miércoles, 29 de julio de 2009

FINAL INCAL vol.1: Los CUATRO JOHN DIFOOL

Guión: Alejandro Jodorowsky

Dibujo: José Ladrönn

Editorial: Norma

Formato: Álbum Cartoné. 64 Páginas

Precio: 16€

Calificación: 5/10

Comentando hace unos dçias con el amigo y excelso dibujante Mateo Guerrero las últimas novedades, me habló de un cómic aconsejándomelo por el apartado gráfico. Cuando me dijo el título me quedé entre estupefacto y aliviado, otro Incal del chileno loco Jodorowsky, otro eufemismo más para designar la técnica de ordeñar la esmirriada vaca del Incal. La palabra Final es lo que dejó medio aliviado ya que se supone que ahí acaba, aunque si os digo la verdad me cuesta creérmelo.


A esto viene que hace unas semanas en la feria del libro de Madrid, estaba Jodorowsky firmando libros en una caseta, circunstancia que yo aproveché para comprarme la edición de Los Metabarones de Mondadori ( la colección vieja es de mi hermano mayor) y que de paso me la firmara, cosa que hizo llamándome Toni Caracrater gran guerrero de la luz; al hablar con él note cierta paz, su susurrante voz infundía tranquilidad y su aspecto anciano y canoso daba cierta relajación y respeto.


Vamos que me causó buena y curiosa sensación, cosa que no puedo decir de este Final Incal, en que John Difool sigue su eterna y pesarosa huida como si un correcaminos fuera seguido de un coyote. En esta pseudoaventura un virus pestilente mata a la gente y el Prez se clona en un robot y obliga a toda la población a robotizarse mientras nuestro querido detective va en busca de su amada Luz de Garra porque ellos son la salvación (sic). No se si Moebius compartirá la opinión sobre esta pasada de rosca en la que se ha convertido El Incal, que tuvo su gran momento con el original, aquel de dibujó el francés, cómic que ya traía toda la demencia, surrealismo y psicodelia que se podía soportar, en un precioso y fascinante marco de ciencia ficción.


A partir de ahí, en mi opinión, sobra todo lo demás y es lamentable ver a un Jodorowsky desbocado, y es que si a este peculiar autor no se le contiene es capaz de lo peor. Eso sí, su labrada y excéntrica carrera hace de él una cosa que me imagino que será la envidia de la profesión, y es la facultad de poder rodearse de los mejores dibujantes del momento que han hecho posible que sus dementes y muchas veces farragosas idas de olla venga envueltas en el mejor papel posible. Y es que precisamente ahí reside la gran virtud del cómic, y el motivo por el que me lo recomicdó Mateo Guerrero, el dibujante Ladrönn (creo que fue Nacho el que me recordó que este autor llevaba ya una labrada carrera en el mercado americano) del que yo no conocía nada y, mecacho, que buen descubrimiento es este dibujante que mezcla de una manera natural y asombrosa la elegancia de Moebius con el detallismo de Juan Giménez. Cómo le da su toque personal a una de mis viñetas preferidas de la historia del cómic (la del supuesto suicidio de John Difool) y cómo con ese dibujo y ese color que tanto nos recuerda al Incal auténtico hace que la lectura sea un goce por lo menos en el apartado gráfico.


A lo mejor si este tomo hubiera salido después la publicación del Incal (finalizando de paso la historia) se le vería de otra manera; pero después de haber salido los Antes, Después, Los Tecnopadres, Castaka, Megalex, Metabarones, los pitos, las flautas pues como que no va a ser posible ...

Toni (5)

13 comentarios:

Marione dijo...

Me tengo que releer la primera serie. Recuerdo que estaba bastante bien pero llegado a cierto capitulo todo se volvia muy borroso. Como si te hubieses drogado. Habrá que intentarlo otra vez.

Ladronn tiene una etapa en Cable, si, el mutante, guionizada por Joe Casey que es muy entretenida. Pura aventura ciencia ficcion. Su estilo es total Kirby 100%, casi plagio, vamos. Es increible la evolucion que ha tenido este autor.

La cosa esa del elefante tambien tenia su aquel.

Saludazos

Nacho dijo...

Hoy tengo el día de no-lectura... Y es que el señor jodoski nunca ha sido santo de mi devoción...

Saludos!

Caracrater dijo...

cuando lo vi en la caseta de libros de autoayuda y esos rollos y le pedí que me firmara Los metabarones, se me quedo mirando y me dijo, como avisandome, que si sabía de que iba el comic, que si me lo había leido.
A lo que yo, afirmando, le dije que si alguien se compraba el comic sin saber nada de nada de la historia ni del autor era para volverte loco de atar....

