentido las variaciones de Mxyzptlk o Zibarro (el único ser inteligente en el planeta Bizarro).

Pero si lo que hace con los personajes es genial, más lo es el empeño puesto en que cada número quede sembrado de multitud de referencias, llamativas o casi inapreciables, acerca de mil y un detalles que durante los años de existencia del personaje hemos podido ver los lectores. Sin ningún orden de preferencia en particular, sirvan los siguientes como ejemplo de lo que Morrison ha trabajado el decorado sobre el que se desarrolla esta pieza clave en la historia del personaje: la fortaleza de la soledad (una versión limpia y gargantuesca de la Batcueva) y su nueva llave; las mascotas que Superman guarda en ella (ese come soles); la variación de Doomsday con la que debe luchar un hombre de acero afectado por la kriptonita negra; la forma de introducir los poderes cuando está disfrazado de Clark; el uso final que se le da a los Kandorianos; todo lo concerniente a la acción que transcurre en el planeta Bizarro; la Tierra Q, un mundo en miniatura creado por Superman que evoluciona en pocas horas y que guarda un emotivo homenaje final para con Shuster y Siegel; la entrañable aparición de Krypto y los juegos con su dueño...

Y detrás de cada gesto, cada detalle, cada nueva visión de un personaje clásico, cada pose de Superman; detrás de todos los conceptos imposibles que Morrison quiere imaginar, ahí esta la maestría de un Frank Quitely INCOMENSURABLE. Bien es cierto que a lo largo de la lectura el británico, ya sea por premura, ya sea por una decisión consciente, define a Superman/Clark de muy diferentes formas, pero es un detalle que no resta ni un ápice de grandeza a la titánica labor con la que se carga el dibujante durante las más de trescientas páginas que abarca la historia. Aunque cada página sería digna de un análisis pormenorizado, no habría sitio en vuestra paciencia (ni en la mía) para poder desgranar aquí lo que Quitely lleva a cabo. Es preferible quizás quedarse con la clara impresión de que, sin lugar a dudas, este es el MEJOR trabajo que el inglés ha llevado a cabo hasta la fecha, y buena prueba de ellos son algunas de las icónicas páginas que quedan diseminadas a lo largo y ancho de la lectura: la doble que muestra a un majestuoso Superman volando con el sol de fondo; aquella en la que él y Lois se funden en un apasionado beso; la que culmina el primer volumen, con el superhombre arrodillado ante la tumba de Jonathan Kent o en la que aparece sentado meditando en la fortaleza de la soledad.


No se me ocurre mejor forma de finalizar esta recomicdación que citando a
Mark Waid en la introducción del segundo volumen cuando dice que "Realmente He Leído Cada Historia de Superman y Nunca Una Mejor." Estoy de acuerdo. Sin reservas.

Sergio Benítez (131)

13 comentarios:

Nacho dijo...

Existe una conversación recurrente entre mi hermano y yo que suele comenzar con... "¿Superman?¿Qué interés tiene un personaje que lo puede todo?" Normalmente él suele ser lo que menos nos importa e interesa de sus series, los secundarios, los malos, etc. gozan más de nuestra simpatía que el Boyscout con mallas.

Repetida hasta la saciedad está la frase de "no hay personaje malo, sólo guionistas incompetentes".

Y aquí Morrison lo borda.

Saludos!

sebelo2 dijo...

Pues si que lo borda, haciendo interesante no sólo a los secundarios, sino al Supes...al que MUY pocas veces se le ha visto tan bien definido.
Saludetes Nacho,
Sergio

Ali dijo...

Nunca me ha llamado la atención el Supes.Siempre me he preguntado lo mismo que Nacho y su hermano.Tampoco soy fanático de Morrison.Algo sí,algo no.Pero viendo las críticas recibidas y que dibuja F.Quitely,habrá que aflojar la mosca.

Agur

David. dijo...

Verdaderamente tengo muchas ganas de leer este tebeo, a ver cuándo alguien -supongo que Planeta- lo edita (creo que corre un rumor de que sería para el salón de Barcelona, ¿o son cosas mías?).

