miércoles, 18 de noviembre de 2009

INSIDE MOEBIUS

Guión: Moebius

Dibujo: Moebius

Editorial: Norma

Formato: Libro Cartoné. 220 Páginas

Precio: 29€

Calificación: 8/10

Cuando uno ha viajado con un cómic en la mano por casi todos los países europeos desde que era muy chaval hasta nuestros días, el nombre de Jean Giraud "Moebius" causa cierta reverencia. Más o menos como Futre para los atléticos, Elvis Presley para los rockers o Adriá para los gastrónomos.


Como lector suyo desde los tiempos de Blueberry siendo Jean Giraud, a sus delirios de ciencia ficción tipo El Garaje Hermético o El Incal conociéndose aquí como Moebius, siempre he creído que el artista tiene uno de los más excelsos y portentosos trazos, a la par que un dominio de la narrativa sencillamente brutal e incluso un guionista de gran solidez, desoyendo a aquellos que le adjudicaban ser un guionista normalito y que Charlier era el verdadero alma de Blueberry; algo que el francés ha demostrado con el último arco argumental del teniente, el del duelo del O.K. Corral y el apache Gerónimo, un guión que fácilmente habría podido firmar el gran Charlier, si no hubiera muerto hace diez años.


El clasicismo efervescente de Giraud y el vertiginoso delirio de Moebius, ¿como alguien puede conjugar dos sensibilidades tan contradictorias sin dejarse arrastrar por el desequilibrio, sin perderse en el viaje?. Con ya más de setenta años, y después de haber vivido intensamente a golpe de viñeta, el autor publica ahora su última obra, Inside Moebius, a la vez que aprovecha para poner ciertas cosas en su sitio, ajustando cuentas con sus fantasmas personales.El mismo lo aclaraba hace años diciendo que Giraud trabaja dentro de las limitaciones de la lógica narrativa impuesta por el guión de Charlier, donde hay unas reglas a respetar. Moebius es poesía libre, e inventa sus propias reglas a medida que dibuja.


La obra en cuestión va a constar de seis tomos que Norma va a agrupar de dos en dos, por lo que se supone que serán tres. Sobre este lo primero que hay que comentar es que Moebius ha dejado la marihuana tras treinta y tantos años dándole a la rica hierba, por lo que sobre todo el tebeo sobrevuela una connotación alucinógena realmente importante, al estar continuamente los distintos personajes recordándole su enganche, para bien o para mal.


En el primer libro se nos presentan los personajes, a decir, Jean Giraud de joven y Jean Giraud ahora (este es el protagonista), y luego van apareciendo Mayor Gruber, ese enigmático colonialista que pulula por las paginas del Garaje Hermético y su exuberante compañera Malvina, Arzak, personaje taciturno y mudo con su improbable pterodáctilo blanco, el teniente Mike S. Blueberry y los personajes de los mundos de Edena, maestro Bug, Atan y Stel. Con un trazo sencillo y a la vez cautivador, hecho con un simple rotulador Pilot V 2000 y unos colores cálidos, Moebius nos adentra, con una narrativa sublime, en su Desierto B particular, en el que en un acto brutal de improvisación van apareciendo sus distintos personajes advirtiéndole y recordándole, muchas veces agobiándole, las dificultades de la creación, la dureza del dibujante de comics, la integridad del demiurgo, adonde piensa llegar con tal personaje (para un amante de Blueberry como yo, pone los pelos de punta las quejas y el cabreo del personaje sabedor que su creador ya no va a seguir con su vida,……destila tristeza). En el segundo tomo añade nuevos personajes, parecidos y distintos a la vez; uno es suyo, el indio Gerónimo, el otro es Bin Laden (sí, sí, estáis oyendo bien, el mismísimo Bin). Lo que parece una ida de olla se convierte en una deliberación lúcida y valiente sobre todo lo que supuso en 11-S y la hipocresía que se destila de todo esto.


En conclusión, aun siendo un ejercicio de egocentrismo realmente importante, Inside Moebius es un tebeo necesario, que destila improvisación y frescura, despojado de toda imposición comercial y con un halo de alucinación psicotrópica que se convierte en toda una reflexión sobre los paradigmas de la creación y de la energía que un artista siente cuando es libre. Un cómic imprescindible y necesario para los lectores de Jean Giraud "Moebius".


Toni (14)

4 comentarios:

Marione dijo...

Cuando pensaba que la reseña de este comic era de Sergio, leo lo de Futre y el Atletico y me digo: Imposible.

Es Toni.

Y despues leo lo del Moebius fumeta y me descojono un poco. Me acuerdo de la unica lectura a El Incal y todo cuadra. Y eso que las aventuras de John Diffol no son lo mas alucinogeno de Moebius.

Gran reseña Toni.

Saludazos

Nacho dijo...

Menuda racha llevo...

Es que nunca he sido yo moebiusesiano. Reconozco haber leído algo, pero tampoco me ha llegado nunca a cuajar...

Así que si ésto es para lectores moebiusienses como que lo dejo pasar.

Saludos!

Toni dijo...

Que hay de nuevo, viejos?

je,je........si si soy yo que estoy de vuelta.

Gracias Mario,por atreverte a compararme con nuestro querido Sergio pero ya me gustaría llegar al nivel recomicdador del Jefe.

Y eso, Nacho, si no sois lectores de Moebius dejarlo pasar pues os ibais a perder por los intrinsecos caminos marihuaneros de este genio, pero por otro lado también dejais de disfrutar de una experiencia gozosa como es la lectura de este Inside, al que he puesto de nota un 8 pero perfectamente puede ser un 9.
Ultimo aviso: los lectores de Moebius ya estais corriendo a compraroslo.
Saludos.

Pesanervios dijo...

Estoy de acuerdo: Sólo para Moebiadictus erectus. Los demás tal vez no comprenderían todos los guiños a sus obras anteriores.