miércoles, 28 de octubre de 2009

HISTORIAS de la TABERNA GALÁCTICA



Guión: Josep María Beá

Dibujo: Josep María Beá

Editorial: Toutain

Formato: Álbum Rústica. 130 Páginas

Calificación: 9.5/10

A los redactores de este blog nos duele la boca, o más bien los dedos, de recomendar por activa y por pasiva, por exclamativa e imperativa y de manera llana, esdrújula y sobresdrújula que la generación Toutain fue algo muy grande y que la deuda que con ella tiene la actual industria española del cómic sigue sin ser saldada.

Se recuperan cosillas aquí y allá pero a un ritmo que ni Falete corriendo los cien metros vallas. Una pena que tan solo Glénat intente publicar algunas obras que en los 70 y 80 significaron tanto para los lectores. Nos queda el consuelo de los tontos, la cosa siempre puede ser peor, pero claro, a uno se le queda cara de tonto cuando todo el mundo busca obras maestras fuera de nuestras fronteras y a nadie se le ocurre echar un ojeada de puertas para dentro.

Josep María Beá fue pieza clave en esa época comiquera. Parte de su trabajo se recogió en revistas como Creepy o Zona 84 (más tarde 1984) y contaban con un sello característico. Un dibujo muy trabajado y detallado y unos guiones llenos de imaginación y conceptos como nunca se han visto en el medio.

Las Historias de la Taberna Galáctica son un referente en el tebeo patrio. Galardonada en 1980 por la antes mencionada revista 1984 despliega un universo fantástico y de posibilidades casi ilimitadas. La Taberna Galáctica es un lugar de encuentro de todo tipo de razas, terrestres y extraterrestres, robóticas y cibernéticas. Cada corrillo que se forma en el tugurio tiene una historia que contar. Una historia que puede ser despiadada, cómica, triste, intensa, con o sin moraleja, cruel, erótica, terrorífica…

Un amplísimo abanico de ideas que se despliega a lo largo de los dieciséis relatos orquestados por Beá y que deja con ganas de más no sólo por la estructura tan adictiva con que cuenta el libro. El dibujo del catalán invita al lector a buscar y rebuscar detalles que en un primer vistazo ha podido pasar desapercibido y cuyo único propósito es enriquecer una obra, ya de por sí, prácticamente inmejorable.

Desconozco si la cuidada edición que hoy se puede encontrar de Glénat cuenta con el prologo de Carlos Giménez que aparece en la de Toutain. Sea como fuere, que nadie se pierda este maravilloso tebeo que redefinió el concepto de ciencia ficción española. Pocas veces un autor ha desplegado tantas ideas en un cómic y ha salido tan victorioso como Beá. Todo un clásico que ha tenido la suerte de ser recuperado pero que a nadie se le olvide que, como éste, aun quedan muchos por redescubrir. ¿Coleccionable Toutain? Naaaaaa. Demasiado bueno para ser cierto. ¿O no? En el universo Beá todo podía ocurrir. Quizás si...

Marione (2ª Época#10)

5 comentarios:

Toni dijo...

Obra de cabecera mía. Impresionante y Pionera, lo demas vino despues.
Saludos.

Jose dijo...

Veis? Pues aqui pincho yo...

Ni idea, amigo Mario, de lo que me cuentas, pero gran reseña, eso sí...

sebelo2 dijo...

Pendiente tengo este de compra, apuntado desde hace algún tiempo en la lista negra. A ver si me decido y lo pido en estos días, porque con un 9.5 muy pocas cosas hay que pensarse.
Saludetes a los dos,
Sergio

JA dijo...

Puffff. Menudos cubatas, y lo que no son cubatas, me he tomado yo en la Taberna Galáctica... a cuatro patas (y seis tentáculos) salia de alli.

Goku_Junior dijo...

Sabia de la existencia de zona 84 pero no que fueran tan buenos los comics de entonces. Suena bastante bien, sobre todo por el hecho de ser historias autoconclusivas y tal, que hoy en dia es dificil enocontrar historias cortas y que sean buenas.