viernes, 4 de septiembre de 2009

ESPERA...

Guión: Jason

Dibujo: Jason


Editorial: Astiberri

Formato: Libro Rústica. 72 Páginas

Precio: 9€

Calificación: 9/10

En esta retrospectiva itinerante e intermitente que venimos haciendo desde hace unos meses sobre la obra de Jason editada en España, llegamos a Espera...segundo de los tebeos del autor que Astiberri publicaba a principios de 2005. Y lo sorprendente es que por más que a nuestras espaldas queden ya varias grandes lecturas, Jason no deja de maravillar y acongojar con este tebeo. Curioso es también que en este recorrido que hemos hecho en lecturas reCOMICdadas, el haber ido de delante hacia atrás en el tiempo (con alguna que otra incursión de las últimas novedades del autor) haya resultado un proceso tan inusual como insólito, ya que, a falta de leer ¡Chhht!, la primera obra del artista noruego publicada en nuestro país, la inversa evolución en el estilo de Jason ha ido descubriéndome a un autor cada vez más increíble.

Este comentario viene a colación porque, si bien ya sabía de la parquedad de diálogos que el guionista y dibujante suele utilizar en sus historias, haciendo que estas funcionen a la perfección, no podía imaginar que una lectura pudiera resultar tan intensa, cargada de emociones y sentimientos y llena de contenido como lo es Espera... casi sin necesidad de utilizar diálogos. De hecho, demostrando su maestría a la hora de dominar el arte secuencial, muchas de las conversaciones entre los personajes podrían haber sido eliminadas sin que se redujera ni un ápice la fuerza con la que se transmite el mensaje del tebeo. Este no es otro que lo azaroso de la vida, lo rápido que puede operarse un cambio en la misma, y las nefastas consecuencias que este puede tener para nuestro futuro.

Como en el resto de las obras comentadas por aquí, el grafismo de Jason, en esta ocasión exento de color, es de una necesaria simplicidad para que nada del mensaje se pierda en el continente. De esta manera, y en aras de la consecución de dicha simplicidad, la composición de página se limita a seis viñetas cerradas, que enclaustran a un personaje, Jon, cuya vida comienza a relatarse a retazos, como si un adulto intentará recordar su infancia, llegándole sólo fogonazos de la misma a través de recuerdos parciales, momentos puntuales de una vida que ya pasó. A partir de un determinado momento, en el que el autor introduce un trágico punto de inflexión, el ritmo de la narración cambia, aunque no bruscamente, buscando ahora el noruego transmitir la monotonía de la vida diaria acusada, que duda cabe, por los fantasmas del pasado.

Su final, de un nihilismo demoledor, no deja dudas acerca de la futilidad de muchas de las irritaciones que los seres humanos nos llevamos día sí, día no (y si toca el del medio también). Con un esperanzador mensaje escondido tras la congoja y el dolor que rezuman las últimas páginas, Jason vuelve a dar con Espera... no sólo una magistral lección de cómo hacer buen cómic sin necesidad de grandes alardes, sino una necesaria y sincera bofetada al lector que siga creyendo que los tebeos son una forma de literatura menor y una sólida enseñanza vital. ¿Se le puede pedir más a un cómic?.

Sergio Benítez (257)

3 comentarios:

Nacho dijo...

si al final tendré que leerme algo de Jason y todo...

Saludos!

sebelo2 dijo...

Pozi, no te va a quedar otra. Menos el Low Moon (que es lo más flojo que ha hecho) puedes empezar por cualquiera de las cosas que ha editado Astiberri.
Saludetes,
Sergio

Toni C. dijo...

yo tengo decidido encargar este, pues al principio fui reacio a leer el Jason totalmente mudo, y de varias fuentes oí que estaba muy bien( lo que tu recomicdación viene a corroborar)
Y, a decir verdad, tras la lectura de Low moon, ya me esta cansando un poquito este autor,por lo que, que mejor que retroceder a sus inicios.
Saludos.