miércoles, 28 de enero de 2009

RG vol.1: Riyad-Sur-Seine

Guión: Pierre Dragon

Dibujo: Frederik Peeters

Editorial: Astiberri

Formato: Cartoné. 112 Páginas

Precio: 16€

Calificación: 8.5/10

Por
RG se conoce en el país vecino a la Dirección General de Información, un servicio policial que depende del Ministerio del Interior y aporta a este información sobre seguridad interna. En este cuerpo de espionaje trabaja Pierre Dragon. Sí, han leído bien, el guionista de RG es a su vez su protagonista principal. Una situación cada vez más habitual (la de que un cómic sea un relato autobiográfico) pero que en manos de Dragon adquiere una nueva vida al mostrarnos los entresijos del trabajo policial desde una perspectiva totalmente novedosa, lejos de los mitos sobre los que se suelen construir este tipo de historias, ya sea en el noveno como en el séptimo arte.


RG muestra sin ningún tipo de adornos o florituras narrativas el día a día del trabajo de un policía cualquiera, ya que el hecho de que Dragon trabaje para el citado cuerpo es circunstancial y el guionista es plenamente consciente de ello. Es debido a este motivo, que la historia que cuenta RG es de carácter universal, por más que se desarrolle en París y sus personajes sean franceses, siendo trasladable punto por punto a cualquier zona del globo; ya no sólo en lo que concierne al desarrollo de la trama policial, sino en lo que Dragon explora de su vida privada tanto en las relaciones sentimentales como paterno-filiales.

El realismo y gusto por el detalle que el guionista y policía aporta a la trama se conjuga a la perfección con el dibujo de un Peeters alejado de sus trabajos en Píldoras Azules o Lupus. En RG, el dibujante suizo se detiene más en elaboración de cada viñeta, consciente de que muchas veces son los fondos de las mismas los que cuentan parte de la historia. Peeters, que controla perfectamente su trazo a la hora de caracterizar a los personajes, también ejerce la labor de colorista, lo que le da la oportunidad de utilizar una paleta de tonos muy sosegados que ayudan aún más a crear esa ilusión de realismo que tanto caracteriza al tebeo.

De forma tranquila y sin atribularse en ningún momento por acelerar el ritmo de lo que quieren contar, Dragon y Peeters consiguen con RG un cómic que recuerda, y mucho, al cine negro de la época dorada hollywoodiense, aquella en la que los personajes y los diálogos (y los silencios) eran mucho más importantes que los tiros, las persecuciones imposibles y los nulos argumentos. No sé si guionista y dibujante habrán sido conscientes de ello pero, sea como sea, la jugada les ha salido redonda.

Sergio Benítez (101)

8 comentarios:

David. dijo...

Sí que me pareció un buen tebeo, tanto el primer tomo como su continuación. Sin llegar al nivel de obras maestras, me parecieron historias interesantes muy bien contadas.

Por cierto que recuerdo haber leído en la Cárcel de Papel que está en el aire la aparición del tercer volumen por supuestas faltas de entendimiento entre Dragon y Peeters. Parece ser que un aficionado extendió el rumor en un foro, contando que Peeters se lo dijo en una sesión de firmas. ¿Verdad o mentira? ¿Sabéis algo?

Saludos.

sebelo2 dijo...

Pues lo único que puedo confirmarte es que escuché lo mismo en su momento, y así quedó recogido en la recomicdación que ya tengo preparada del segundo volumen.
Saludetes David.
Sergio

Angux dijo...

Pues estaremos al tanto de ese segundo número y su recomicdación.

Este tomo me gustó. Me gustó la trama policial, pero sobretodo los momentos de espera, la relación de Dragon con Ciryl.

En el segundo tomo, esto mejora aún más. Me gusta cuando se habla de las distintas relaciones en los comics y me gusta como la hace Peeters, con los silencios necesarios. Fabulosa la relación en el segundo tomo con Ciryl de nuevo, magnífica la relación de Dragon con su hija, que está presente en el comic sin aparecer ni una sola vez (solo en fotografía y en conversaciones por teléfono).
No entro a valorar si es o no una obra maestra (a mi en muchos apartados si me lo parece) pero lo que no hay duda es que es una obra magnífica.

Disculpa Sergio, al final he hablado más del segundo tomo que de este antes de que lo recomic-endes (joer que dificil).

Un saludo.

sebelo2 dijo...

Nada Angux, nada, ni te preocupes. Sólo puedo decirte que coincido contigo en todo, y que, como a ti, me parece una obra magnífica...una lástima que quepa la posibilidad de no verla culminada. Una lástima.
Saludetes,
Sergio
P.D: y sí, recomic-endas es un palabro complejo, lo se ;).

PAblo dijo...

Tebeazo pero el segundo es incluso mejor.

Impacientes Saludos.

sebelo2 dijo...

Amén, Pablo, amén ;).
Saludetes
Sergio

Caracrater dijo...

Pues si, estoy con vosotros que es un comic cojonudo, esos entresijos policiales callejeros no tiene desperdicio lo bien contado que esta y todo esto que me demuestra que el amigo Peeters va a más cada día que pasa.

sebelo2 dijo...

¿Sabe alguien en qué está enfrascado este hombre (al margen del magnífico blog que tiene con versiones zombies de personajes famosos)?.
Saludetes
Sergio