martes, 20 de octubre de 2009

CRIMINAL vol.4: MALA NOCHE

Guión: Ed Brubaker

Dibujo: Sean Phillips

Editorial: Panini

Formato: Libro Cartoné. 120 Páginas

Precio: 13.95€

Calificación: 8.5/10

Las reacciones del organismo ante una nueva lectura son de lo más curiosas: atacando de forma directa a los centros del placer y liberando más o menos endorfinas dependiendo de si lo que uno está consumiendo es satisfactorio o no, intentar observarlas para ver como van desarrollándose es un ejercicio sorprendente. En el caso de este cuarto volumen de Criminal mi cerebro recibió la apertura del tomo en tapa dura editado por Panini con claras muestras de anticipación por lo estimulantes que habían resultado sus tres antecesores: Criminal era una serie de la que se podía esperar cualquier cosa, ya que Brubaker se había propuesto, como ya comentábamos hace unas semanas en la recomicdación del tercer tomo, hacer de cada arco argumental un hito independiente, una historia autoconclusiva que se desprendiera de los pesados lastres que palabras como continuidad imponían al resto de las colecciones producidas en La Casa de las Ideas.

A esta anticipación siguieron rápidos movimientos oculares que intentaban abarcar lo que iba aconteciendo en las páginas antes incluso de que la masa gris tuviera tiempo de procesar lo que estaban viendo, máxime si tenemos en cuenta la brillante elección del guionista para con el protagonista de la historia: un dibujante de tiras de periódico cuya creación, llamada Frank Kafka, guarda no pocas similitudes con el Dick Tracy de Chester Gould. Presentado Jacob, Brubaker no tarda mucho tiempo en introducir el elemento que hará avanzar la trama hasta el final, un elemento que como en todo buen cómic noir tiene formas y nombre de mujer, Iris. Con ella el escritor aumenta en una más el repertorio de femmes fatales que ya han aparecido por las páginas de Criminal, definiendo a cada una de ellas de forma diferente, en lo que supone una muestra inequívoca de su enorme talento. Al margen de estos dos personajes, las claves que van haciendo avanzar la acción introducen al amante de la chica (un animal repulsivo que implica al protagonista en una oscura trama) y el detective de policía que una vez investigó a Jacob por la desaparición de su mujer.

Colocadas las fichas en el tablero, sobreveía la ansiedad, ansiedad por saber como acabaría el volumen y cuál sería la suerte de sus protagonistas, ansiedad por determinar si Mala Noche estaba a la altura de Coward, Lawless o The Dead and the Dying o si, por el contrario, este era el volumen en el que la colección (como siempre suele pasar en un momento u otro en las series norteamericanas) comenzaba a bajar en calidad. Ansiedad que resultó de todo punto injustificada con la conclusión de la lectura, ya que tanto Brubaker como Phillips (magnífico como siempre) volvían a demostrar estar en plena forma con cinco números intensos, que se devoran con fruición y que en ningún momento dan muestras de agotamiento por parte de sus creadores. Y para ello sólo que hay que fijarse en el último ejemplar, contado en cuatro tiempos diferentes para exponer, con claridad, como se han ido desarrollando las subtramas abiertas durante el resto de la narración.

Llegaba por último la satisfacción derivada de haber saciado mis perpetuas hambres de buenas historias con un producto de tremenda calidad para los estándares actuales de Marvel. Un tebeo que discurre por otros derroteros muy diferentes a los que nos tiene acostumbrados la editorial americana y que, en ese sentido contracorriente, se alza quizás como lo mejor que el hogar de Spider-man, los X-Men o Los Cuatro Fantásticos está publicando en la actualidad.

Sergio Benítez (295)

10 comentarios:

Nacho dijo...

Parece ser que la Marvel por fín ha visto algo de luz y ha decidido emular a la Distinguida Competencia para comenzar a editar cosas alejadas del pijamismo tradicional, aunque aquí no hayan decidido montarse una línea editorial aparte ni llamarla Vertigo, Helix o cualquier otra tontuna.

