lunes, 20 de julio de 2009

WIZARDS of MICKEY. Nos. 1 al 10

Guión: Stefano Ambrosio

Dibujo: Lorenzo Pastrovicchio y Otros

Editorial: Planeta DeAgostini

Formato: Comic Book. 32 Páginas

Precio: 2.75€ c/u

Calificación: 6/10

Por mucho que queramos negarlo, ya arrastramos una edad como para poder disfrutar de ciertas lecturas, sobre todo si lo que acostumbramos a devorar, está en una esfera totalmente diferente a aquella en la que podríamos situar a este Wizards of Mickey. Esto no quiere decir que no podamos apreciar las bondades de tan alegre y vivaz historia, simplemente que ya no tenemos seis años como para que nos emocionemos leyéndola.

Ahora bien, el no poder disfrutar de la historia como sin duda lo hubiésemos hecho siendo unos infantes, no quita para que intentemos valorar la misma desde un punto de vista adulto, sopesando quizás los valores positivos y negativos que nos llevarían a decidir si este sería un cómic que uno le daría a leer a sus vástagos. En este aspecto, la respuesta es indudablemente, .

Respetando de forma fiel esa idealista idiosincrasia llena de valores familiares que siempre ha sido el buque insignia de Disney, el guión de Ambrosio conjuga los elementos fantásticos del relato con pequeñas lecciones (ya saben, la amistad es importante, hay que ser bueno con los demás...y cosas así) que a los pequeños nunca está demás recordárselas. Los mayores no obstante tendrán muy poco de lo que tirar pues, al margen de las transparentes referencias al Mickey de Fantasía y, sobre todo, a la imaginería del Señor de los Anillos, la trama avanza al galope sin que en la mayoría de los números se tenga la sensación de estar leyendo una historia coherente.

Con un dibujo en el que sólo mediante sutiles detalles podremos apreciar los cambios de dibujante, los diez números que componen el primer arco argumental de Wizards of Mickey (que tuvo un éxito brutal en Italia dando lugar a una segunda serie y hasta a un juego de cartas) se leen de una sentada en poco menos de una hora. Tanta rapidez lleva a preguntarnos si no hubiera sido más efectiva (que no rentable, cuidado) su edición en un único tomo que permitiera no tener que esperar cinco meses para poder llevar a cabo su lectura de principio a fin.

Sergio Benítez (216)

5 comentarios:

Nacho dijo...

Hace muchos años que dejé las lecturas de Disney. Tuve algún intento cuando un periódico local sacó una colección de tomitos de distintos personajes entre los que estaban Mickey y Donald, pero es cierto que la edad pesa y no acabé de verle la gracia.

Más adelante lo intenté con la Biblioteca Carl Barks y terminé regalando el tomo por mi blog...

Disney en viñetas es un recuerdo de mi infancia, al igual que los manuales de los Jóvenes Castores, de Eungenio Tarconi y demás. Pero ahí se queda, en recuerdo.

Mejor no menearlo.

Saludos!

Jose dijo...

Jo, Nacho, pues deberías darle una oportunidad a ciertas cosillas, como "La dinastia de los patos". Yo me lo he pasado bomba leyéndola...

Creo que El mundo está sacando ahora otra colección similar, tipo Don Mickey, por 2 eurillos...

Y sí, Sergio, si hubieran sacado esto en tomo hubiera caído, fijo, fijo...

Una pena el baile de formatos que ha elegido planeta para sacar cosas de Disney...

Saludos

Jose dijo...

Que recuerdos, el manula de los Jóvenes Castores...

Con ese donald manteado por sus sobrinos en la ilustración del lomo de la colección... se me escapa la lagrimilla...

sebelo2 dijo...

Remover la nostalgia es un arma de doble filo de la que no se debería abusar como está haciendo Planeta. Demasiadas novedades de Disney, demasiados formatos, precios algo abusivos (los siete euros de Ultrahéroes son la repera) y una inmensa diversidad de títulos que ya saturan.
Coincido con Jose en que La Dinastía de los Patos es entretenida, pero al final, la conclusión más clara es la que dice Nacho: que, en líneas generales, los cómics Disney (a excepción hecha de lo del Carl Barks, que a mi me encanta) forman parte del pasado y está claro que ya no nos encandilan como antes.
Saludetes,
Sergio
P.D: lagrimita compartida por Los Jóvenes castores Jose

Caracrater dijo...

Hola señores.
Como decíamos ayer que dura es la vida del turista.
Yo de Disney poco y lo poco que fue esta sumido en el insondable agujero de la desmemoria.
Saludos.