martes, 4 de agosto de 2009

ARCHIVOS WILDSTORM: GEN 13 vol.1

Guión: Jim Lee & Brandon Choi

Dibujo: J. Scott Campbell & Travis Charest

Editorial: Norma

Formato: Libro Rústica. 220 Páginas

Precio: 14€

Calificación: 7.5/10

¡Vaya! Parece que ultimamente no hago más que reseñar cosas de Image, cuando la verdad es que de la editorial americana solo digo las cosillas que saca Mr. Kirkman, ya loado y alabado en este blog las pasadas semanas, y algún que otro tomo tirando de nostalgia.

Y de eso va esta recomicdación, queridos niños y niñas, de la razón de muchas de nuestras actuales compras, de la nostalgia. Pero, coñe, ¡¡¡no os vayáis!!! Que no es de nostalgia de los Alcántara y eso, sino de los años 90, de cómo se publicó la serie y esas cosas… qué poca paciencia me tenéis…


A lo que iba: Sicilia, 1936....digo, España, 1994. Como fiel lector de Image en esa época (por lo que fuera…) seguía mes a mes las andanzas de dragones verdes metidos a polis, grupos varios de superhéroes sospechosamente parecidos a los X-Men, y un tío con una capa interminable y, en algunos de ellos, comencé a ver el anuncio de Gen X, una nueva serie del sello que sería posteriormente rebautizada Gen 13 (Hola, que tal, no nada, que soy abogado de Marvel y venía a saludar a Jim Lee).


La cosa tardó bastante, pero terminó saliendo en forma de miniserie de 5 números, que es la que recoge este tomo, además de algún número especial, el ½, portadas y pin-ups. ¿Y qué nos contaban en estos números? Pues ni más ni menos que la presentación de Fairchild, Rainmaker, Burnout, Freefall y Grunge y su posterior fuga del complejo secreto en el que se encuentran retenidos, y del que descubrirán que han salido con poderes y habilidades mejoradas.


Si bien la premisa de Brandon Choi y Jim Lee (jefazos de la Image de entonces) tampoco es que sea muy original (Marvel ha debido contarla 134 veces, vez arriba, vez abajo, con sus Nuevos Mutantes, New X-Men y demás), es un cómic fresco y “simpático” que merece la pena principalmente por 2 razones:


- J. Scott Campbell. Como otros muchos dibujantes del sello, poco se ha vuelto a saber de él en los últimos años, salvo alguna portada de Spider-man, pero tiene un estilo inconfundible, caracterizado por mujeres anatómicamente imposibles, un trazo impecable, y un sentido de narrar muy cinematográfico (esto ya lo borda en Danger Girl, que les recomicdaremos un día de estos, y es que a mi jefe le pierde esta serie, y seguro que me deja…).


- La dinámica entre personajes. La diferencia fundamental radica en que aquellos Nuevos Mutantes parecían tener 40 años, y los miembros de Gen 13 se comportan como lo que son: adolescentes. El personaje de Grunge se lleva la palma, y tiene como contrapunto al de Fairchild, más “adulto”, por aquello de dar cierta coherencia a 22 páginas de tías en bikini, explosiones y malos, malísimos.


En resumen, un tebeo la mar de entretenido, con una edición muy polémica por parte de Norma, pero que considero acorde al contenido (¿o hubieráis preferido un Omnibus para esto?), y que, ya sea por la nostalgia que antes decía, o por el buen hacer de guionistas y dibujante, sirve para pasar un buen rato. Eso sí, del resto de tomos (que ya comentaremos) no me hago responsable, ¿eh?, que la serie ha tenido más altibajos que una montaña rusa.


Jose (8)

6 comentarios:

Marione dijo...

No sé Jose. Yo es que no caí en las manos de Image. Picoteé con Deathblow, que me parecio bastante buena, y más tarde con Spawn, los primeros números. Y viendo que la cosa no, pues...no.

De todas formas, recuerdo cuando salió este Gen 13 y por todas las revistas hacian una comparativa entre ésta y Generación X. A mi humilde entender, Gen X gana por goleada. Posiblemente el mejor trabajo de Bachalo junto con la 1ª serie de Muerte. Hasta Lobdel estaba bien.

Saludazos

sebelo2 dijo...

Uffff, Generación X, que malos recuerdos. A mi es que el Bachalo de los comienzos como que no, demasiado desgarbado en el trazo y, no se, ¿sucio? en la resolución de las páginas. Me empezó a gustar mucho más cuando viró hacia su estilo actual (recuerdo el Witching Hour con nuestro querido Loeb) aunque vistos los paupérrimos resultados narrativos que este ha dado (no se puede ser más confuso que en Steampunk, por poner un ejemplo) lo mismo habría que volver a echarle un ojo al primerizo.
Saludetes,
Sergio

Nacho dijo...

Yo tampoco caí en las redes de Image. ¡Qué pena no haber adquirido sus portadas múltiples, sus hologramas, sus tintas metalizadas...!

Seguro que hoy en día se podría sacar un pastón vendiendolas a los coleccionistas.

¿Qué? ¿Que no valen ni un colín?

¡Qué bien que hice en su día!

Saludos desde la Riviera Maya!

sebelo2 dijo...

Pues me parece que mucha razón llevas Nachete, lo mismo se le podría sacar algo si se vendieran al peso, porque lo que es por calidad, pues como que no.
Saludetes,
Sergio

Caracrater dijo...

Eh que ando por aquí pero poco que decir................solo que de mis compañeros recomicdadores, uno desaparecido de vacaciones y otro salundando en cada comment desde una isla distinta..........
En fin..............menos que el jefe da ejemplo dando el callo.

Lograi el Luciérnago dijo...

Pues tengo por ahí el número 0 de Gen 13, con su portada con brillito y todo...
De lo que salió en los 90, es a lo que más cariño le tengo...