jueves, 16 de julio de 2009

EXTRAÑO

Guión: J.M.Straczynski & Sara Barnes

Dibujo: Brandon Peterson

Editorial: Panini

Formato: 100% Marvel. 144 Páginas

Precio: 10.50€

Calificación: 4/10

Cuando se conjugan varios indicios que de una manera u otra hacen que dejes pasar la compra de un cómic o el visionado de una película es que hay algo sobrenatural que quiere, al menos, impedir que derroches tu tiempo. En el caso de este Extraño, varias han sido las circunstancias han impedido su lectura en el tiempo que ha pasado desde su edición: para empezar, en el momento de salir a la venta, y por más que fuera mi adorado Straczynski el que firmará el guión, el dibujo de Peterson con sus agotadores tramados, sus exagerados ojos saltones y el abuso que hace de las referencias fotográficas (que llegan al paroxismo en esta historia) me echaba bastante para atrás. Como también lo hacía el hecho de estar ya un poco cansado de tanta historia de orígenes y años cero, uno, dos y tres que en los últimos años las majors han ido sacándose de la chistera para hacer aflojar la cartera al coleccionista compulsivo, y ante las que siempre me pregunto, ¿de verdad son necesarias?.

Desde entonces dos han sido los impedimentos que seguían confabulando en mi contra (aunque bien visto debería decir que a mi favor): la genial Doctor Extraño, el Juramento, que ya recomicdara Mario por aquí, y la cinta de animación estrenada en DVD el pasado 2007 por Marvel y Lionsgate. El primero, que terminó en manos de mi compañero por culpa de un servidor, me pareció la mejor historia que había leído acerca de Stephen Strange, y eso que no han sido pocas. La segunda, dentro de la línea de mediocres películas inaugurada por la lamentable Ultimate Avengers, era la más salvable de todas ellas, por más que contara una historia trillada hasta la saciedad.

El caso es que, de no haber sido por la Biblioteca de Tebeos y Algo Más, habría dejado que la opción de leer Extraño hubiera seguido durmiendo el sueño de los justos por muchos años. A la luz de lo irregular del tebeo, quizás eso hubiera sido lo mejor. Sobre Peterson no voy a volver a incidir más allá de lo que he comentado dos párrafos atrás, así que me centraré brevemente (el cómic no da para más) en el trabajo de los guionistas.

Un irreconocible Straczynski, acompañado por su protegida Barnes (culpable de las olvidables continuaciones de Rising Stars), pergeña un guión lleno de tópicos que, por más que tratan denodadamente de poner al día la mitología que rodea al personaje, no puede esconder sus muchos defectos, de entre los cuales su torpe desarrollo, que en algunos momentos provoca que la acción avance a trompicones, es el más llamativo. Tan sólo un par de "secuencias" sueltas que no justifican ni de lejos la adquisición del tebeo, levantan el nivel de Extraño salvándolo de la quema, siendo la más llamativa de ellas el clímax final en casa del anciano Doctor.

Poco más se puede extraer de un cómic que enarbola tan a gusto la bandera de la intrascendencia que termina por olvidarse de una forma tan veloz como pronto se borran de nuestra memoria las muchas sandeces que tenemos que escuchar por la televisión al cabo del día. Para que nos entendamos, como un Gran Hermano del tebeo.

Sergio Benítez (213)

6 comentarios:

Jose dijo...

Pues tomo nota, y evito la compra entonces.

Un abrazo,

PD. El juramento, efestivamente, es muy grande... cómo? que es de Vaughan? que casualidad...

Avengersforever dijo...

Pues todavía creo Sergio que has sido demasiado bueno con la puntuación del cómic. Yo lo leí cuando salió y recuerdo solamente que me aburrí de forma soberana.
En dos palabras PRES-CINDIBLE.

Ánimo

sebelo2 dijo...

Jejejeje, sabía que ibas a tirar por ahí Pepito. Si es que Vaughan te puede.
Y con respecto a la nota, quizás tengas razón, pero hubo algún ratillo que me distrajo y todo ;P.
Saludetes a los dos,
Sergio

Nacho dijo...

Cuenta la leyenda que mientras el señor Extrawhisky estaba escribiendo su wonderfulosa etapa del trepamuros acompañado por el retoño del Sr. Romita a los dibujos, le daba la brasa cada seis (dos por tres para los profanos) a Quesada con que él quería escribir una historia del doctor Extraño.

Incluso el caballerete tenía las agallas de poner referencias, de ésas que meten en los tebeyos con asterisquitos, a ésa inexistente serie.

Tanto dió la coña el colega que al final el jerifalte marveloso le dijo: tira y haz la jodía serie de una vez!!

Y cuando el otoñable (por lo de caída de hojas) tomo paniniero cayó en las manos de un servidor, lo que pasó por mi mente fue: ¿tanto dar la coña para ésta puta mieeeeeerrrrrda?

Ya está!

Saludos!

sebelo2 dijo...

MOJÓN, no de los diarréicos (esos están en una categoría aparte) pero caca al fin y al cabo.
Saludetes Nacho,
Sergio

Goku_Junior dijo...

A mi no me parecio tan malo este origen del Doctor Extraño Ultimate...

AH! ¿que no es el ultimate? ¿que es el Doc. de toa la vida? Vale, entonces si :) una caca bien grande que no tiene ná que ver con el grandioso origen de este personaje (SERIE REGULAR YAAAAAAAAA!!).