Porque hay que reconocer que aunque la historia no sea típicamente pijamista, el lastre del protagonista pijamero ha pesado muy mucho en otras series de la casa, ya sean novelas de espías protagonizadas por íconos americanos con escudo, pelis de gansters y mafiosos con un tipo que lleva una camiseta en la calavera o sitcoms desternillantes en las que el principal personaje es un duplicado rojo en lugar del grandullón verde de toda la vida...

Así que sólo falta sentarse y esperar. Esperar a ver si cosas como éste Criminal, o incluso el Kick Ass (y más cosas que ahora no recuerdo), son excepciones a la regla o si estamos ante un salvavidas para los lectores cansados de reinos oscuros y noches más oscuras aún.

Y que se centren un poco, porque aunque se alejen del pijamismo tradicional Marvel Divas y Models Inc. definitivamente no son la senda más idónea a seguir.

Saludos!

neufert dijo...

Gran serie y muy buena reseña, aunque a mí este me parareció el más flojo de los 4, pero la verdad es que la serie en general es espectacular, te recocmiendo si no la has leido ya balas perdidas, un saludo.

Goku_Junior dijo...

Y yo que solo me he leído el primer tomo de esta serie... blasfemo a mi mismo!

Nacho, aunque me gustaría que como bien dices estos comics como Criminal o Kick Ass fueran una nueva tendencia yo lo dudo mucho. Para mi que son excepciones llevadas a cabo por guionistas muy queridos por Marvel, pero vamos que fuera de ahí no veo yo a Marvel creando un sello para adultos.

¿Que ha pasado con el sello Marvel knight? ¿Y con el sello Max? Un cero a la izquierda. Que más quisiera yo que Marvel tubiera su propia vertigo (apartado porsupuesto de todo lo que tenga que ver con tios en pijama y tias semidesnudas con tetazas).

Pero bueno, menos da una piedra ¿no? (me refiero a Criminal).

sebelo2 dijo...

Muy elocuente el comentario Nachete, y mucha verdad hay en lo que dices. Aunque, al igual que Goku, yo me inclino a pensar que es una forma como otra cualquiera de acallar a los pesaditos como nosotros a los que el pijamismo ya no nos dice nada, que una línea editorial en firme como sí es Vertigo.
Y no Neufert, no me he leído el Balas Perdidas, pero descuida, no tardaré en hacerlo...
Saludetes,
Sergio

Toni C. dijo...

Yo de Criminal ni sabía si era de Marvel, DC o cq otra....solo sabía que lo edita pannini.
Pero que importa, para mi es buen comic negro americano( que para eso son supremos), lejos de superpoderes, capas y demas parafernalia.
Y Sergio, a que esperas para empezar a leer las jodidas balas perdidas?
Saludos.

Jose dijo...

Muy buenas.

Jefe, efestivamente, pedaso de comic. Esperemos que Sinners siga con la misma calidad.

Neufert, aun siendo el mas flojo de los 4, esta a años luz del resto de material que se publica cada mez, no crees?

Toni, dices "superpoderees y capas" como si fuera algo malo... je, je.

Saludos,

Toni C. dijo...

Hombre malo no, ya sabes mi visión. Pero es que celebro, y mucho, que las grandes editoriales pijameras dejen de lado eso y se dediquen a cosas como Criminal, por ejemplo.
Un saludo.

sebelo2 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
charlie furilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
charlie furilo dijo...

Una de las mejores series que se publican en la actualidad. Cada uno de los 4 tomos editados hasta la fecha valen su peso en oro. El tandem Brubaker-Phillips es realmente espectacular, como ya demostraron en su magnífica "Sleeper".

Ya tengo ganas de hincarle el diente a su nuevo trabajo, "Incógnito".

Enhorabuena por el blog, muy, pero que muy interesante

Saludos