jueves, 20 de noviembre de 2008

MARTHA JANE CANNARY. Los AÑOS 1852-1869

Guión: Matthieu Blanchin

Dibujo: Christian Perrissin

Editorial: Ponent Mon

Formato: Libro Cartoné. 128 Páginas

Precio: 15€

Calificación: 7.5/10

Ya dije en su momento (con motivo de la recomicdación sobre Gus) que el western era uno de mis géneros cinematográficos favoritos. Así que podrán comprender que cuando vi este tomo en mi tienda y leí en su cubierta "La azarosa vida de la llamada Calamity Jane" poco tuve que pensármelo antes de llevármelo a casa. Para aquellos que nunca hayan escuchado su nombre, Calamity Jane (apodo de Martha Jane Cannary) fue una exploradora y defensora fronteriza entre cuyas amistades figura el también famoso Wild Bill Hickock, un legendario pistolero y comisario del Lejano Oeste americano.

A caballo entre el relato biográfico y la ficcionalización, este primer volumen de Martha Jane Cannary recoge los diecisiete primeros años de su vida a través de una exhaustiva labor de documentación que en ningún momento es capaz de ocultar la pasión de ambos autores por la obra en la que están inmersos. Blanchin, guionista y dibujante, estructura la narración en cuatro partes bien diferenciadas, con dos introducciones ilustradas que sirven para poner las referencias históricas necesarias y que dan paso al cómic propiamente dicho. En él, el guionista se aparta un paso de la historia que está relatando, y con una actitud casi naturalista va desgranando los diversos episodios de la atribulada vida de Jane sin implicarse en ningún momento ni emitir juicios de valor acerca del personaje.

Ese naturalismo afecta sobremanera al dibujo de Perrissin, cuyo difuso y rápido trazo nada tiene que ver con trabajos anteriores. Como si se tratara de un observador directo de lo que está pasando, Perrissin acelera tanto la finalización de sus viñetas que en muchos momentos estas están compuestas de cuatro trazos y en otros, muestran un mayor detenimiento en los detalles, intentando el autor incluso capturar varios movimientos de un mismo personaje de forma simultánea. La impronta que su trabajo aporta al tebeo es inmejorable, y da la sensación de que el artista ha querido situarse en la imposible situación de cronista instantáneo de los hechos, desarropándose en el proceso de cualquier atavismo.

La estupenda edición de Ponent Mon, en un tamaño y precios muy asequibles, hace de esta lectura una recomicdación obligada para aquellos coleccionistas que, cómo el que suscribe, se deleiten con un buen relato ambientado concienzudamente en el Lejano Oeste.

Sergio Benítez (64)

9 comentarios:

Caracrater dijo...

esta mañana mismo la he tenido entre mis manos, y como amante compulsivo del western, he llegado a casa dandole vueltas a la cabeza.
Mañana mismo esta en mis manos.

sebelo2 dijo...

Jejejejeje, funesta influencia la mía ;P.
Espero que te guste.
Saludetes
Sergio

Caracrater dijo...

para la economía si es poco funesta pero si no me lo gasto en estos me lo gastare en otros pero por otro lado más o menos tenemos gustos comiqueros parecidos y eso yo cuando busco un blog de reseñas lo aprecio mucho, ya que si haces caso a todo lo que lees te puedes volver loco.

sebelo2 dijo...

Pues tienes razón. Yo antes seguía casi a pies juntillas a The Fourth Rail, pero con su cierre, me quede un poco perdido. Ahora con La Cárcel, y alguno de los blogs que tenemos enlazados suplo esa carencia.
Gracias por confiar en nuestros criterios.
Saludetes
Sergio

Angux dijo...

Se me va de las manos...
Enserio, tengo demasiadas compras a realizar en el Expocomic y me tengo que dejar algunos títulos para más adelante :$
Este había pensado que sería uno los títulos que pospondría.
Con tu reseña me lo replantearé ;D

Un saludo, Sergio.

sebelo2 dijo...

Gracias por el voto de confianza. De todas formas, tampoco sale tanto para Expocómic, ¿no?. Yo me pienso pillar un par de cosillas de Norma (ese Tres Sombras tiene una pinta excelente) y poco más. Aunque ahora que lo pienso alguna novedad más que si que es interesante, como el último Jazz Maynard, ese Sordo de Ediciones de Ponent, el tercer volumen de 36-39 o el séptimo de Liberty Meadows...jo, ahora que lo dices, si que hay cosillas que pillarse ;P.
Saludetes
Sergio

Caracrater dijo...

yo la verdad que de leer reseñas, este blog y llevo muchos años leyendo la carcel de papel, ya que en su gran mayoria, las compras que hecho dejandome guiar por las críticas de Alvaro Pons han sido acecertadas. Eso no quita para que alguna vez, como hace un par de días que me compre un manga llamado Elegía Roja, con muy buena critica, pues salga, en mi humilde opinión, un truño infumable, del que te duelen los 15 euros que vale. No siempre van a a ser todo grandes lecturas.

Angux dijo...

Tres sombras...El almanaque de mi padre (si hay nueva edición).. el nuevo de combates cotidianos...Este que tu reseñas...El de Gavilan (50 euros tienen la culpa)...y hablando de mangas como caracrater (aparte del almanaque) el de Los Carruajes de Bradherley que ponen muy bien tanto Alvaro en su carcel como los chicos de trazos en el bloc...y otros que seguro se me olvidan...como ves tengo que desechar alguno, mejor dicho bastantes... :$

Un saludo.

sebelo2 dijo...

Caracrater: of course. A veces por mucho que te fíes de los gustos de otros, puedes llevarte alguna sorpresa desagradable.
Angux: yo me iba a pillar El Almanaque si hubieran respetado las páginas a color, pero por una edición que lo único novedoso que trae es la tapa dura...pues como que no.Al de los Carruajes le echaré un ojo a ver que tal.
Saludetes a los dos,
Sergio