jueves, 17 de septiembre de 2009

Una HISTORIA VIOLENTA

Guión: John Wagner

Dibujo: Vince Locke

Editorial: Astiberri


Formato: Libro Rústica. 296 Páginas


Precio: 18€


Calificación: 7.5/10


Aún en sus cintas más tempranas (hechas con más imaginación que medios) siempre ha habido algo del cine de Cronenberg que ha sabido captar mi atención. Tras un primer contacto con su cine en la extrema Scanners, fue con La Zona Muerta, estupenda adaptación de la novela de Stephen King, cuando el canadiense consiguió ganarme por completo. Desde entonces he seguido su carrera muy de cerca, recuperando los tres filmes que precedieron a la cinta con Michael Ironside (Vinieron de Dentro de..., Rabia y Cromosoma 3) y consumiendo con desigual intensidad los once que completan su filmografía hasta llegar a la magnífica Promesas del Este. Por el camino ha habido de todo, desde las geniales La Mosca o Inseparables, pasando por las correctas eXistenZ o El Almuerzo Desnudo hasta las infumables Crash o Spider, y creo que casi nadie podía esperar el radical giro que dió su trayectoria cuando en 2005 estrenó Una Historia de Violencia, basada en la novela gráfica que hoy recomicdamos.

Habiendo pasado por alto su lanzamiento para el Salón del Cómic del citado año, más que nada porque el pijamismo era lo que ocupaba toda mi atención por aquel entonces, me hice con ella hace unos meses recuperándola in extremis de una caja de devoluciones de mi tienda habitual. La duda lógica que albergaba antes de arrancar la lectura era la de si el filme de Cronenberg, cuya trama se me había antojado algo forzada a partir de su mitad, estaba sacada directamente del cómic o si, por el contrario, éste se alejaba lo suficiente como para resultar más interesante que su adaptación, y así ha sido...más o menos.

Sí, al igual que en la cinta de Cronenberg hay cambio hacia la mitad. Pero donde el realizador nos mete con calzador una rencilla entre hermanos algo absurda (aunque no más que ese polvo/violación en la escalera), Wagner opta por dar un giro radical con respecto a lo narrado hasta ese punto medio. Hasta entonces, las concomitancias entre película y novela gráfica son casi exactas: Tom, padre de familia y un pacífico y respetado ciudadano de un pequeño pueblo, ve como su cafetería es asaltada por dos criminales. Sin pensárselo dos veces, salta por encima del mostrador arriesgando su vida y reduce a los asaltantes casi sin pestañear. Aireado en las noticias a nivel nacional, el insigne héroe pronto deberá hacer frente a una amenaza aún mayor, la de tres matones que lo insisten en llamarlo Joey y buscan venganza por algo que el protagonista hizo en el pasado. De ritmo tranquilo y sosegado, la acción sólo se acelera en las dos secuencias más violentas, mostradas con naturalidad documentalista y en las que
Locke, de trazo inquieto y poco definido pero perfecto para el realista tono de la historia, no se corta un pelo.

Pasado el ecuador, el tebeo empieza a perder fuelle, aunque por razones que no sabría explicar con precisión: quizás sea que la premisa argumental de partida para la segunda mitad del tomo me recuerde demasiado (salvando las diferencias) a Érase Una Vez en América o, en menor medida a Sleepers. O quizás sea el hecho de que chirría en su articulación con los mecanismos que habían engranado la primera mitad. Sea como fuere lo cierto es que la historia de los dos adolescentes que buscan su lugar en el mundo y lo encuentran por la vía fácil, está ya un poco vista, aunque más aún lo está el maníaco homicida torturador sacado directamente de la enfermiza mente de Garth Ennis. A pesar de estos últimos detalles, Una Historia Violenta es una lectura muy agradecida, que sorprende cuando así lo busca y que sabe transmitir ese ansiado tono realista que tanto buscaba su guionista, sirviendo como perfecto desintoxicante a aquellos que en algún momento estén cansados del pijamismo pero no deseen dar el salto al tebeo hecho en el viejo continente y prefieran quedarse en yanquilandia.
Sergio Benítez (268)

3 comentarios:

Nacho dijo...

Pues como bien has dicho, entre los cienes de miles de millones de novedades que salen en un Saló, siempre hay cosas como ésta de las que ni tan siquiera te das cuenta que aparecen...

Vamos que me pillas pez total.

Saludos!

Toni C. dijo...

Yo me acuerdo que ví la pelicula, cosa que me gusto y al enterarme que era un comic, como por entonces no había librería de comics( menos mal) en mi ciudad, me acerque a la biblioteca y me lo saque.

Ali dijo...

Estuve mucho tiempo buscándolo cuando sacaron la 1ª edición y me fué imposible. Ahora que lo reeditan, toy pobre. Sniff!

Me encanta Cronenberg, entre otras cosas, porque hace lo que le da la gana.

Saludos