jueves, 2 de octubre de 2008

BATMAN: SECRETOS

Guión y Dibujo: Sam Kieth

Editorial: Planeta DeAgostini

Formato: Rústica 128 Páginas

Precio: 6,95 €

Calificación: 8,5/10

A ver, al que le suene de algo el siguiente chiste que levante la mano: “Dos locos se escapan de un manicomio. Tras avanzar por los techos de los edificios llegan hasta un hueco entre dos de ellos. El primero salta sin problema pero el segundo no se atreve. El que ha logrado pasar hasta el otro lado le propone al segundo que use la luz de la linterna que porta para pasar sobre ella. El que ha quedado apartado le responde indignado que no, que él no está loco, porque seguro que cuando camine sobre la luz, la apagará y caerá al vacío”. Pues sí, todos han acertado, pertenece a esa magna obra que es La Broma Asesina.

Sam Kieth siempre me ha parecido un grandísimo autor, alguien a quién hay que seguirle la pista en el cada vez más saturado mercado comiquero, y no solo por su personalísimo estilo, sino por incorporar a sus obras un toque de distinción bastante peculiar. La publicación de este Secretos me cogió completamente desprevenido y mi sorpresa fue mayúscula cuando leí, casi al final de la obra, una referencia directa al famoso chiste. Dicha mención forma parte de la resolución de la trama y su incorporación no chirría para nada y mucho menos desmerece el trabajo del barbudo guionista.

Tengo que reconocer que cuando empecé el comic me dio la impresión de estar frente a la enésima revisión de la relación Batman-Joker. Y no estaba equivocado ya que de eso trata este Secretos pero el toque que le imprime Kieth hace que supere con nota a la típica historia batmaniana. Quien haya seguido la carrera de Kieth habrá podido ver la evolución brutal en su trabajo. Desde sus primeros pasos en Epicurus, Sandman o Lobezno Bloodlust, hasta sus más modernos Four Women, Zero Girl o Batman/Lobo, no ha parado de experimentar con sus ilustraciones y su peculiar narrativa.

Un aparentemente reformado Joker saldrá de Arkham para hacerle la vida imposible a más de un personaje, entre los que está, por supuesto, el amigo Batman. Utilizará artimañas basadas en amenazas, manipulación, chantaje y demás sucias artes. Y, ¿saben cual es la base de todas estas perrerías? Efectivamente, secretos, secretos del pasado de estos personajes que se suponían enterrados pero no olvidados.

Kieth se maneja de maravilla con esta historia. Dice que aceptó el encargo porque estaba deseando trabajar con el Joker, uno de sus personajes favoritos, y eso se nota en el resultado final. Su dibujo, plagado de excesos gráficos, escenas desquiciantes y experimentación a troche y moche, es perfecto para el tono oscuro de la obra. Tendría que repasar el Arkham Asylum de Morrison y McKean, obra que guarda bastantes similitudes con este Secretos, y creo, que esta última le gana por más de una cabeza, y no, no estoy llamando cabezón al bueno de Kieth, pero sí creo que el resultado final es mucho más coherente y compacto que el de la obra de Morrison.

A la espera de que Planeta se anime a publicar más obras de Kieth relacionadas con Batman (Scratch y Batman/Lobo) habrá que conformarse con este Secretos el cual me ha dejado una gratísima impresión y unas ganas terribles de revisitar algunas obras anteriores de este genial autor. Porque yo voy con la verdad por delante, no me guardo secretos que después puedan utilizar en mi contra, ¿qué se han creído? Pero no vayan contándolo por ahí, que esto quede entre nosotros. ¿Hace?

Marione (20)

5 comentarios:

jose maria dijo...

Ya sabía yo que era cuestión de tiempo...

No podía estar de acuerdo siempre con vuestras recomicdaciones...

A mi este "secretos" me pareció una tomadura de pelo. De hecho, y tras haber continuado la colección española con "joyas" como volador y calor, he decidido dejarla...

A ver, por partes, Sam Kieth siempre me ha parecido un autor genial, disfruté bastante su Epicurus, por Sandman pasó corriendo, pero bien, y sobre todo, con su "The Maxx", que confieso no haber terminado, y que un día de estos recuperaré via TPB USA.

Sin embargo, los guiones, que en maxx sobresalían por su originalidad, o en Zero Girl... En secretos brilla por su ausencia...

Tarda más de la mitad del tomo en avanzar, la relación del joker y su nueva novia, además de ser una copia de cierta harlequín, es poco creible, y para colmo de males, cuando por fin averiguamos el terrible secreto que persigue a Bruce wayne desde su infancia... es eso? (No lo pongo por si se lo destripo a alguno).

El caso es que, quitando el dibujo, que siempre me fascina, sucio, enfermizo, salpicado de tinta... por lo demás.

Se siente, Mario...

PD. Creo que todo ha sido por compararla con Arkham Asylum... y encima ganar en la comparación...

sebelo2 dijo...

Es que te ha tocado donde más te duele, que Arkham Asylum siempre ha sido una de tus debilidades en cuanto a cómics, ¿o te creías que no me iba a acordar?. En cuanto he visto que el comentario que hace Mario en la reseña he dicho "Ouch, esto le va a doler a Jose" ;).
Yo no puedo opinar, no he leido el tomo y a Kieth lo abandoné hace años.
Por cierto, estoy a mitad de lectura de Superman and the Legio de Johns y Frank....y no veáis como mola. En breve, la recomicdación pertinente.
Saludetes
Sergio

Kike dijo...

Pues que quieres que te diga, a mi este comic no me gustó nada. Y eso que iba con ganas...

sebelo2 dijo...

Sinceramente, siempre he pensado que las satisfacciones que te llevas al disfrutar de un cómic o una película son inversamente proporcionales a las expectativas que te creas de ellas. Una ley que parece aplicársete en este caso Kike.
Saludetes
Sergio

Marione dijo...

¡Ohhh, me encanta!, polémica y más polémica. Jose Maria, ya me indicó Sergio que esto iba a doler lo suyo., he tocado nervio. Pero lo único que puedo decir es lo que digo siempre, y esto es aplicable también a Kike, pa gustos colores. La misma debilidad que sientes por Arkham Asylum siento yo por Kieth, y que quieres que te diga amigo, a mi este Secretos me parece una pasada en cuanto a guión y dibujo. Y que conste que en ningun momento digo nada negativo sobre la obra de Morrison, es más, tengo que releerla para refrescar un poco, pero por lo que recuerdo... no, no lo volvere a escribir, tranquilo.
Y, sí, Kike, lo que apunta Sergio es cierto, muchas veces nos esperamos mucho de alguna obra, y cuando llega a nuestras manos, decepción al canto. A mí me pasó con el Batman de Morrison o con Hard Boiled.
Nos seguiremos leyendo. Saludos a los comentaristas.