sábado, 6 de diciembre de 2008

LA ZONA GRIS

Guión: Glen Brunswick

Dibujo: John Romita Jr

Editorial: Planeta DeAgostini

Formato: TPB 128 Páginas

Precio: 8,95 €

Calificación: 6.5/10

Me gusta, como a casi todo el mundo, hacerme una idea preliminar de un cómic sin haber leído absolutamente nada sobre él. Y ésto es lo que me ocurrió con La Zona Gris. Desde que fue publicado en el 2005 siempre he estado retrasando su compra y el único contacto que había tenido era un pacá y pallá de páginas y un par de opiniones que coincidían en el mismo punto.

Finalmente, después de unos años el comic cayó en mis manos
gracias a Nacho y a su bondad infinita, como el Guantelete, y la verdad es que la sensación con la que se queda uno es un poco decepcionante. Me explico. El tebeo en cuestión no es malo ni mucho menos, pero tampoco es como para ir sacando pecho.

Parte de culpa de esta decepción la tiene este vuestro servidor, y es que, como ya apunté un poco más arriba, me había creado una idea un tanto equivocada y desencaminada de por donde iban los tiros. Si otras veces esta misma jugada me había salido bastante bien (aún recuerdo cuando me metieron en el cine para ver La Roca sin tener ni maldita idea del tema) esta vez la cosa iba a estar más apurada.

En principio, cualquier cosa en la que esté metido John Romita Jr tiene ganados bastantes puntos sin leer siquiera el cómic. Pero como uno es un grandísimo profesional, vamos a hacer las cosas bien. El dibujo de Romita está bien. Ni muy bien, ni rematadamente bien, ni espectacularmente bien. Todos sabemos la capacidad de este autor para encargarse al mes de dos o tres trabajos. Todos tienen un mínimo de calidad, sí, pero también es verdad que se sacrifica parte del resultado final. En esta Zona Gris el trazo se antoja un poco apresurado y demasiado suelto, y para colmo no cuenta en las tintas con Klaus Janson, con el que forma una pareja que nos ha dado grandes alegrías.

Eso por un lado. Por otro está la historia. El guionista es un tal Glen Brunswick, al cual no le he leído nada más aparte de este comic. ¿Que de qué va La Zona Gris?. Pues bien, va de polis corruptos, y de gangsters chungosos, y de infidelidades, y de todos esos ambientes bajunos que tan bien le salen a Romita. Pero también va de almas atormentadas en el limbo, y de un cuerpo de policía celestial, y de venganza proveniente del más allá. Todo ésto bien mezclado da como resultado una lectura muy entretenida y de narrativa ágil. El problema que le encuentro es que son muchos conceptos, y muy buenos, como para desarrollarlos en tan solo tres números USA. Por momentos la historia avanza que se las pela, dejando al lector preguntándose que hace este personaje o aquél en esta situación si hace un par de viñetas estaba en ese otro sitio.

Trabajo correcto, que en ningún momento cae en el aburrimiento y cuyo principal problema es la ambición de la historia que nunca llega a desarrollar de manera completa. Sí es un estupendo prólogo para una serie más extensa, pero como no ha vuelto a salir nada… Vamos, si hasta el título mismo lo dice: La Zona Gris, ni negra, ni blanca, sino gris. Que se queda ahí en medio, en tierra de nadie. Bien podrían haberla titulado La Zona sin chicha ni limoná y no hubiese pasado nada.

Marione (38)

3 comentarios:

EinnDc dijo...

Calzones de Galactus, Guantele de Infinito... Tu debes de ser marvelzombie galáctico ¿no?

Saludos!

sebelo2 dijo...

A esas acusaciones sólo puede responder Mario, pero yo creo que este le tira a todo, ¿o no, Mario?.
Saludetes,
Sergio

Marione dijo...

Leñe, que mal suena eso de que le tiro a todo. A ver si medimos un poco las palabras.

Pues no te creas que me va mucho el rollo cósmico. Lo que pasa es que para las comparaciones no se me ocurría nada más grande. Podía haber usado cosas como la boina de Monteseirín o el peine del Chaves pero como no se si sabes quienes son éstos... te aguantas con el rollo galáctico.

De todas formas intentaré inventarme cosas más terrenales para próximas reseñas.

Saludacos