viernes, 30 de julio de 2010

WIMBLEDON GREEN

Y como dirían en el Un, Dos, Tres........¡¡¡¡¡CAMPANA y SE ACABÓ!!!!!

Han sido dos años, un mes y veinticuatro días en los que hemos llegado a publicar 684 reCOMICdaciones de sendos títulos diferentes. Toda una bilioteca de consulta a la que hemos dedicado muchas horas de lecturas y algunas menos de escritura que, mientras la vida sigue avanzando y el incierto futuro dicte que podamos (o no) volver a leernos por estos lares, quedan aquí como testimonio de la sana locura de un grupo al que le debo muchísimo.

No sé si estas líneas serán una despedida.

Espero que sólo queden como un hasta luego.

Sea como sea, GRACIAS por estar AHÍ.

'Nuff Said!!!!!!!


Guión: Seth

Dibujo: Seth

Editorial: Drawn and Quarterly

Formato: Libro Cartoné. 128 Páginas

Precio: $19.95

Calificación: 9/10

Por regla general la vida de un coleccionista de tebeos es una en la que las satisfacciones superan con mucho a los malos momentos. De entre las primeras están esas innumerables ocasiones en las que abrimos un cómic y nos dejamos invadir por el olor a tinta y la percepción de que algo muy grande está a punto de sucedernos. A ellas también se suman esos gratísimos momentos en los que por fin conseguimos, tras mucho tiempo buscando, ese título que hasta entonces se nos había mostrado esquivo, o aquél que leímos cuando pequeños y que, por pura nostalgia, tenía que formar parte como fuera de nuestra colección. Pero, ¡ay!, también pululan por ahí los negativos (o no tan agradables), esos que, en contadas ocasiones hacen que, o te arrepientas de haber leído tal o cual título, o que, como me ocurrió en mi última visita al Forbidden Planet londinense (sí, por fin voy a contar la dichosa historia para aquellos a los que interese, que supongo serán muy pocos) lamentes no tener dinero a espuertas para poder traerte de vuelta a España media tienda. Quien quiera saltarse mi periplo londinense que pase directamente al cuarto párrafo, que es donde empiezo a hablar en realidad de Wimbledon Green.

Tras algo más de una hora deambulando por las infinitas estanterías de la tienda (el paraíso para cualquier amante del cómic americano que se precie) entre mis brazos había algo más de quince volúmenes de títulos que abarcaban desde un recopilatorio con los Ultimates 3 (¿qué queréis?, Madureira siempre ha sido una debilidad) hasta un voluminoso tomo de Frank Frazetta, pasando por los dos recopilatorios de Whiteout, una edición Deluxe de Midnight Nation, un trabajillo de Kyle Baker que me faltaba, el Literary Life de Posy Simmonds, Filthy Rich (de Azzarello y Víctor Santos), el omnibus de Ronin, el Sgt. Rock de Tucci, una novela gráfica del dibujante de Mom's Cancer, los dos primeros volúmenes de Northlanders, el noveno recopilatorio del Ex-Machina, otro omnibus, esta vez de PVP, el gran volumen de Doug Wright, el primer Deluxe HC de Y: the Last Man, el Dark Entries e incluso la edición americana de George Sprott. Obviamente, sino quería que mi mujer me pidiera el divorcio, ni pagar una fortuna en sobrepeso de equipaje, aquella montaña había que reducirla. Así que me puse manos a la obra.

