miércoles, 2 de diciembre de 2009

LIBERTADORES

Guión: Enrique Fernández

Dibujo: Enrique Fernández

Editorial: Glénat

Formato: Álbum Cartoné. 48 Páginas

Precio: 12.95€

Calificación: 6/10

Citada en un comentario que Angux dejaba en la recomicdación de La Isla sin Sonrisa (en el que nuestro estimado amigo afirmaba que el dibujo le había parecido muy confuso), Libertadores suponía la única obra de Fernández a la que, más por desconocimiento que por ganas, no le había echado el guante. Como quiera que su último trabajo había dejado tan buena impresión, y el recuerdo de El Mago de Oz, al menos en lo que a dibujo se refiere, era positivo, resolví darle una oportunidad a la ópera prima del artista, en la que, al igual que el editado para el Salón del Cómic, hace también las veces de guionista.

Los problemas que citaba Angux en cuanto a lo confuso de la narrativa son los primeros que llaman la atención al adentrarnos en la lectura: el trazo de Fernández es muy parecido, aunque quizás menos depurado, al que le hemos conocido en sus trabajos posteriores, pero su storytelling queda lastrado por una excesiva voluntad de que la composición de página este en constante renovación, explorando el español una y otra vez las posibilidades que su bagaje en el mundo de la animación le da para estructurar la secuenciación de viñetas y olvidándose en el camino en no pocas ocasiones de que la claridad sea su objetivo primario, especialmente en un par de "escenas" en las que hay que leer más de una y dos veces la página para poder entender lo que nos quiere narrar.

Acompañando al dibujo, aunque quizás no con la misma intensidad, el guión de Libertadores parte de una idea que, si bien no es del todo original, si que consigue atrapar al lector con la promesa de algún que otro giro interesante que nunca termina apareciendo, perdiéndose el devenir de la historia en un constante ir y venir de ideas que, bien hiladas, podrían haber desembocado en un producto mucho más cohesivo. Además, para rematar la faena, Fernández cierra la historia con un coitus interruptus, una conclusión que se queda en tierra de nadie y que refuerza aún más la impresión de lo casual en la elaboración de todo el volumen que, con todo, es una buena muestra de lo que el autor será capaz de dar de si años después.

Sergio Benítez (324)

3 comentarios:

Nacho dijo...

Poco puedo ayudar, dado que de éste caballero sólo he leído La isla sin sonrisa, así que...

Pero ya que estoy por aquí aprovecho la ocasión para mandar un salutido a todo aquel que esté leyendo. (por hacer algo)

Saludos!

Angux dijo...

El 6 que le otorgas me parece una buena nota. Lo mejor es lo que vino un tiempo más adelante: La isla sin sonrisa.

Un saludo.

sebelo2 dijo...

Pues es lo que le iba a decir a Nacho, que habiendo leído La Isla sin Sonrisa, ha leído lo mejorcito de Fernández.
Saludetes a los dos,
Sergio