domingo, 23 de noviembre de 2008

SEBASTIAN O

Guión: Grant Morrison

Dibujo: Steve Yeowell

Editorial: DC/Vertigo

Formato: TPB 80 Páginas

Precio: 9,95 $

Calificación: 7/10

Tras conocer esta semana en persona a algunos de los autores, guionistas y dibujantes, del panorama comiquero actual y pasado, a uno se le hace la boca agua en la cola pensando que cuando llegue a casa podrá releer algunas obras que tenía olvidadas, aunque eso sí, firmadas, dedicadas y con algún dibujillo extra. Durante los años 80 y 90 el desembarco de guionistas ingleses en las editoriales americanas fue brutal: Gaiman, Morrison, Milligan, Alan Grant (escocés entrañable, tipo salao donde los haya y una maravillosa persona que ha hecho algunos de los comics más increíbles que he tenido el gusto de leer durante todos estos años).

Lo que me pedía el cuerpo era leer algo, que aun viniendo de USA, estuviera realizado por bebedores de te. Sebastian O cumplía estos requisitos, además Planeta prepara un tomo recopilando la miniserie de tres números, así que la jugada me iba a salir perfecta.

Grant Morrison. ¿Qué podemos decir de Morrison que no se haya escrito ya? En este Sebastian O nos vamos a encontrar con multitud de ideas que posteriormente utilizaría y desarrollaría en otros trabajos. La esencia Morrison está presente en la obra, pero de forma muy superficial, es Morrison, sí, pero muy primerizo, arriesgando solo lo justo. Sebastian O fue encerrado en una especie de manicomio-carcel por formar parte de un selecto club de actos cuestionables. Sociedades secretas, traiciones, ansias de poder, obsesión por el buen gusto y venganza despiadada. Todos estos elementos se dan la mano para crear una historia ambientada en un Londres de la época victoriana pero con ciertos matices: ordenadores, jardines mecánicos o enemigos realmente bizarros que llevan el sello Morrison marcado en la frente.

Ilustrando la historia nos encontramos con un autor con el que Morrison previamente ya había colaborado en la revista 2000 AD (suspiro de gran duración, por favor) más concretamente con el personaje Zenith, Steve Yeowell.El trazo poderoso, claro y limpio que utilizaba en las historietas en blanco y negro de la visionaria revista se pierde un poco en esta miniserie de Vertigo a todo color. Y puede ser ese cambio al color lo que más le afecte al dibujo que en ocasiones se antoja un poco estático. Sí es cierto que la corrección está presente en cada una de las páginas de este trabajo, tanto por parte del guionista como del dibujante.

Quien quiera ahondar un poco en las raíces de el que hoy en día es uno de los guionistas más laureados y odiados no duden en acercarse a esta obra. Les proporcionará un rato de lectura agradable e interesante pero no le pidan más. Para flipar, en todas las acepciones de la palabra, les remito a otros volúmenes escritos por Morrison. Pues sí, la verdad es que algo he saciado mis ganas de lectura inglesa, pero necesito más. La próxima recomicdación también tendrá la Union Jack por bandera. God Save The Queen!!!

Marione (34)

2 comentarios:

alberthor dijo...

Es cierto que es laureado por unos y odiados por otros. Y para ejemplo esta obra, de la que he tenido la mala suerte de leer únicamnete reseñas negativas. Ésta es la primera buena, y aunque voy a comprarlo de todas maneras, me echaban para atrás un poco esas reseñas. Con ésta me animo mucho más. Gracias.

Saludos!

Marione dijo...

Amigo Alberthor, tan solo repetir lo dicho en la review, es Morrison, pero primerizo. Ideas caracteristicas de Morrison pero que en la actualidad hubiese desarrollado mucho más. Aun asi me ha parecido una lectura muy entretenida y en la linea de lo que Morrison suele hacer. Y ese regustillo inglés antiguo es una pasada.

Muy agradable lectura y creo que barata, ya que son tan solo tres números USA.

Saludos y espero que disfrutes.