miércoles, 29 de abril de 2009

WOLVERINE: LOGAN


Guión: Brian K.Vaughan

Dibujo: Eduardo Risso

Editorial: Marvel

Formato: Premiere HC. 112 Páginas

Precio: $19.99

Calificación: 7/10

Con la edición de Origin parecía que Quesada abría por fin la veda para empezar a contar la oscura vida de un personaje al que ya se le había puesto fecha de nacimiento. La realidad, no obstante, fue bien diferente y no se produjeron cambios sustanciales en el personaje hasta el evento de Civil War. Fue entonces, con un Lobezno recuperando de golpe todos sus recuerdos, cuando Marvel decidía que ya era hora de llenar los huecos dejados tras treinta años de personaje. Nacía así Wolverine: Origins, una serie regular auspiciada por Daniel Way y Steve Dillon que abundaría sobre detalles nunca contados del canadiense.

Como ya he dicho no pocas veces, he terminado agotado al intentar seguir ciertas colecciones hasta sus últimas consecuencias. Es por ello que mis contactos con la regularidad de los universos de DC y Marvel se limiten a proyectos autoconclusivos en los que los requerimientos acerca de conocimientos de continuidad sean mínimos. La miniserie que nos ocupa entraba de lleno en este concepto (y se alejaba de la citada Origins, de la que sólo me leí los seis primeros números) y teniendo en cuenta los nombres que estaban al frente, no dudé ni un segundo a la hora de pedírmela por Previews.

Brian K.Vaughan es uno de los pocos guionistas que sigo haga lo que haga, como ya he comentado alguna vez por aquí. Con la clara intención de concretar una historia que se pudiera leer de forma aislada, los planteamientos de Vaughan de cara a Logan son muy similares a los que Claremont y Miller desarrollaron en su mítica miniserie allá por los ochenta. Así, Vaughan narra una historia centrada en Japón para mostrarnos el momento en el que nuestro mutante favorito se hizo hombre. Esta frase publicitaria, demasiado exagerada, esconde una historia que el guionista estructura en dos tiempos diferentes, la Segunda Guerra Mundial y el presente.

La segunda línea temporal es tan sólo una excusa para que Vaughan desarrolle, aunque muy brevemente dada la exigua duración de la miniserie, lo que realmente le interesa, una historia de encuentros y pérdidas que ya hemos leído mil veces en otros tantos tebeos, pero no por ello deja de funcionar a la perfección. Eso sí, una vez consumida en poco más de veinte minutos, la sensación que el guión deja en el lector es que este era un proyecto cuyas necesidades superaban ampliamente las setenta y dos páginas en las que queda constreñido, quedándose al final en un quiero y (casi) no puedo.

Afortunadamente ahí está el gran Eduardo Risso para suplir las carencias de lo que Vaughan no llega a ofrecer. El argentino, maestro de las sombras y un narrador consumado (como ya ha demostrado por activa y por pasiva en esa gran obra que es 100 Balas), ofrece en Logan todo un recital de buen hacer a los lápices y las tintas, una labor que queda complementada a la perfección por la correcta paleta con la que Dean White perfila pasado y presente.

Como tebeo de mutantes Logan se alza por encima de lo que normalmente podemos encontrar en las aburridísimas series X (menos los New X-Men de Morrison y los Astonishing de Whedon, claro está). Como tebeo a secas no pasará a la historia como piedra angular del personaje, tan sólo como un entretenimiento de rápido consumo, algo a lo que Marvel nos tiene ya más que acostumbrados.

Sergio Benítez (152)

6 comentarios:

Nacho dijo...

Esto no me lo he leído, pero como tengo la mala costumbre de poner comentarios en casi todas las entradas éste blog...

Pues nada, a pasarlo bien ¿vale?

Saludos!

Jorge dijo...

Hola!!

Me encanta casi todo lo de Vaughan y Logan es un personaje tan manido como interesante...pero ese precio!!

Yo creo que me esperaré al TPB americano, porque 20$ por 112 páginas en el HC o 11 € por 80 páginas en la edición de Panini como que escuece un poco...

De todas formas, gracias por la recomicdación!!

Sds!!

sebelo2 dijo...

Pues muchas gracias Nachete, se agradece el esfuerzo de dejar una tontería todos los días ;).
Y Jorge, a mi al final entre el cambio del dólar y que me lo pillé por el servicio de Previews que ofrece Milehigh, me salió chispa más o menos por lo que cuesta el de Panini. De todas formas, el TPB saldrá por un poco menos, obviamente.
Saludetes a los dos,
Sergio

Ali dijo...

¿Y qué me dices del X-factor de David?.Bueno,bien pensado,no es un cómic de mutantes al uso.Se asemeja más a una sitcom.

Agur

Caracrater dijo...

ehh..... que yo tambien soy de los pone comentarios casi siempre aunque sea para decir que no puedo decir nada porque no me acuerdo del comic......
Tengo que decir que uno de mis ultimos descubrimientos, gracias a 100 balas, es Risso y estoy de acuerdo contigo, Sergio, es un crack.
Hala........ya esta.
Saludos.

sebelo2 dijo...

Todavía me acuerdo de las risas que me echaba con Factor-X Ali, lástima que después se estropeara tanto.
Y Toni, lo se, sino fuera por los que os molestáis en dejar vuestros comentarios todos los días, esto sería muy aburrido ;).
Muchas gracias a todos por estar ahí,
Sergio