martes, 14 de abril de 2009

La COSA NOSTRA. Primera Época

Guión: David Chauvel

Dibujo: Erwan Le Saëc

Editorial: Planeta DeAgostini

Formato: Libro Cartoné. 224 Páginas

Precio: 20€

Calificación: 7 /10

"Que yo recuerde, siempre quise ser un gángster".

Con esa frase comenzaba una de las cintas más ambiciosas de Martin Scorcese, Uno de los Nuestros. Un calificativo, el de ambicioso, que muy aplicado al cine y casi siempre a las nuevas producciones del citado director, Ridley Scott o James Cameron, casi nunca encuentra su traslado al noveno arte. La Cosa Nostra no sólo se adhiere perfectamente a este concepto, sino que su ambición termina jugando en cierto modo en su contra.

Chauvel y Le Saëc plantean con la presente serie un repaso a los orígenes de la Mafia en Estados Unidos, alrededor de los cuales hay más mito que realidad; intentando los autores acercar su relato más hacia el segundo de los términos. Este deseo se refleja, antes que nada, en el grafismo de Saëc, cuyo verismo a la hora de construir las calles de Nueva York, se enfrenta a lo que el artista llega a dar de si cuando toca dibujar a los personajes: si bien su caracterización está bastante conseguida y es fácil distinguir a Capone de Lucky Luciano, Bugsy Siegel o Frank Costello, el encorsetamiento que produce tamaña labor redunda en detrimento de la fluidez narrativa, con unos personajes abigarrados y estáticos que en ocasiones entorpecen el ritmo de la lectura.

En lo que a Chauvel respecta el ritmo no es un problema. La labor de investigación y documentación que el autor demuestra en cada página del tomo es tan exhaustiva como asombrosa: muestra de ello son las últimas páginas del volumen, donde se citan las fuentes y pequeñas licencias que el escritor se ha tomado a la hora de estructurar la narración (siempre en off, como las grandes cintas del cine negro). Chauvel recaba información de muy diversos rincones para contarnos, de forma casi lineal (aunque permitiéndose varios saltos temporales), una historia apasionante en la que cada "actor" está dotado de una precisa voz propia, siendo precisamente este el punto fuerte de la labor del guionista. Desde el desconocido narrador, hasta cada uno de los mafiosos protagonistas, Chauvel escribe con pulso firme sin que en ningún momento decaiga, no ya la descripción de los mismos, sino el vertiginoso devenir de los acontecimientos en los que se ven envueltos.

A la postre, es por el trabajo del guionista más que por el de Saëc por lo que La Cosa Nostra termina siendo una lectura apasionante, que atrapa en cada capítulo y no da un respiro al lector. Teniendo en cuenta dónde acaban los acontecimientos narrados en este tomo, muy mal lo tiene que hacer Chauvel para no enganchar aún más con el siguiente, en el que, a todas luces, se revisarán los años de la Ley Seca, apasionante época para el que alguna vez se haya acercado a la historia de los Estados Unidos.

Sergio Benítez (142)

10 comentarios:

Caracrater dijo...

Yo, como buen gansteril que soy, me compre esta "enciclopedia" sobre la mafia, ya que la labor del guionista en documentación es asomobrosa pero la nada facil labor del dibujante y la reducción del tamaño para que salga en integral hace que lastren esta saga bastante.
Por otro parte lo dicho, si eres fan, de como dice Sergio, de la Ley Seca, de Roothstein, de Luciano, de Dutch Schultz, corruptela, etc........esta es una buena manera de leer sobre esto...

sebelo2 dijo...

Repasándolo el otro día antes de archivarlo definitivamente, constaté de nuevo que sí, el dibujo de Saec está muy bien documentado pero que, como bien dices, Toni, la reducción al formato de Planeta no le sienta muy bien al tebeo.
En fin, si algún día salimos de la crisis no estaría mal que la editorial se planteara comenzar a utilizar de forma mayoritaria el formato álbum, dejando este más económico para obras menores.
Saludetes Toni,
Sergio

Anónimo dijo...

Es una pena esta desastrosa moda que hay hoy en dia de reducir el tamaño a los tebeos para venderlos como "novela grafica". Por lo menos Planeta parece que ha rectificado con Trolls de Troy...

unchra dijo...

la verdad que es una cosa de la ya se ha comentado mucho, pero dentro de que es la única manera que lleguen cosas aquí que de otra manera no llegarían, hay casos y casos. Y esta Cosa Nostra es uno de los casos flagrantes en los que la reducción de tamaño es un poco una aberración ya que te dejas los ojos. Eso si, en integral y de tamaño normal, como Trolls de Troy, asi si, señores.

sebelo2 dijo...

Correcto, Trolls de Troy era el ejemplo que tenía en mente con lo de la publicación de volúmenes a tamaño normal. Otro ejemplo es lo que están editando ahora de Spirou. Vamos, que cuando quieren no meten la pata hasta el corvejón.
Saludetes y bienvenido Unchra, espero verte más por aquí (y a ti también, Anónimo, seas quien seas ;) ).
Sergio

Caracrater dijo...

me vas a disculpar, Sergio, pero ese mutante llamado unchra soy yo:) Los comentarios que pongo recien levantado se ve que no van muy bien y me doy cuenta ahora cuando llego a casa.
ejem,ejem....Saludos.

sebelo2 dijo...

Jajajajaja, no puedo contigo tío, jajajajaja.
Saludetes Toni,
Sergio

iluvatar dijo...

Y el "Anónimo" soy yo, a veces se me pasa lo de conectar la cuenta de google... :)

Xelo dijo...

Bastante de acuerdo con tu reseña, Sergio, pero yo le daría un 6 como máximo, justamente por la labor del dibujante.
Y es ahí en donde opino de manera diferente a los comentarios anteriores. Creo que Saëc nos muestra un trabajo bastante limitado, y seguiría estando limitado con una edición en formato "normal".

sebelo2 dijo...

Ah vale Iluvatar, a mi también me ha pasado alguna vez ;).
Y coincido contigo Xelo en que el dibujo es lo más flojo del tebeo, pero es que el guión es tan bueno, que a veces casi ni importa.
Saludetes a los dos,
Sergio