El Ultimates 3 cayó por motivos más que obvios antes que ningún otro (por mucho que me gustara Madureira, era Loeb quien perpetraba el guión). Y a partir de ahí comenzó el duro proceso de descarte. A la tercera parte de Los Vengadores versión Ultimate siguieron casi sin pensarlo aquellas ediciones en tapa dura de cosas que ya tenía, así que George Sprott, el volumen de Y y el Midnight Nation (snif, con lo bonita que era la edición), fueron devueltas a las estanterías. El siguiente fue PVP, más por precio que por otra cosa, un razonamiento que también afectó, por muy atractivo que fuera, al Doug Wright Collected. Sin querer mirar mucho, dejé también los dos tomos de Whiteout, el de Kyle Baker (este último debido a que, al margen de Los Bakers, hacía tiempo que el autor no me terminaba de convencer), el Filthy Rich y, muy a mi pesar, el de Frazetta. Quedaban ya muchos menos, pero aún había que afinar más la criba, con lo que el segundo de Northlanders y Whatever Happened to the World of Tomorrow? fueron los últimos sacrificados. Y así hubiera quedado el cuadro final - con el noveno de Ex-Machina, el Sgt. Rock de Tucci, el primer volumen de Northlanders, el Literary Life y el Dark Entries- sino hubiera sido porque en una de las muchas vueltas para colocar los cómics en su sitio, un pequeño y llamativo tomito llamó poderosamente mi atención: su tipo de letra y el diseño de la portada no podían ser de otro que el gran Seth, y así fue como este Wimbledon Green terminó cerrando una compra intensa pero, para qué negarlo, bastante fructífera.


El hecho de que haya esperado a este recomicdación en particular para contaros esta historieta personal viene relacionado con que el largo subtítulo de Wimbledon Green no sea otro que The Greatest Comic Book Collector in the World, ya que la fantástica historia que nos cuenta aquí Seth sigue precisamente a eso, al Mejor Coleccionista de Cómics del Mundo.

Ya en la línea de lo que después podremos encontrarle en la que es su incontestable obra maestra hasta la fecha (la incomensurable George Sprott) Seth teje aquí una historia a base de otras muchas más pequeñas que forman parte de ese gran puzzle que es la vida del protagonista. En un tamaño mucho más reducido que el su última obra, el artista canadiense explora aquí con la misma intensidad los recovecos a los que pueda llevarle la fragmentada narrativa heredada del mejor Chris Ware. Así, y como ya pudiéramos observar en George Sprott, el artista comienza a construir el relato que pretende trasladarnos in media res, adentrando al lector casi a empujones en el fascinante universo que poco a poco irá desvelando sus muchos secretos. Las similitudes con la obra que le ha valido tantísimos elogios en el pasado 2009 son muchas: para empezar tenemos las concomitancias que se producen cada vez que el autor utiliza la voz de algún personaje externo al núcleo central de la historia para aportar datos sobre ella que pueden, o no, ser verdad ya que éstos no tienen porque haber conocido a Wimbledon de forma directa. En lo que a ese núcleo respecta, si en George Sprott, el continuo hilo central de las idas y venidas era ir acercándonos inexorablemente al momento de la muerte del protagonista, en Wimbledon Green, es atención se divide en dos. Por un lado Seth nos acerca a los denodados intentos del personaje y sus competidores por hacerse con el único ejemplar existente de una rara serie de cómics; por el otro, va desvelando la apasionante historia de cómo terminó en manos de Green la mayor colección privada de cómics de la historia.

Trufado todo ello de ese particular carácter, mezcla ajustada entre un humor amargo y una nostalgia que impregna cada viñeta, resulta curioso, tras finalizar la lectura, repasar las líneas de texto que sirven de un prólogo que, en palabras del autor "debería ser epílogo", para darnos cuenta de lo mucho que se menosprecia Seth. Tachando a este espectacular cómic de "apresurado y con un dibujo pobre", el autor no hace más que mostrar una tremenda modestia que para nada es reflejo de la realidad: Wimbledon Green (con su maravillosa edición) es la antesala de George Sprott en todos los aspectos, y como tal, en su carácter sobresaliente está la simiente de esa obra maestra del noveno arte que es su último trabajo.

Sergio Benítez (y 397)

23 comentarios:

Beguetti dijo...

Me va a ser extraño no consultar la reseña diaria en Lecturas, pero el día a día funciona así, nada es para siempre.
Tu blog ha sido una referencia para muchos en los que me incluyo.
Hasta pronto Búfalo...y que te vaya bonito.

Un abrazo.
Oscar Begué.

sebelo2 dijo...

Muchas gracias por tus palabras Oscar.
Un fuerte abrazo,
Sergio

Toni dijo...

