miércoles, 7 de enero de 2009

RISING STARS

Guión: J. Michael Straczynski

Dibujo: Varios

Editorial: Planeta / Norma

Formato: Grapa & Tomo

Precio: Varios

Calificación: 8,5/10

Tras zamparme los 24 números seguidos de Rising Stars me quedo con una sensación un poco triste. Triste, no porque el resultado final sea malo, que no lo es, sino triste por lo que pudo haber sido. La primera incursión en el mundo de los comics de este barbudo de apellido impronunciable, Straczynski, cuenta con un par de handicaps desde sus primeros números.

Si el bueno de Joe hace especial énfasis en la división de la historia en arcos argumentales de 7 u 8 números, yo haré lo mismo pero dividiendo la serie en dos partes. La primera, en la que el dúo formado por esa pareja de desalmados y terroristas contra el buen gusto que son Christian Zanier y Ken Lashley, destrozan, ellos solos, los primeros 16 números de la colección, un lastre que a la larga pesa demasiado. Y la segunda, en la que intentarán arreglar tal desaguisado Stuart Immonen y Brent Anderson, siendo este último el encargado del acto final. El señor Anderson, sin ser un grandísimo dibujante, sí que se las apaña bastante mejor que esos dos individuos. No se si es casualidad que la ultima parte de la trama es más interesante, quizás por el guión o quizás por contar con un dibujante de verdad. Quiero pensar que se trata de una mezcla de estas dos razones. Lo que sí puedo decir que es un autentico alivio para la vista.

Por otra parte, el guión en sí, es de lo más apañao. Cada arco se centra en acontecimientos distintos de la vida de los especiales, teniendo cada uno de ellos un tono claramente diferenciado del resto. Pero Straczynski sufre del mal del guionista de televisión que se pasa a los tebeos. Mucho texto. Error también cometido en el Green Arrow de Kevin Smith, interminables textos de apoyo. Sin contar lo artificial que suenan algunos diálogos, sobre todo en los primeros números. Una vez que el guionista le coge el pulso a los personajes y a las situaciones, la cosa mejora bastante.

En cuanto a la trama, pues hay de todo: novela negra en un paraje superheroico, tipos forzudos dándose pal pelo, ataques contra la política estadounidense, mensaje utópico que tanto gusta a los americanos y una estructura de guión, que sin ser nada del otro mundo, deja un regusto bastante salao en la boca. No por nada, el amigo Tim Kring fusiló algunas ideas para su serie Heroes.

Sin embargo, como ya dije en el primer párrafo, todo podía haber sido de aúpa. Sin llegar a ser Watchmen, cosa que intentan vendernos una y otra vez, la cosa creo que tiene más en común con esa maravilla que es La Edad de Oro de Robinson y Smith. Los aciertos de ésta última son contar con un guionista que va al grano y con un dibujante bastante más capaz que los de Top Cow. Si Brent Anderson hubiese sido el único dibujante estaríamos hablando de algo muy distinto.

Que nadie se equivoque, Rising Stars es una buenísima serie. De tipos disfrazados con esquijamas de colorines es de lo mejorcito que se puede echar uno a la cara. Sin embargo lo mejor estaba por llegar. Ya se sabe que la mejor forma de aprender es de los errores cometidos. Midnight Nation contó con una gran dibujante, Gary Frank, y Straczynski pulió su estilo de manera notable. Hasta tal punto, que aunque teniendo la mitad de números de Rising Stars, es un producto mucho más redondo y compacto. Es cuestión de tiempo que está última nos visite en el blog, hasta entonces disfruten de esta historia de asesinatos en la que lo que menos importa es quién es el asesino. Como lo oyen.

Marione (49)

9 comentarios:

EinnDc dijo...

Casualidades de la vida, ésta misma mañana he "hablado" con Sergio del amigo extrawhisky (nunca me molesté en aprenderme el nombre correctamente) en los comentarios de los 'quismen de Whedon.

Secundo totalmente tu opinión de que el apartado gráfico supone un gran lastre a la serie. Pero vamos a lo de siempre, el comic es una fusión de imagen e historia. Muchas veces el equilibrio entre ambos es difícil, por no decir imposible. Mucha gente se tiraba de los pelos al ver a Sienkiewicz (éste sí que me lo aprendí) en los Nuevos Mutantes. Incluso en ésa gran obra exageradamente sobrevalorada que es Sandman hay algunos arcos argumentales cuyo grafismo no es del gusto de todos. En cambio hoy en día ambas obras están reconocidas en el mundillo.

En cuanto a la historia a mí el final me desilusionó un poco, pero no me desagradó. Y la premisa inicial está más que manida en comic, cine y televisión. Salvando las distancias es comparable a los mutantes, Heroes, los 4400, etc.

