martes, 24 de febrero de 2009

En POCAS PALABRAS


Guión y Dibujo: Jason

Editorial: Astiberri

Formato: Libro Rústica. 160 Páginas

Precio: 17€

Calificación: 9/10

Tras terminar la lectura del último cómic de Jason editado por Astiberri en nuestro país no tengo más remedio que rendirme a la tremenda evidencia que pone de relieve que el artista noruego es un GENIO del noveno arte. No crean que tal afirmación está hecha a la ligera. O que ha sido inferida de la sola lectura del volumen que ahora nos ocupa. Para nada. Habiendo ya leído la totalidad de su obra (que poco a poco iremos repasando, por eso el sellito de recomicdando a Jason) es inevitable, o al menos lo es para el que esto suscribe, pensar que lo que este singular guionista y dibujante consigue está al alcance de muy pocos.

En el volumen editado por Astiberri (en una edición estupenda como ya es norma en la casa) se recogen tres historias que inciden, como ya es constante en su bibliografía, en el amor y sus muchas y dispares variantes; unas variantes que el autor arropa con relatos enmarcados en los más variopintos géneros, ya sea la ciencia-ficción temporal (Yo Maté a Adolf Hitler) o galáctica (El Último Mosquetero), ya sea inspirándose en La Ventana Indiscreta hitchcockniana o, como es el caso que nos ocupa, tomando préstamos tan diversos como los fundamentos del cine mudo, el Frankenstein de Mary Shelley o las películas de zombis de Romero y compañía.

Al igual de cómo ocurre en el resto de sus obras, Jason no se limita al plagio o la cita directa, sino que, tomando como base de inspiración las citadas historias, va construyendo a su alrededor todo un universo plagado de detalles que podrían perderse al lector que pase por esas (aparentemente) simples páginas en las que el número de viñetas nunca supera la media docena, y que quedan caracterizadas por el trazo limpio y la antropomorfización con la que el artista ha parido el resto de sus tebeos. Dichos detalles son a veces tan sutiles como el cambio de color de fondo de la página en Dime Algo (cuando el fondo es blanco el tiempo es presente, cuando cambia a negro viajamos al pasado); las viñetas de Los Vivos y los Muertos que en lugar de estar ocupadas por dibujo, se completan con textos a la manera de las cortinillas del cine insonoro, y que ayudan a crear la ilusión de estar viendo un filme en los años 10 ó 20 del pasado siglo; o las magistrales elipsis con las que va avanzando la extraordinaria y original visión del personaje del monstruo de Frankenstein en Por el Mal Camino, probablemente la mejor de las tres historias incluidas en el tomo.

Ejemplificando la idea que se intenta plasmar en estas líneas, el último relato incluido en En Pocas Palabras cuenta con una sublime conversación entre los ayudantes/sirvientes de los creadores, ya sean estos de monstruos o máquinas temporales: tomando a esos personajes que en las películas y libros carecen de importancia en la trama principal y a los que recordamos sólo por circunstancias anejas (el hilarante Marty Feldman de El Jovencito Frankenstein por ejemplo) e insuflándoles una humanidad acongojante, Jason demuestra, más allá de toda duda razonable que como el, contados con los dedos de la mano.

Sergio Benítez (112)

8 comentarios:

chesus dijo...

Jason es un autor que siempre me ha llamado mucho la atención,pero hasta ahora no he adquirido nada de él. Para empezar por uno ¿cuál me recomendarias? Gracias

sebelo2 dijo...

Muy buenas y bienvenido seas Chesus. Pues quizás, y por hacer las cosas como es debido, yo empezaría por ¡Chhttt!, el primero de Jason que editó Astiberri. Y a partir de ahí seguiría por orden para ir observando la evolución del autor en sus formas narrativas (que no en el dibujo).
Ya me dirás que te ha parecido la recomicdación.
Saludetes
Sergio

Marione dijo...

Pues la verdad es que es un pedazo de comic. Mientras tú sufrías con la noria diabólica del LBP yo preferí tomarme un descanso degustando esta maravilla.

Todas las historias están realmente bien pero la de los muertos vivientes me pareció una pasada.

Y lo que comentas del borde de las páginas para situar la acción presente-pasado, sin ser algo nuevo, queda realmente bien.

Saludos.

Angux dijo...

Reconozco solo haber leído una obra de este señor (No me dejes Nunca)y quedarme desde entonces con ganas de más que poco a poco espero ir quitando.
Me pareció, (ojo, con esa única lectura), un narrador increible, utilizando varios pntos de vista para contar la misma historia y siempre de manera distinta. Del dibujo mejor no hablamos aunque es válido para lo que el autor nos quería contar.

Un saludo.

Por cierto, ¿antropoformización o antropomorfización?

sebelo2 dijo...

Jejeje, lo segundo Angux, lo segundo.Ya está corregido.
Y Mario, todavía estoy soñando con la puñetera noria, cague en diez con el jueguecito de marras!.
Saludetes a ambos,
Sergio

David. dijo...

Sin duda Jason es uno de los grandes. A mí me defraudó un poquito El último mosquetero, estaba bien, pero la encontré demasiado minimalista, por así decirlo, para mi gusto. Aunque un buen derroche de imaginación.

La de Chttt!!! (probablemente la esté escribiendo mal) sí me pareció inmensa (la "recomicdé" en la lista del 2008). No le he leído más a Jason, pero quizá sea un autor de lucirse más en relatos cortos.

Saludos.

Caracrater dijo...

Cuando me entere que salia este En pocas palabras fui raudo y veloz a mi libreria a por él( y precisamente esta noche pensaba leerlo)
Ya lo he dicho alguna vez, este Jason me parece un intelectual de cojones y además tiene que ser un buen tipo.
A mi me engancho con su hitckooriana ¿Por que me haces esto?
Gustaran unos más que otros pero siempre sorprenderan.
Saludos compañeros.

sebelo2 dijo...

Pues a mi me pasó lo mismo, sabía que salía el jueves pasado y allí fuí por él.
En mi caso el enganche fue con El Último Mosquetero, y ya lo tengo (y he leido) todo.
Un genio este hombre, un genio.
Saludetes
Sergio