jueves, 6 de agosto de 2009

MOONLIGHT BLUES

Guión: Stefano Casini

Dibujo: Stefano Casini


Editorial: Astiberri

Formato: Libro Rústica. 48 Páginas

Precio: 8€

Calificación: 6.5/10

Conocido sobre todo por ser uno de los tres creadores de esa serie llamada Nathan Never que vende millones de ejemplares en Italia (y que aquí en España no termina de encontrar su hueco junto con el resto de tebeos de la editorial Bonelli publicados por Aleta), Stefano Casini es un gran amante del cómic noir, algo que demuestran otros trabajos suyos como Maschera Sensa Luce o este Moonlight Blues, un tebeo al que le había echado el ojo varias veces en los últimos meses, sobre todo por un dibujo bastante atractivo y que, aún teniendo en cuenta su exiguo precio, no había tenido la oportunidad de adquirir hasta hace unos días por un motivo u otro (normalmente porque siempre había otro que se metía por medio).

De lectura muy rápida y poca relevancia es como podríamos definir a este cómic que usa (más bien abusa) los tópicos que caracterizaron a todas y cada una de las películas de cine negro de la época dorada de Hollywood, así como los personajes arquetípicos que protagonizaban aquellas hasta dar forma a una historia en la que el autor intenta (consiguiéndolo en ocasiones) introducir algún que otro giro: ejemplo claro de ello es que el protagonista sea un saxofonista con grandes ínfulas en lugar del típico detective o escritor perdedor; o que el otro personaje fundamental de esta historia de carácter coral sea un boxeador egipcio. Alrededor de ellos, y haciendo uso de un dibujo que recuerda en no pocos momentos a Carlos Giménez en la caracterización de los personajes y de una narrativa clara que no estorba al desarrollo del relato, Casini retrata a lo más característico del género, desde la prostituta que quiere dejar de serlo, al mafioso que es malo por que sí, pasando por la femme fatale que tan bien supo encarnar Veronica Lake y que, claro está, es detonante del dramático final por su férrea voluntad de querer más dinero y más poder a costa de quien se ponga por delante.

El resultado es un relato con algún apunte de originalidad derivado sobre todo por la elección del protagonista pero que no adquiere la suficiente entidad como para aupar la calificación de Moonlight Blues más allá del notable. Una lástima que tanto aplazamiento en la compra y posterior lectura haya quedado finalmente en agua de borrajas, pero no siempre se puede acertar con lo que uno compra, ¿o sí?.

Sergio Benítez (231)

4 comentarios:

Nacho dijo...

Si no me suena el comic, y encima no lo pones muy bien... ¿qué hago yo aquí?

Me voy a echar una siestecita...

Saludos desde las islas columbretes!

Caracrater dijo...

Un comic menor que se deja leer con un dibujo bonito y poco más, como bien dice Sergio.

Llevo ya cuatro días sin ir a la libreria (mi librero anda de vacaciones) y me estan empezando a salir sarpullidos.
Saludos.

Nacho dijo...

Yo llevo cinco o seis semanas (¿o eran siete?) y sigo vivo...

Saludos desde las islas Cíes!

sebelo2 dijo...

Pues no es por fastidiar, pero yo acabo de llegar de mi visita semanal. Bajo el brazo: lo nuevo de Jason (Low Moon), El Hijo del Ogro, el segundo de Sky Masters de Kirby y el último de Krazy.
Nachete, lo suyo es que cuando nadie mire, salgas corriendo hacia la tienda, yo lo he probado (sin niño por medio, claro está) y funciona ;P.
Saludetes,
Sergio