jueves, 8 de julio de 2010

SAY HELLO to BLACK JACK

Guión: Syuho Sato

Dibujo: Syuho Sato

Editorial: Glénat

Formato: 13 Libros Rústica. 230 Páginas c/u

Precio: 3.95€ c/u

Calificación: 7.5/10

Si hay algo que House y Anatomia de Grey nos han enseñado es que las historias de médicos triunfan. Ya sea con alicientes como triángulos amorosos o grandes personajes carismáticos la verdad es que estas series llaman mucho la atención del público. Sobre todo lo hacen por el drama humano, personas como tu y como yo que tienen un accidente y le tienen que amputar una pierna, ancianos como nuestros abuelos que tienen que extirparles un tumor en algún lugar muy difícil de sacar o madres de familia que tienen cáncer y deben sobrevivir a duras penas a la quimioterapia.

Todas estas historias son solo unos ejemplos de lo que podemos ver en este tipo de
series, y algunos de esos ejemplos aparecen en esta serie cuyo titulo hace homenaje al gran Black Jack, personaje creado por el padre del manga moderno Osamu Tezuka.

Say Hello... se centra en un joven estudiante de medicina que empieza sus prácticas en un hospital universitario, donde cada ciertas semanas ira rotando de especialidad hasta acabar decidiéndose por alguna. Saito (el estudiante) es un chaval bastante inocente y con una visión idealizada de lo que es un médico. El pobre acabará estampándose contra la realidad al comprobar que la mayoría de los médicos son unos ávaros que solo buscar forrarse a costa del sufrimiento ajeno. Comprobará que luchar contra el sistema es algo que puede acabar destruyéndole como persona y como médico. Pero sobre todo irá encontrando el camino hacia el médico que él quiere llegar a ser.

Todo este camino de maduración ocurre mientras Saito se traslada de una especialidad
a otra, se enfrenta a casos que a cualquiera le harían soltar una lágrima de tristeza y es ahí donde el dibujante usa todo lo que tiene para dibujar escenas muy dramáticas, aunque muchas veces las posturas y caras de los personajes son bastante exageradas.

A media lectura de la serie (13 tomos en total) ya uno puede intuir como se irán
desarrollando las tramas, pero no por ello dejan de ser menos dramáticas o dejan de transmitir el mensaje que el autor quiere transmitir: El sistema está podrido y las reglas están para saltárselas si es para ayudar a quien lo necesite.

Es una lastima que la serie no haya vendido lo que se merece y su segunda parte no vaya a llegar (al menos por el momento) a España, pero mientras nos quedamos con la esperanza de que eso ocurra tenemos 13 tomos a 4€ por tomo para poder disfrutar de buenas historias fuera de los típicos shonen de niñatos con superpoderes salvando al mundo.

Sebastián (35)