viernes, 28 de agosto de 2009

OMAHA vol.1

Guión: Kate Worley

Dibujo: Reed Waller

Editorial: Astiberri

Formato: Libro Cartoné. 256 Páginas

Precio: 19€

Calificación: 6.5/10

¿Cuatro años para cuatro volúmenes?. Pues sí, o al menos eso parece.

Con la esperanza de que en principio el ritmo de publicación fuera otro, tenía aparcada la lectura de este primer tomo de Omaha para acometerla una vez Astiberri hubiera completado su publicación. Viendo que el 2008 transcurrió sin que la editorial diera señales de vida y que en su catálogo para el 2009 aparecía el segundo tomo sin fecha definida, decidí que, ante la opción no ya de esperar ese largo período de tiempo sino de gastarme ochenta euros confiando a ciegas en las bondades de la serie, era hora de eliminar un título más de la larga lista de acumulados.

Omaha es fácilmente describible como un slice of life antropomorfizado y de alta carga erótica. De hecho, en no pocas ocasiones, su lectura me traía el recuerdo de Strangers in Paradise, no tanto por el dibujo de Waller, que tiene poco que ver con el de Terry Moore, sino por la forma en la que Worley va complejizando la trama que envuelve a los personajes conforme avanza la historia, quedando ambas entroncadas en una naturalidad bastante hábil a la hora de mover a sus personajes, pero diferenciándose una de la otra en que Omaha echa mano de ciertos recursos que no quedan del todo engarzados en la narrativa. En exceso deudores de una aparente improvisación, dichos recursos recuerdan demasiado a los culebrones televisivos, seriales manufacturados sobre la marcha y que terminan adoleciendo de una continuidad sujeta a constantes cambios bruscos. No afirmo que la labor de Worley se ajuste al cien por cien a ese esquema, pero se aproxima lo suficiente como para ser un poco molesto. Eso sí, al César lo que es del César, la naturalidad con la que la guionista trata no sólo a todos sus personajes, haciendo que nos olvidemos de forma inmediata que se tratan de "animalitos", sino al sexo, es uno de los puntos a favor del tebeo. En lo que concierne a cómo se incluye el sexo en la lectura, cabe destacar que aún siendo muy explícito, en ningún momento resulta ofensivo y su constante aparición está íntimamente ligada a la forma en que se van desarrollando los acontecimientos.

Ahora bien, si la historia (algo enmarañada en su tramo intermedio) se va haciendo cada vez más interesante, sobre todo en su tramo final, no se puede decir lo mismo del dibujo de Waller. La decisión tomada por los responsables de la serie que aún viven (Worley falleció de un cáncer) de publicar los cuatro volúmenes, ocho en la edición americana, en el orden cronológico interno de la serie, que nada tiene que ver con el de su publicación, hace flaco favor, al menos en este primer tomo, a la evolución en el trazo del dibujante, que tan pronto resulta bastante efectivo a la hora de plasmar con buena definición a sus personajes, como se muestra muy torpe con un trazado deslavazado. Lo que no cambia apenas en ese constante fluir hacia adelante y hacia atrás es la narrativa del artista, lo suficientemente clara para no entorpecer a las argucias del guión.

Conforme iba avanzando en la lectura la impresión clara que quedaba de la labor conjunta de guionista y dibujante era algo así como "¡Menos mal que me lo he leído ya y no he esperado a que estuvieran publicados los cuatro tomos!", una impresión que fue cambiando de forma brusca con los últimos capítulos de la historia, hasta tal punto que al final estoy más que dispuesto a darle una oportunidad a ese segundo volumen que saldrá publicado durante este 2009. ¿Me convencerá lo suficiente como para ir a por el tercero?. La respuesta, en este mismo espacio dentro de unos meses.

Sergio Benítez (251)

7 comentarios:

Nacho dijo...

Yo Omaha me la compré hace un porrón de años en una edición anterior en nuestro país. No recuerdo ni quién la publicó ni el paradero de los tomos... Tendré que investigar.

Y sí, era un slice o life con animales antropomorfos, con un poco de politiqueo, algo de misterio, y muy mucho sexo explícito.

Saludos!

Caracrater dijo...

pues yo era uno de esos tomos astiberros que tenía como posibles y alguna vez he estado a punto de echarlo a la saca pero.......viendo como esta el panorama lo seguire dejando en la estanteria de la libreria.
Saludos.
Pd.: amigo Sergio, ya tengo arreglado el pc por lo que el lunes el domingo o el lunes tendrás lo prometido.
Un abrazo.

sebelo2 dijo...

Estupendo Toni, estupendo ;P
Saludetes,
Sergio

sebelo2 dijo...

Y Nacho, alguna vez tengo que ir a Valencia a echarle un vistazo a tu colección.....tiene que ser de órdago.
Saludetes,
Sergio

Nacho dijo...

Pues te llevarías una decepción, pues entre lo que está en casa de mis progenitores, en la de mi hermano, ventas, "donaciones" y demás lo que tengo en casa es un pálido reflejo de lo que una vez fue...

Saludos!

sebelo2 dijo...

Pues sinceramente, no se a qué esperas para hacerte rico, comprar una pedazo de choza y dedicar toda una planta a los cómics....tampoco es tan difícil, ¿no? ;P
Saludetes,
Sergio

Nacho dijo...

Si ya lo he hecho, y tres veces. Lo que pasa es que la vida de muchimillonario termina aburriéndome y me arruino intencionadamente para volver a una trepidante y emocionante vida de milurista cuyo reto para poder llegar a fin de mes con hipoteca y presupuesto limitado es más divertido que pasarse el día tocándose las narices rodeado de excesos y lujos...

Saludos!