Un principio titubeante en el mundo del noveno arte por parte de extrawhisky que sufrió una caotica y descomprimida publicación tanto en USA como en España y que Norma se ha encargado de solventar por ésta parte y en yankilandia sacando para febrero o marzo (no recuerdo ahora) un megatocho económico que incluye la serie completa y algunas de las series limitadas derivadas de ella.

Y disculpas de nuevo por la extensión, pero se ve que hoy me han visitado las musas del enrrollismo...

Saludos!

sebelo2 dijo...

Jejeje.
Yo la edición que tengo es una que sacó Top Cow con la serie central completa. Los recuerdos que guardo de ella son bastante buenos, aunque lo de los dibujantes si me marcó a fuego.
El ejemplo que pones con Los Nuevos Mutantes o Sandman ilustra bastante bien lo desacertado muchas veces en la elección de dibujantes, aunque en ambos, la calidad del dibujo no está tan reñida como con la de la narración, algo que si pasa en Rising Stars...recuerdo páginas en las que no sabía cuáles personajes salían. En fin, como dice Mario, menos mal que Midnight Nation (GRANDE) vino después para mitigar el dolor.
Saludetes
Sergio

Rorro dijo...

Buenas! Antes de nada deciros que me he aficionado a los cómics hace relativamente poco, y hace menos aún (quizás un par de semanas como mucho) que descubrí este blog, que me parece muy interesante y al que tengo como referencia a la hora de elegir nuevos títulos (véase Faker)...Al lío que me enrollo yo también...El caso es que el otro día vi esta obra en la tienda a la que suelo ir y me entró el gusanillo de comprarla, pero leyendo vuestra reseña como que "he perdido la ilusión". Realmente merece la pena comprarla? Bueno, pues eso, enhorabuena por el blog que está muy currao...y feliz año a todos. Saludos

sebelo2 dijo...

Bienvenido seas Rorro.
Muchas gracias por la confianza que depositas en nosotros, esperemos que sepamos mantenerla ;).
En cuanto a Rising Stars...¿qué quieres qué te diga?. Si te has aficionado hace poco a este vicio, hay mil cosas que yo me compraría antes que esta serie. SI bicheas un poco por el blog encontrarás muchas y muy buenas recomicdaciones por las que poder tirar.
Saludetes y, de nuevo, bienvenido.
Sergio

Caracrater dijo...

No se bien de que va Midnight nation pero recuerdo que lo he visto en la libreria en los ultimos tiempos y queriendo picar algo del mainstreams americano no sabia por cual decantarme, se me recomicda?

sebelo2 dijo...

ENFERVORECIDAMENTE.
Creo que no hace falta decir más.
Algún día de estos caerá la recomicdación. Tienes tiempo hasta entonces para pillártelo y guardar en la recámara los comentarios pertinentes.
Saludetes Toni,
Sergio

Caracrater dijo...

Muchas gracias, Sergio. Se lo pedire a mi querido librero y ya os contare.
Saludos.

jose maria dijo...

Estimados Rorro y Caracrater, me adhiero a lo dicho por mi estimado Sergio, sobre la compra o no de Rising Stars y Midnight Nation. Yo empezaría por la segunda, quizás la más redonda de las obras de extrawhisky, que diría Nacho, sobre todo porque tiene la extensión perfecta, 12 números.

Quizás el guionista peca a veces de excederse en cuanto a la extensión de sus series. De verdad eran necesarios tantísimo número para contar lo que cuenta en Rising Stars? O incluso, a pesar de ser unas de mis etapas favoritas, de Spider-man? Ahhhh, si se hubiera marchado del trepamuros antes de sin past, the other y OMD…

Bueno, que me voy del tema. Midnight nation, compra recomendadísima, guión muy redondo, donde todo encaja (quien la haya leído sabe de lo que hablo), y dibujo genial de Gary Frank. Al que le guste sufrir, que pruebe también con Supreme Squadron, del mismo tandem. Lo de sufrir no es por el producto, impecable, sino porque la dejaron a medias… snif, snif… (Lo que están sacando ahora, sin comentarios…)

Y de Rising Star, pues bueno, no está mal, pero lo dicho sobre el dibujo, que es una pena. Eso sí, si pilláis lo de norma, la serie son los 3 primeros tomos, que el resto son miniseries que no hay por donde cogerlas, y así os ahorráis unas pelas…

Saludos a todos.

sebelo2 dijo...

Si Jose se adhiere a lo que Mario y un servidor han dicho, yo me adhiero a lo que el comenta sobre Supreme Squadron: los doce primeros números, con un finalazo tremendo, son la repera.
A ver quién más se adhiere...vamos a parecer un taco de Post-it ;).
Saludetes
Sergio