martes, 25 de agosto de 2009

CAPTAIN AMERICA. The MAN with NO FACE

Guión: Ed Brubaker

Dibujo: Steve Epting, Jackson Guice & Luke Ross

Editorial: Marvel

Formato: Premiere HC. 168 Páginas

Precio: $19.99

Calificación: 5.5/10

El pijamismo está en horas bajas.

Si hace dos semanas me tenía que lamentar de la suerte que había empezado a correr Green Lantern de cara a Blackest Night; y hace una arremetía contra los ocho últimos números de los dieciséis que Millar y Hitch han dejado para la posteridad en Fantastic Four, esta semana le toca al Captain America de Brubaker, una colección que ha tenido momentos de auténtico genio pero que comenzó a acusar una cierta bajada de ritmo desde la muerte del Capi y que ahora, a falta por supuesto de saber como será el arco argumental que conecta con el Reborn, coquetea peligrosamente con el aprobado raspado.

Tan simple como obvia, la razón de este radical descenso en la calidad del cómic, tanto a nivel de guión como en lo que al dibujo se refiere, lo encontramos en la inmediatez temporal de ese evento que todos sabíamos que iba a pasar pero nadie cuándo. La resurrección de Steve Rogers está cercana (de hecho ya se han publicado dos de los cinco números de la miniserie que traera de vuelta al Capi original) y las opciones que eso deja a Brubaker son pocas. O alarga las tramas hasta lo indecible, o se saca de la manga un arco argumental de esos de relleno en los que poder hacer casi lo que le plazca sin ningún tipo de repercusiones futuras (y si de paso la historia también e
stá más que alargada, pues mejor). Tirando por la segunda opción, el guionista se inventa para este The Man With No Face a un par de personajes del pasado de Bucky, ya sea de cuando era compañero del Capi, como cuando actuaba en solitario como Winter Soldier. Dicho personaje, y sus megalómanos deseos de acabar con un porcentaje nada desdeñable de la raza humana con un virus de diseño procedente de...esto mejor me lo guardo...son los que mueven la acción durante seis números que, a falta de mejores epítetos, son eternos. Estirados hasta su punto de rotura, los acontecimientos que Brubaker relata en el volumen podrían haberse reducido a dos o tres números y ni la idea base ni los resultados finales se habrían visto muy comprometidos. Pero claro, las altas esferas y los mega-acontecimientos son al final los que rigen los destinos de las colecciones y no sus guionistas (por desgracia) siendo el presente tomo buena prueba de ello.

Decía al principio del párrafo anterior que no sólo es que The Man With No Face haga aguas en lo que a Brubaker compete, sino también en lo que respecta a la labor de Luke Ross, Butch Guice y Steve Epting (único que se salva de la quema). Quién sabe si también por imposición editorial o por decisión propia, los dos primeros dibujantes tratan por todos los medios de imitar, con dudosos resultados, el trabajo que el tercero ha venido desarrollando en la serie desde que comenzara a trabajar en ella hace ya cuatro añitos. Caracterizado el dibujo del último por un trazo suelto que queda perfecamente definido a través de la adecuada paleta de colores elegida ya desde el primer número, el arte de Ross y Guice intenta ir por los mismos derroteros, alejándose el primero de lo que le habíamos leído en Jonah Hex (por poner un ejemplo) con una simplificación de su estilo hasta casi hacerlo irreconocible, algo aplicable, aunque en menor medida, al segundo (que desde que le cogí manía en El Reinado de los Superhombres nunca ha logrado decirme nada). El resultado son muchas páginas que tienen que responder a tres bocadillos de texto y lo hacen lo mejor que pueden, sin que ello implique que la lectura sea más amena y llevadera.

Con este ya van tres de los pocos títulos de pijamismo que seguía mes a mes que se van al traste, ¿será Daredevil (el único que queda ya que Thor no cuenta pues Straczynski se marcha) el cuarto y definitivo?, ¿estaré abocado a dejar de leer superhéroes de aquí a pocos meses?...to be continued.

Sergio Benítez (247)

3 comentarios:

Nacho dijo...

Bueno, ya estamos de regreso.

Cómo eres capaz de criticar estás grapas en las que mes a mes no ocurre nada y que recopiladas en tomo dan lugar a una gran recopilación de... ¿nada?

Y del cuernecitos ya se ha publicado el último numero de éste guionista ¿vas a probar con Diggle? ¿o ya es la baja refinitiva de tu relacion pijamista?

Saludos!

Caracrater dijo...

Avisa cuando vaya a ser esa baja que tengo un champagne por aquí de los caros.
Siempre es bienvenido un acólito más.

sebelo2 dijo...

Pues la respuesta es no, a Daredevil lo dejaré junto con Brubaker. Una pena, pero ya cansa tanto baile de equipos creativos.
Así que con el 500, se acaba por ahora mi relación con el ciego del bastoncito rojo. Ya veremos que pasa en el futuro.
Saludetes,
Sergio