Un autentico placer haber formado parte de esto, y un muy grato y especial recuerdo me quedara por siempre.
Un abrazo. Toni Caracrater.

PAblo dijo...

Siempre un hasta luego, recomicdadores...

Nos seguiremos leyendo en algún lado. Podéis sentiros orgullosos de la labor que habéis realizado en este blog.

Impacientes Saludos.

sebelo2 dijo...

Muchas gracias a los dos, Toni y Pablo, por vuestras cálidas palabras.
Y por supuesto, Pablo, nos seguiremos encontrando en otros rincones.
Abrazos a los dos,
Sergio

santiago dijo...

Muchas gracias por este superblog. Hasta luego!

Alberthor dijo...

No quería faltar a la despedida, que espero no sea del todo definitiva. Muchas gracias por este gran compendio de reseñas que me habeis enregado y del que seguiré echando mano de vez en cuando, por supuesto.

¡MUCHAS GRACIAS A TODOS!

Ali dijo...

Hasta luego!

Romén Álvarez dijo...

como va a ser eso! que voy a hacer todas las mañanas si mi recomicdación diaria!!! no en serio espero que sea una pausa en el camino y que lo retomes porque somos muchos los que te leemos, gracias por compartir tus lecturas y espero leerte pronto (neufert).

Romén Álvarez dijo...

Voy a echar de menos tu recomicdación diaria..espero de corazón que sea un hasta luego y cuando cojas fuerza continues compartiendo tus reseñas con nosotros, un placer haberte descubierto y mucha suerte, espero que estés de vuelta pronto!!!! (neufert).

sebelo2 dijo...

Pues muchas gracias chicos. Y Romén, si quieres seguir leyéndome, mándame un correo a la dirección de gmail sebelo2 y te unirás a la gente que recibe todos los meses el suplemento del periódico...no es una reseña diaria, pero si que da para bastante.
Abrazos a todos,
Sergio

Jolan dijo...

Tan sólo agradeceros vuestra ardua labor de todo este tiempo. Se os echará de menos por la red. Un fuerte abrazo.

Xavi dijo...

Las gracias son para vosotros, sin duda :)

sebelo2 dijo...

De nuevo GRACIAS por estas "despedidas".
Sergio

Señor Werty dijo...

Bueno, seguiré pasándome por aquí y apuntando más recomendaciones atrasadas que me han quedado, muchas gracias por todos los que he descubierto.

Sau2

sebelo2 dijo...

Werty, te digo lo mismo que a Romén. mándame un correo a la dirección de gmail: sebelo2 y te añadiré a la lista de suscriptores de la página semanal (que envío una vez al mes) del suplemento cultural del periódico.
Un saludo,
Sergio

Anónimo dijo...

Pero ¿por qué? soy una recién llegada y sólo encuentro despedidas...ay espero que podáis volver pronto
abracicos

Avengersforever dijo...

Ostras!
Me he quedado de piedra. Cuando te acostumbras a algo que te gusta, nunca piensas en que podrá acabarse.
Gracias por todo.

Saludos y ánimo.

sebelo2 dijo...

Pues te digo lo mismo que a los demás Avengers Forever (¡que grande comic del Pacheco!) mándame un correo a la dirección de sebelo2 en gmail y podrás seguir leyéndome, aunque no a diario y no en el mismo formato.
Muchas gracias por vuestras palabras.
Sergio

Yota dijo...

Oh venga! no podéis cerrar! Se os echará mucho de menos, aunque espero que volvais, yo ya he cerrado mi blog tres veces y ahí sigo.

Marcos Mateu dijo...

Como tu dices espero que sea un hasta luego. Yo mientras y por si acaso, dejo vuestro link en mi blog :)
Un saludo y hasta pronto!

Alberthor dijo...

Pues sí que es verdad eso del cerrojazo... por ahora.

Ahora a buscar lña reseña de Top 10 jeje.

Arion dijo...

Comparto esas vicisitudes del coleccionista de cómic, que no es un coleccionista cualquiera sino quizá uno de los más apasionados de la especie humana.

Si te interesa visitar mi blog (sobre cómics y arte en general) ahí va el link: www.artbyarion.blogspot.com