miércoles, 9 de septiembre de 2009

Los NÁUFRAGOS del TIEMPO

Guión: Jean-Claude Forest

Dibujo: Paul Dillon

Editorial: Glénat

Formato: Álbum Cartoné. 112 Páginas

Precio: 19.95€

Calificación: 7/10

El haber tenido una referencia en esto de los comics, en este caso un hermano siete años mayor, hace que haya un componente nostálgico muy fuerte y bello en esto, ya que constantemente estoy tirando de memoria para recordar tal autor o tal lectura, recreándome en mi infancia y adoloscencia. Decía Miguel Hernández que algún día pondrá el tiempo amarillo su fotografía y el tiempo también tiene algo que decir cuando, unas veces cruelmente, otras menos, devalúa tal cómic, o mejor dicho, tal lectura de dicho cómic. Aunque tengo que matizar que este menage a trois que se forma entre uno, el tiempo y el tebeo en cuestión es una cosa personalísima y endógena, y el extraerla a otro ámbito personal es una temeridad y en el fondo un craso error.


A estas expensas viene la aparición de un integral a tamaño completo con los dos primeros números de Los Náufragos del Tiempo de Forest (creador de la mítica Barbarella) y el dibujante Paul Gillon. Obra que iniciaron hacia 1964 manteniéndose los dos hasta que a partir del quinto numero el dibujante se quedó también con los guiones tras desavenencias con el primero. Obra que marco un antes y un después en la ciencia ficción de la historieta y obra que estaba en el poder de mi hermano hace muchos años y yo, un chaval de 16 ó 17 años leía y releía, fascinado por ese viaje de diez siglos que hacen dos cápsulas, con los protagonistas dentro en espera que la humanidad acabe con una mortal plaga que la asola, hasta que un milenio después son rescatados y comprueban que el mundo no ha mejorado mucho más de cuando lo dejaron.


Jean Claude Forest nos presenta una space opera con tintes futuristas, donde nuestro sistema solar esta lleno de razas y los humanos luchan por sobrevivir, todo ello apoyado por el poderoso dibujo de Paul Gillon, otro de los clásicos de la historieta francobelga, con un dominio de la composición y de la figura humana envidiable; no obstante tuvo pasado de dibujante erótico y sus grandes viñetas resultan estáticas, las figuras muy hieráticas pero hay que reconocer que el dibujo tiene un algo que le hace sumamente atractivo y llamativo.


Parece que Glénat esta empeñada en recuperar esta obra completa por lo que cuando se publiquen estas líneas ya habrá aparecido el segundo integral que agrupa los siguiente números que abarcara la etapa de Forest y Gillon, a priori la más interesante.


Lo dicho una obra para conocer los primeros cimientos de ciencia ficción en Europa, que si de de joven me fascinó, tengo que decir que casi veinte años después me ha dejado bastante frío, no sé si es la obra que ha envejecido mal o quizás soy yo el que lo hace en picado. El cómic me ha resultado entretenido pero lo he visto demasiado arcaico. De todas formas ya digo al principio que esto es una cuestión de cada uno, ya que por ejemplo otra saga galáctica, otra space opera que nació por aquellos años (en 1967 concretamente) como es Valerian, me sigue resultando fresca y rejuvenecedora como el primer día, sus aventuras las tengo marcadas en fuego en mi memoria y el tiempo solo hace más que engrandecerlas.


Toni C. (11)

6 comentarios:

Nacho dijo...

¡PASALACABRA!

Saludos!

sebelo2 dijo...

Jejeje,
o lo que es lo mismo, ni idea, ¿no?
Saludetes,
Sergio
P.D: yo ya tengo los dos primeros pendientes, pero supongo que esperaré a tener los cinco para leerlos

Nacho dijo...

Vamos a ver...

Es material que no tengo, no puedo opinar y no sé si algún día compraré. Así que en lugar de dejar la entradita huérfana de comentarios, pues ponemos cualquier cosa...

Sólo faltaría que el pobre apañero Toni se encontrase con su entrada a cero comentarios, pillase una depresión y nos pidiera luego la baja...

Lo he hecho por el bien del blog.

Saludos!

leox dijo...

A mí me paso lo mismo, me dejo frío. En su momento sí me había gustado, creo que lo leí en el metal hurtland.

De todas amneras comparar esta obra con valerian es un flaco favor para la primera. Bueno, casi para cualquier cómic o, simplemente, para cualquier obra de ciencia ficción. Valerian sí que es un punto y aparte

saludox

Toni C. dijo...

Hombre..Gracias Nacho, como en cierta película, según vaya habiendo entradas en los comentarios voy revitalizandome o apagandome.

Y que sepaís que un viejo europeo nunca se rinde.....aunque nadie escriba......

Leox: !cuanta razón tienes!!
Saludos.

JA dijo...

Pues vaya, a mi me pasa igual. No queria poner el comentario de siempre "me lo tengo que leer" pero veo que no soy el único. Aprovechop para decir que conocco Valerian gracias a ti y que tengo el Misterio Sagrado de la Santísima Trinidad mucho más claro gracias a Valerian.