Le tenía que haber dicho que deje el Incal ya, que bastantes vueltas le ha dado.
Saludos.

sebelo2 dijo...

Yo con el Incal ya he tenido hasta decir bastante. La primera serie me gustó, pero Después del Incal me pareció una tremenda tomadura de pelo, así que este tenía claro (por mucho que Ladrönn sea la leche) que no iba a caer.
Y para ver cosas del chavalito que realmente valen la pena (y que de guión tienen su aquel) pillaros Elephantmen, el dibujo es asombroso.
Saludetes,
Sergio

Angux dijo...

Reconozco que Jodorowski tampoco es fruto de mi devoción. (aunque me guste mucho Bouncer, por ejemplo)llega a un momento que sus historias parece que perdieran el hilo conductor y empezasen a girar sin orden ni concierto...
No se.. quizás sea yo el que no sabe leerle..

Jose dijo...

Muy buenas, Toni. Gran Recomicdación, muy personal, de las que a mi me gustan,con su anécdota de la Feria del Libro y todo...

Que conste que tengo un amigoque me ha intentado pasar el tomo del incal que comentas varias veces, así que lo msiimo le cojo la palabra y aprovecho el verano pa empezar a europeizarme...

Mario, sólo tú podías comentar una obra de Jodorowski y terminar habando de Cable... Que grande eres!

Un abrazo a todos.

sebelo2 dijo...

Sinceramente Jose, si lo que quieres es no europeizarte nunca, léete el Incal...jejeje.
Ahora en serio, si quieres meterte en el europeo algo más en serio no empieces por esa serie del Jodorowsky. Yo te recomicdaría muchas otras cosas que le dan mil vueltas al Incal....Los Metabarones, por ejemplo (si quieres leer algo del chileno) o mil cosas más de otros autores.
Saludetes,
Sergio

Caracrater dijo...

Yo le tengo mucho aprecio a Juan Solo de Jodorowsky y Bess, fue lo primero que lei de este hombre, y tengo que reconocer que me engancho y de ahi pase a tener varias cosas suyas.
Pero meterte entre pecho y espalda el Incal un pijamista de pro, como dice Sergio, es poco locura.

Caracrater dijo...

Y si Angux, esa sensación que tienes leyendo a Jodo, tambien me pasa, actualmente a mí, llega un momento que se pierde el hilo, como bien dices y se desmadra todo increscendo, hasta que muchas veces arruina la historia que había empezado muy bien.

Jose dijo...

Bueeeeeeeno. Pues os haré caso, que como europeistas de pro, de esto sabéis un rato, y empezaré con Los combates cotidianos, el diario azul o alguna otra cosilla que me habéis ido recomicdando.

Por cierto, aprovecho para felicitar a Toni, que sin tener mucha afición al pijamismo, ahí está el tío dejando comentario to los días...

Igualito que yo con lo europeo...

Un abrazo

JA dijo...

Vaya, pues al contrario que algunos de vosotros, debo empezar este comentario confesando mi devoción por el chileno loco (y vividor) y mi total falta de objetividad cuando se habla de su trabajo. Es cierto que me ha dejado frio en alguna ocasión y que a veces te pierdes con sus rollos místicos pero sigue pareciendome un caradura genial. Me quito el sombrero ante la imaginación de semejante sujeto. Un tio capaz de hablar del Espiritu Santo en celo, de vanagloriarse de haber inventado un nuevo incesto, por no hablar de la anomancia y delirios semejantes como mínimo me parece divertido y creativo. ¿Se está pasando de tuerca con el Incal? Comercialmente hablando no creo que necesite recurrir a estos trucos. Tuve la misma sensación con las primeras páginas de Antes del Incal sin embargo me gusta como acaba y creo que enhebra perfectamente con el Incal. Este Final Incal tiene además un nivel altísimo en el apartado gráfico asi que prefiero esperar a leer un poco más antes de ser tan crítico. Confio en que guarde en la manga algún truco de (psico) magia para sorprendernos.

JA dijo...

Y tengo que llevaros la contraria en el consejo que le habeis dado a Jose. Sobre gustos ya se sabe... pero creo que el Incal es una lectura muy aconsejable para cualquiera que le guste la ciencia ficción. Yo se lo recomiendo a cualquiera, incluso gente que no lee habitualmente cómics, no me parece ninguna locura, Toni. De hecho, por experiencia, os digo que mucha gente vuelve a por Antes del Incal porque les encanta. Sin desmerecer es que no se parece en nada a Combates Cotidianos. El Incal no deja de ser una aventura. Hay cosas mucho más espesas.

Caracrater dijo...

si ya sabía yo que tenía que saltar mi amado librero.........nada mas que le tocas el Incal se lia ;)