martes, 29 de septiembre de 2009

KINGDOM COME

Guión: Mark Waid

Dibujo: Alex Ross

Editorial: DC

Formato: Slipcase HC. 340 Páginas

Precio: $75.00

Calificación: O.M

Hace algunos años (mas de los que me gustaría reconocer) DC inauguró una línea de especiales llamada Otros Mundos, sin periodicidad ni formato fijo, donde varios autores tenían la libertad de contar historias alternativas de los héroes más conocidos, que precisamente por tener lugar en universos o momentos distintos de los originales, contaba con una mayor libertad para hacer y deshacer. Entre estas obras, destacaron Batman: Luz de Gas, Batman: Drácula o JLA: El Clavo.


Paro cuando Kingdom Come llegó a las librerías, las historias etiquetadas como Otros Mundos no eran ya tan frecuentes, y a fuerza de publicar títulos del tipo Batman en el Oeste (en serio, la sacaron), todos nos preguntábamos si existía ya la necesidad de volver a contar este tipo de historias donde se sacaba a los héroes de su contexto habitual. La respuesta resultó ser afirmativa, ya que la publicación de Kingdom Come, originariamente en cuatro números, en formato prestigio, contaba la historia de Otros Mundos definitiva.


Con un Mark Waid en plena forma a los guiones, Kingdom Come nos introduce desde el principio en un universo completamente diferente al que todos conocemos, y para ello, nos presenta a Norman McCay, un anciano pastor que recibe la visita del Espectro, avisándole de los acontecimientos que se avecinan (la llegada del armagedon, nada menos), y a través de sus ojos, se nos irán contando, de paso, qué tiene este universo de diferente al que todos conocemos, por qué el Superman de este mundo ha decidido retirarse, qué ha sido de Batman o Wonder Woman, y sobre todo, quién es Magog y cuál es su papel en todo esto.


Contando con un guión más maduro que de costumbre Kingdom Come se apoya en no perder de vista la perspectiva del hombre de la calle que tan buen resultado le diera a la distinguida competencia y su Marvels, dándose además la casualidad de que el dibujante de ambas obras fuera el mismo, el inconmensurable Alex Ross: como en tantas otras obras, los guiones de Waid no habrían tenido el mismo impacto visual de haber estado dibujados por otro autor, aunque éste fuera Jim Lee. En este apartado, la labor de Alex Ross como ilustrador de la obra es esencial, y no podemos imaginarla de otra forma. Dejando a un lado los típicos cambios de traje y diseño de personajes que todo proyecto de Otros Mundos conlleva, el dibujante consigue que nos creamos a los protagonistas con sólo una mirada, y es que su Superman, es mucho Superman. Además, y para aquellos detractores del dibujante por sus últimos proyectos, aquí si hay una historia que contar, que no decepcionará a nadie.


Para rematar, a la DC se le ocurrió "regalar” a sus lectores (bueno, regalar no, que cuestan una pasta…) con un nuevo formato, llamado Absolute, con tapa dura, papel de mayor calidad y de mucho mayor tamaño que un HC, en el que publicar algunos de los comics ya editados. El resultado, que en títulos como Batman: Año Uno no marcan una gran diferencia, aquí suponen la forma perfecta y definitiva (espero, que llevo ya tres ediciones) de disfrutar de esta gran obra.


Jose (16)

15 comentarios:

Nacho dijo...

Vamos allá con los sacrilegios...

Yo la primera lectura que realicé del Kingdom Come fue en la edición que apareció en nuestros lares de la mano de Vid, en el período de sequía DCera, y por insistencia de un amigo.

Y es que yo soy uno de ésos a los que no le gustan las telenovelas, perdón, los comics de Alex Ross.

Pasaron los años y al final me pegó la vena de adquirir el tpb en tapa blanda al verlo un día en la estantería. En uno de ésos que estás apático y ninguna novedad te llama la atención pero tu cartera te pide a gritos que te lleves algo de la librería.

Y lo leí en versión original. Una vez.

Y aquí tienen mi cuello para que empiecen a llover las collejas, pues nunca lo he considerado tan gran obra como muchos otros lo hacen.

Saludos!

Mythos dijo...

Pues yo tengo Kingdom Come en la edición original estadounidense y también en la versión Absolute que salió por aquí no hace tanto en castellano. ¿Lo curioso? Que he intentado leermelo unas cuantas veces pero nunca consigo acabarlo. Ni siquiera he leído la mitad de la historia. Eso sí, ojearlo, mucho. Y es que en su momento con Marvels me pasó algo parecido, pero siendo marvelita de toda la vida supongo que me interese más por la historia. Kingdom Come parte de una buena idea, originalmente de Alan Moore por cierto, pero... no consigo que me interese la historia y creo que, en parte, es debido al dibujo de Alex Ross. Sí, hace composiciones fantásticas, pero Alex Ross es para admirar pero narrativamente...

sebelo2 dijo...

