martes, 17 de febrero de 2009

BEST OF MARVEL: CAPITÁN AMÉRICA

Guión: John Ney Rieber

Dibujo: John Cassaday

Editorial: Panini

Formato: Tapa Dura 144 Páginas

Precio: 18,95 €

Calificación: 7.5/10

Aunque este comic lo tenía en mi lista negra desde hacía ya algún tiempo, llegó a mi poder por rebote. Mi hermano Sergio, re-enganchado al carro de la nueva Marvel, adquirió este volumen más por los dibujos de Cassaday que por el guión de Rieber. El hecho de tener el tomo en mis estantes habla por sí solo: “Los dibujos de Cassaday son de los mejor que le he visto, pero no soporto el discurso americano”.

Antes que nada conviene advertir al potencial comprador de esta obra, que el comic en cuestión salió justamente después del atentado del 11-S. Y tampoco conviene olvidar como se llama el protagonista de la historia, Capitán América. ¿Vale? Ahora ya se pueden hacer una ligera idea de por donde van los tiros.

Y ustedes se preguntaran, ¿exageró el hermano de este tipo? ¿Es para echarse las manos a la cabeza? Sí y no. La historia supura americanismo por todos lados. Los terroristas son malos muy malos y los americanos son buenos y pobrecitos ciudadanos. Ellos estaban ahí tan tranquilos y viene esta gente a hacer cosas malas. Si es que el mundo está mu mal repartio.

Cierto es que Rieber plantea una serie de cuestiones bastante interesantes, pero también es verdad que las respuestas que aporta no son del todo convincentes. La más interesante de todas, bajo mi punto de vista, es como los terroristas poseen tecnología proporcionadas por los Estados Unidos. Todo está podrido, desde SHIELD hasta Seguridad Nacional.

El tomo de 144 páginas se bebe. Primero, por el ritmo que le imprime el guionista desde la primera viñeta. Segundo, porque casi todo el comic se compone de textos de apoyo y diálogos muy cortos. Estos textos son en su mayoría los pensamientos del Capi que al ser tan cortos transmiten una sensación de inflexibilidad y acatamiento de ordenes muy propias de un soldado. Todo un acierto del guionista.

Y los dibujos de Cassaday, como muy bien dijo mi hermano, de lo mejor que ha dibujado en su vida. Algunas composiciones de páginas quitan el hipo. La simbología aplicada en algunas viñetas es de lo más curiosa. Dice Cassaday en la introducción del tomo que siempre quiso trabajar con el personaje de Steve Rogers, y eso se nota. Una auténtica delicia visual.

El que quiera disfrutar de una historia cargada de tintes políticos, ya sabe lo que tiene que hacer. Aunque bien es cierto que quizás no conjugue con lo planteado por el guionista. Siempre puede secar las lágrimas derramadas con las páginas espectacularmente dibujadas por un Cassaday en estado de gracia. Lo que no pase en la tierra de la libertad y los papafritas…perdón, y las papafritas no pasa en ningún otro sitio.


Marione (61)

1 comentario:

Avengersforever dijo...

Coincido completamente contigo, el cómic llega a ser empalagoso de tanto americanismo barato, pero los dibujos son realmente buenos. Con todo yo le hubiese dado menos nota, ya que exceptuando el pequeño intringulis de las placas identificativas, todo los demás no aporta demasiado.

Ánimo