Efectivamente, hacer buenas historias depende sólo del guionista, el personaje puede amoldarse y cualquiera con talento saca agua de una piedra, si hace falta (y Superman es un personaje cargado de riqueza).

De todas formas no se trata sólo de hacer historias maduras o complejas sobre el personaje. A mí aquellos tebeos de los años 40, de Superman, un tanto simplones para algunos, para mí resultan interesantes también, tienen su valor.

En fin, que un tebeo que realmente quiero leer. Saludos.

Marione dijo...

Pues estás en lo cierto David. Planeta, se supone, que sacará los dos All Star para el Salón de Barcelona.

Y creo, que de lejos, serán lo más vendido. Uno por ser muy bueno y otro porque ya que está Jim Lee por ahí pues me lo llevo firmado pa casa.

Me empecé a leer el primer TPB de este Superman y me quede flipado. Tuve que dejarlo porque hasta que no salga el segundo paso de morderme las uñas hasta que solo me queden muñones. El dibujo de Quitely buffffff.

No se si será la mejor historia de Superman pero por ahí debe andar. Al menos hasta donde me leí.

Saludacos.

sebelo2 dijo...

Pues te alegrarás de hacerlo Ali (el aflojar la mosca quiero decir), esta es una lectura como pocas.
Y coincido contigo David, aplicando ese mismo razonamiento al cine siempre he sido defensor de la idea de que el guión es un ochenta por ciento de una película. Da igual que el director, los actores y todo el equipo de producción sea la leche, si no hay guión, muy poco hay.
Y sí, se supone que Planeta sacará esta serie en un único tomo por 20€. Habrá que ver si los ambiciosos planes editoriales que se han avanzado para el Salón se cumplen o pasa lo mismo que en el Salón de Noviembre.
Saludetes a todos,
Sergio

Caracrater dijo...

leñe!! me estan entrando ganas, hasta a mí, de pillarmelo cuando salga ;)

sebelo2 dijo...

En pocas palabras Toni: ya estás tardando ;).
Espero tus impresiones si al final te haces con él.
Saludetes,
Sergio

Caracrater dijo...

te imaginas, Sergio, que sigo la evolución contraria y antinatura. Con 35 años y viniendo de la escuela franco belga, caigo en las redes de los Superheroes y me convierto en completista absoluto y total de Marvel Y DC.
Prometo cuando salga echarle un ojo serio.
Saludos.

sebelo2 dijo...

Joder Toni, si ese fuera el caso, el Astiberro de pro que hay en mí se retiraría ;P.
Saludetes nene,
Sergio

Caracrater dijo...

Ni se te ocurra, sabes que ser astiberro es descubrir alguna vez lecturas que merecen mucho la pena y te calan hondo, aunque hay saber racionar( yo en mi caso lo alterno con maistreams europeo y otras cosas como manga o alternativo, sino acabaría agilipollao). No vayas a ser como un amigo mio que hubo un tiempo que solo podia leer tochos densos de slice of life que le hicieran estar dos dias a flor de piel y tarumba
Saludos.

sebelo2 dijo...

Para nada, si vieras la ingente cantidad de lectura que tengo pendiente te tranquilizarías: hay desde europeo de todas clases y colores hasta manga, pasando por español, norteamericano independiente y pijamero...vamos, que no puedo decir que vaya a aburrirme.
Saludetes,
Sergio

ADA1 dijo...

Tengo dos incógnitas en este comic, por otra parte maravilloso:
1. En el episodio 2 cuando Lois entra a la habitación temporal habla con el Supermán desconocido que le pregunta "¿Quien fue J. Lo...?". No entiendo a quién se refiere y parece ser algo muy importante para él.
2, En el episodio 6, un supermán tb desconocido (¿es el mismo que en el 2?) al final demuestra ser el Superman Original, ¿es él o un clon? ¿de donde viene?

Son cosas que para mí no quedan claras, ¿alguien puede explicármelo?. Gracias