viernes, 4 de diciembre de 2009

HELLBLAZER de ANDY DIGGLE

Tan sólo un par de líneas para avisaros que, debido a este magnífico puente que tenemos ante nosotros, lecturas reCÓMICdadas se toma un pequeño descanso. Volveremos a estar con todos vosotros el Miércoles 9 a las diez de la mañana.

Hasta entonces, que ustedes lo pasen bien.

'Nuff Said!!!

Guión: Andy Diggle

Dibujo: Leonardo Manco

Editorial: Planeta DeAgostini

Formato: Libros Rústica. 128-192 Páginas

Precio: 10.95 - 14.95€

Calificación: 8/10


Temblando tienen que estar los guionistas, en su mayoría británicos, si les cae encima el marrón de tener que escribir las historias del mago mas canalla de los tebeos. La serie Hellblazer protagonizada por John Constantine no se ha convertido en la más longeva del sello Vertigo por casualidad. Buenos guionistas con buenas historias que contar llenas de demonios, ritos de magia negra y mucha gente chunga bajo una atmósfera cargada de humo de cigarrillos con sabor a whiskey barato y a Guiness.

Fue Alan Moore el encargado de sacarse de la manga, como buen mago que es, a un personajillo bastante molesto para la Cosa del Pantano. Tocándole los “tomates” a la entrañable criatura verdosa con un descaro pocas veces visto en los tebeos, no tardaría en ganarse su aparición mensual en los quioscos. Delano fue el maestro de ceremonias, para seguirle otros como Ennis, Jenkins, Azzarello, Ellis, Mina, Campbell o el que nos ocupa esta recomicdación, Andy Diggle.

Guionista británico, para variar, y que poco a poco se está haciendo con un nombre a tener muy en cuenta. Si con su otra serie Vertigo, Los Perdedores, dejó un muy buen sabor de boca, con esta etapa de Hellblazer no hace otra cosa más que seguir con esa estela de chulería y diálogos endiabladamente rápidos y bien escritos.

Pero si en algo acierta Diggle es en utilizar personajes y situaciones ya aparecidas por la serie y mezclarlas con sus propias ideas. De esta manera pasaran por las páginas de esta nueva etapa el tan famoso incidente de Newcastle, el manicomio de Ravenscar, Lord Burnham, un viejecito con bastante mala baba o el terrorífico Mako, un mago africano que da más miedo que el bautizo de un Gremlin. Por supuesto no faltan los demonios de turno, las posesiones en masa o la casquería más desagradable marca de la casa.

Al lumbreras de DC que se le ocurrió poner a los lápices a Leonardo Manco, que para nada hace honor a su apellido, desde luego que deberían ponerle un monumento. Este dibujante que ya ilustró series más o menos relacionadas con el mundo del terror como Druida o El Hombre Lobo es la elección perfecta para este cómic. Su estilo sucio y la cantidad de rayitas que dibuja es el más adecuado para el tono oscuro de la serie. Simplemente perfecto. Y tampoco se puede pasar por alto la labor de los portadistas. En su mayoría de Lee Bermejo con ayuda de Glenn Fabry. Es importante que una serie se te meta por los ojos y esta se mete hasta lo más hondo.

La labor que esta realizando Planeta con esta serie estrella de Vertigo es digna de mención. Recuperar etapas enteras divididas por autores es una magnífica idea. Y que nadie se olvide de los típicos números de “relleno” que existen entre sagas o por problemas de entregas de alguno de los autores. En este caso hay una historia de dos números guionizada por Jason Aaron y dibujada por Sean Murphy que es una delicia.

Cuando el próximo guionista anunciado es Peter Milligan el futuro de Constantine se presenta más interesante si cabe. Todo un ejemplo de cómo llegar a los casi trescientos números con la cabeza bien alta. Si es que cuando algo se hace bien…

PD – Que nadie se pierda los resúmenes de casi toda la serie dividida por autores que nuestro compañero Nacho ha venido realizando los últimos días en su blog Cosas de Nacho. Entren y pasen un buen rato.

Marione (2ª Época#15)

3 comentarios:

coco dijo...

mmmmmm, nunca me he acercado al mundo del señor Constantine, pero creo que ya va siendo hora.

Con estas reseñas animais a cualquiera, jejeje.

Un abrazo

Nacho dijo...

Joer, Mario, con publicidad y todo!!

Al final me vas a tener que dar tu dirección y te mando una bandejita de turrones para éstas navidades...

La verdad es que aún no he llegado a hincarle el diente (sigamos con alimentos) a ésta etapa de Diggle. Como comentaba en aquellas entradas que mencionas justo cuando iba a comenzar a Mina me dió por comenzar desde los inicios, así que tengo al personaje en pausa por saturación.

Igual aprovechando el puente ése que meciona Sergio en la cabecera de la entrada...

Saludos!

Marione dijo...

Pues nada Coco, como tu muy bien dices acercate a la serie que tienes donde elegir. No te arrepentiras.

Y Nacho, por favor, aqui de publicidad nada. Tan solo me gusta llamar la atencion a los visitantes sobre una gran pagina llevada con muy buena mano por ti. La verdad, vamos.

Saludazos a los dos