jueves, 13 de agosto de 2009

El PRIMER VUELO del ÁGUILA FANTASMA

Guión: Garth Ennis

Dibujo: Howard Chaykin

Editorial: Panini

Formato: Libro Rústica. 144 Páginas

Precio: 10.75€

Calificación: 4.5/10

¡Qué levante la mano aquél que albergara alguna duda acerca de si vería recomicdado este Primer Vuelo del Águila Fantasma!.

¿Alguien?. ¿Nadie?.

A ver, usted, el de la última fila.

Hombre de Dios, Peláez. ¿Pero es que no aprende?. ¿No resultaba algo más que obvio que después de haber visto As de Pique, Diarios de Guerra y As Enemigo, servidor no iba a dudar ni un momento en llevarse a casa este título?. ¿Es que acaso no ha visto usted quién es el guionista que figura en portada y cuáles son sus antecedentes?. Anda, siéntese Peláez, siéntese que me tiene contento..

Cegado por ese síndrome que vengo padeciendo desde hace unos años (tantos como han pasado desde la conclusión de Preacher), e ignorando la señal de alarma que se me activaba al ver por encima los dibujos de Chaykin, la compra de El Primer Vuelo del Águila Fantasma fue inmediata, esperando que la labor de Ennis fuera lo suficientemente buena como para paliar los posibles efectos negativos que pudiera tener el trabajo del dibujante. Lamentablemente, no ha sido así...y no sólo Chaykin es responsable.

Sin lugar a dudas, el dibujo del artista (del que disfruté una barbaridad en su momento en Black Kiss, aunque supongo que el ser adolescente y leer un tebeo tan erótico tuvo algo que ver) es lo peor de la lectura: aunque intenta ser fiel históricamente hablando, la corrección anatómica se pierde en aras de unas poses forzadas y unas expresiones faciales que dejan mucho que desear, algo a lo que no es ajeno el entintado que el propio artista perpetra, tan sucio y poco definido que el color de Brian Reber poco puede hacer para solucionarlo, sobre todo cuando es el trabajo de este último el que en muchas ocasiones debe dar volumen a las formas humanas. Lo triste es que, sorprendentemente, Ennis no se queda atrás.

No es que su guión sea deleznable; pero si hace gala de una mediocridad impropia del irlandés, que hasta ahora ha cumplido de sobra en la práctica totalidad de aquello en lo que se ha embarcado. Para este Primer Vuelo... Ennis nos cuela una historia que desde un primer momento huele a refrito pero que el autor intenta ocultar sazonándola con las especias que tan bien domina, ya saben, sexo, visceras, chulería y muchos, muchos tacos. Desafortunadamente, los ya más que conocidos olores no son capaces de tapar un guión que echa mano de situaciones del género bélico manidas a más no poder (el novato que quiere demostrar que es el mejor y al que la guerra cambia para siempre, las bromas de mal gusto de los veteranos...) que hemos visto y leído decenas de veces y que ya resultan cansinas. El resultado final de la combinación de ambos talentos es un tebeo olvidable de principio a fin y, por supuesto, un gasto inutil de dinero.

Sergio Benítez (237)

4 comentarios:

Nacho dijo...

Yo hace tiempo que oigo a alguien decir que Ennis se ha vuelto cansino, repetitivo y carente de interés...

¿Cómo?¿Que es lo que digo siempre YO?

Pues cuánta razón tengo...

Saludos desde pinturalandia!

sebelo2 dijo...

En ocasiones oigo voces que me dicen cosas....deberías hacértelo mirar Nachete, no vaya a ser algo serio. Y que no te escuche Mario o soltará a los perros de la guerra como el Julio César shakespeareano (que pedante me ha quedado esto ultimo coñe).
Saludetes,
Sergio

Marione dijo...

Claro, claro. Resulta que Ennis se repite.

Vamos a ver, el comic europeo, un genero que se renueva con cada obra publicada, nada de caballos, nada de espadas, nada de tetas, nada de genero historico.

Y por supuesto el comic indepemdiente americano, un genero en el que para ser un buen guionista lo unico que te tienes que agenciar es una enciclopedia de enfermedades raras.

Amos hombre

Hasta que nos olamos

Caracrater dijo...

Aquí cada uno se agarra a su clavo este ardiendo o no......
De Ennis me compre uno llamado 303 ( como siempre, esperando encontrar vanamente un nuevo Just a pilgrim), protagonizado por un combatiente de todas las guerras posibles y a mitad de la lectura me canso horriblemente.