martes, 22 de diciembre de 2009

La SEMANA MÁS LARGA

Guión: JAN

Dibujo: JAN

Editorial: Ediciones B

Formato: Varios

Precio: Varios

Calificación: 10/10

Como ya os comenté en mi anterior recomicdación del superhéroe español, el álbum que hoy reseño es mi favorito, lo que justifíca el diez como una catedral que le he colocado, y que haya decidido dedicarle una reseña a él solito, como creo que se merece.


¿Y que hace tan especial este álbum de Súper López que no tenían los anteriores? Pues básicamente, y como ocurre con todos los cómics que merecen la pena, la historia. En esta ocasión, tenemos por un lado al doctor Escariano Avieso, que ha diseñado una rayo capaz de abrir agujeros en la materia sólida que toca, con el que pretende, abriendo un agujero en la azotea del edificio, entrar en el banco situado en el bajo, y así poder robar tranquilamente. Sin embargo, un error de cálculo hará que el agujero termine haciéndose en el edificio de nuestro querido López, donde en lugar de un banco, hay un colmado situado en el bajo.


Por otro lado, la gente comenzara a sospechar que el autor de estos agujeros no es otro que Súper López, porque solo una persona de su fuerza sería capaz de hacer algo así. Y para terminar, las eternas sospechas de Jaime sobre la doble identidad de López puede que den aquí su fruto, ya que decide exponerlo delante de toda la oficina (no tiene desperdicio la forma en la que López consigue engañar a Jaime y dejar así a salvo su identidad secreta).


Las tramas de este álbum se verán completadas por varios gags realmente antológicos, muchos de los cuales se convertirían desde entonces en marca de la casa, y seguirían repitiéndose a lo largo de muchos años. Entre ellos, mi chiste favorito, esa imagen de López, medio dormido todavía, apoyado frente al taquillero del metro, pidiendo café con leche y un croissant. Esta imagen volvería en todas las variantes posibles, hasta el punto de pedirle el famosísimo billete para Masnou (ida y vuelta) al camarero del bar.


Pero no será el único gag recurrente en el álbum, ya que seremos testigos de cómo López termina cayendo por el agujero que ha hecho el Rayo Escariante cada mañana, y cómo los vecinos le llevan la cuenta de las caídas, le dan los buenos días al pasar, o termina en el colmado, solicitando al dueño que le instale un colchón que amortigüe la caída, o la mosca que no dejara descansar a nuestro héroe (de resolución sencillamente genial), provocando esa semana a la que hace referencia el titulo.


Otro recurso que empezaría a convertirse en recurrente es la ruptura de la famosa cuarta pared, que separa personajes y lectores, primero mediante la complicidad del autor con los textos de apoyo utilizados, y luego mediante conversaciones de Súper López con los lectores cuando, harto de que su día a día no mejore, les pida que le dejen tranquilo, o que se compren otro tebeo. JAN, genial como siempre, aprovecha aquí para realizar un cameo del Supergrupo, dotar al personaje de su propio refugio ártico, Villa Soledad, al más puro estilo de Superman, y hacer una genial incorporación a la lista de secundarios, el Inspector Hólmez, que aparecería ya en los siguientes álbumes de forma casi obligada, cada vez que las fuerzas del orden eran requeridas.


Para esta ocasión, JAN aprovecha la publicacion episódica de la obra para asignar a cada uno de los capítulos un día de a semana en cuestión, y dar una coherencia a la obra bastante conseguida, de forma que disfrutemos de una pequeña trama "diaria”, sin perder de vista que se trata de una sola historia de mayor extensión. Y es que si hay una historia de Súper López que no podemos dejar escapar es esta, y más aún si tenemos en cuenta que en su edición actual, solo puede adquirirse en un tomo junto con otras maravillas como Los Cabecicubos o La Gran Superproducción pero eso, amigos, lo dejo para otra tarde.


Jose (28)

8 comentarios:

Nacho dijo...

Cuando lees recomicdaciones como ésta un torrente de emociones te recorren. Vas recordando, al mismo tiempo que el amigacho Jose te lo cuenta, todas y cada una de las secuencias que menciona. Una sonrisita facilona y bobalicona te adorna el rostro durante toda su lectura. Y al terminar sólo tienes un irrefrenable deseo de ir a toda pastilla a coger el tebeo y releertelo (una vez más).

Vamos, para enmarcarla y todo...

Saludos!

Marione dijo...

Super Lopez sigue siendo asignatura pendiente. Prometo ponerme pronto que un 10 es un 10 y eso no se ve todos los dias. Bueno, en este blog mas o menos, dia si y al otro tambien, pero es lo de menos. Lo bien que lo pasamos.

Saludazos

sebelo2 dijo...

Jo,
me has robado el comentario. Yo iba a decir lo mismo, las ganas que a uno le entran de volver a leer el cómic al leer la recomicdación.
¡Gran trabajo, compañero!.
Saludetes,
Sergio

Jose dijo...

Chas gracias a los apañeros recomicdadores.

La verdad es que es una de esas reseñas que escribes casi de memoria, de las veces que lo habré leido y releido, de niño, y de adulto...

Una pena que el amigo Jan haya ido empeorando tomo tras tomo...

Un abrazo a todos.

Toni dijo...

a mi me trajeron hace un mes los 14 primeros en mi librería sueltos de la colección Fan Superlopez (la vieja que hay en casa de mis padres es de mi hermano) y voy leyendomelos al ritmo que recomicda José; osea que ya toca la semana más larga y me entran unas ganas de hacerlo pues tb coincido que es otra de las cumbres.
Saludos.

Ali dijo...

Jose, Jan fue empeorando tomo a tomo pero los 10 primeros son buenísimos. Éste que recomicdas es de lo mejorcito, a la altura de la reseña XD.

Saludos

ElRinconDelTaradete dijo...

La mejor etapa de Superlopez sin ninguna duda.

JA dijo...

Que divertido. Maldita sea, tengo mis Superlopez en cajas en la cámara y no puedo echarles un vistazo.