Pues a mi Kingdom Come es una de esas lecturas que, cuando la descubrí, allá por ¿1997?, me dejó alucinado. Desde entonces la habré leído no sé cuántas veces en no se cuántas ediciones: por mis manos han pasado el primer HC que salió, la edición que sacó Graphitti en dos volúmenes con los bocetos encuadernados como una biblia y, por supuesto, el Absolute. De todas ellas me quedo con la segunda, por el trabajo que me costó conseguirla, y la que menos me gusta es la Absolute por cuánto pierde el dibujo. En cuanto al cómic en si, he de reconocer que hace por lo menos seis o siete años que no lo he vuelto a releer, pero aún así no creo que mi valoración cambiara en exceso, yo soy uno de esos a los que Alex Ross les gusta bastante.
Y tranquilo Nachete, tu cuello está a salvo, al menos por lo que a mi respecta.
Saludetes a los dos,
Sergio

Nacho dijo...

¿Lo de Moore te refieres a ése Crepúsculo de los Superhéroes que hace años ronda por internete? Decir que ésto se basa en aquello es como comparar a Harry Potter con Tim Hunter. Puede ser una idea inicial remotamente similar pero no tiene nada que ver.

Saludos!

Lograi el Luciérnago dijo...

De acuerdo con la valoración... Una historia que engancha, y no sé cómo será el dibujo en otras ediciones, que dice sebelo2 que en Absolute pierde... pero me parece genial...

Toni C. dijo...

Yo me descojono con los sacrilegios.......
Resultara obvio decir que no me la he leido.
El tal Ross es un tio que dibuja la ostia de bien, muy realista, no?
Entonces creo que si le he echado el ojo alguna vez pero nada más.
Saludos.

Nacho dijo...

Sip Toni. Es un señor que le hace fotos a sus amigos y luego "dibuja" las viñetas. Y no me lo invento,que él mismo en más de una ocasión ha demostrado su proceso creativo...

De ahí el excesivo realismo, denominado por mí mismo como Fotonovela.

Saludos!

papasbravas76 dijo...

Un poquito caro el tebeito...

Mythos dijo...

No sé lo que hay en internet sobre ello, Nacho. Yo sólo sé que la idea de la que parte Kimgdom Come parte de la idea que en su momento escribió Alan Moore. Desde luego el resultado no tiene nada que ver pero tiene sus conexiones y es su punto de inicio. Yo todo esto lo leí en el libro homenaje a Alan Moore editado por Smoky Man y Gary Spencer Millidge "Retrato de un Caballero Extraordinario" de 2003 donde se realiza una biografía, más o menos completa, del guionista. Gay Spencer Millidge comenta ese hecho brevemente y algo de verdad tendrá porque la historia de Kimgdom Come suena a la tipica historia que podría idear Alan Moore. Ahora, cuando se volvió al guión, Mark Waid lo reescribió completamente.

Nacho dijo...

Mythos, aquí lo tienes. Lee y compara...

http://dreamers.com/com/c-files/crepusculo/

Saludos!

Carlos Gallego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Posdata dijo...

¿Qué escribiría sobre la banda sonora de “Star Wars” o sobre “Vertigo”, por mentar dos obras que la crítica ha subido a los altares? ¿Qué es una obra maestra? Lo es. ¿Qué impacta, no tanto por el grafismo de Alex Ross –que impacta- sino porque transmite a unos superhéroes avejentados y derrotados por lo que la humanidad hace con ellos? Lo hace. ¿Qué tiene un hermoso final (no me refiero al pegote añadido con embarazo, sino al final VID de Superman con gafas –¡¡¡coño (perdón), se pueden hacer cositas con ese madero de personaje si se le trata bien!!!)? Ya lo creo. Y que de propina nos presenta a un Batman cabroncete-maquiavélico que hace lo que mejor se le da: intrigar.
Vosotros mismos.

Mythos dijo...

Gracias, Nacho.
A ver si le echo un ojo ;)

Jose dijo...

Joder, que de gente...

Lo primero, dar las gracias a todos por los comentarios, que es algo que muchas veces no hago, pero debería, porque significa que la gente nos lee, y nos ponemos mu contentos en el blog.

Vayamos por partes:

- Nacho, háztelo mirar, que aunque el estilo de Ross no te vaya (ya te vale), el tomo merece la pena.

- Mythos, dedicale una tarde de sabado, y leela de un tirón, me lo agradecerás.

- Sergio, Lograi y Posdata, habéis hablao lavangelio.

- Toni, echale un vistacillo...

- Papasabravas, la edición española es más baratilla, 30€ si no recuerdo mal, la de 75 napos es la americana, con su cajita y esas chorradas que tanto nos gustan...

Un abrazo a todos.

Goku_Junior dijo...

No sé en que edición la leí pero leerla la he leído y me parece una gran obra (y supongo que una de las mejores) del universo DC. Sobre el dibujo hay gustos para todos, a mi Alex Ross me gusta bastante aunque como bien dice Nacho parece que más dibuja fotonovelas que otra cosa.

Pa gustos colores.