jueves, 1 de octubre de 2009

El JUEGO de la LUNA

Guión: Enrique Bonet

Dibujo: José Luis Munuera

Editorial: Astiberri

Formato: Álbum Cartoné. 136 Páginas

Precio: 21€

Calificación: 8.5/10

Pura poesía visual. Así. Sin paños calientes. Eso es lo que nos ofrece El Juego de la Luna, el esperadísimo nuevo trabajo de José Luis Munuera que, por si alguien no se había dado enterado todavía, confirma al dibujante murciano como uno de los mejores artistas españoles del momento.

De su personal grafismo, heredero de las influencias del mundo de la animación en el que se inició, mezclado con el mejor Franquin (su estancia en Spirou y Fantasio ha hecho mucha mella en el estilo del artista) ya hemos hablado aquí largo y tendido en las recomicdaciones de los dos volúmenes que Planeta ha editado hasta la fecha con el trabajo del español en dicha colección. Pero claro está, un artista inquieto como Munuera no podía quedarse satisfecho con repetir formas y estructuras ya vistas, y en El Juego de la Luna nos sorprende con una monocromía (que sólo rompe el rojo de la vestimenta de la protagonista) fantástica que crea a la perfección ese extraño ambiente que rodea a Aldea, la región fuera del tiempo en la que se desarrolla la acción. Envuelta en un halo de misterio y desdefinida como decorado destinado a potenciar el drama que se desarrolla en las páginas del volumen (editado maravillosamente por Astiberri), Aldea puede ser cualquier pueblo del noroeste de la geografía española con sus horreos, sus meigas y sus horas brujas, con la neblina que envuelve de magia a un bosque iluminado por nuestro satélite y que Munuera define con geniales brochazos de gris de diferentes intensidades.

Con este telón de fondo, los personajes, brillantemente caracterizados y caricaturizados cuando el arquetipo así lo pide, van cobrando vida ante nuestros ojos sin dificultad, algo a lo que la labor de Enrique Bonet, alma mater de este proyecto (no en vano fue él quien lo inició hace quince años), no es ajeno. Dividiendo la narración en dos actos separados temporalmente por un período indefinido de años, Bonet concreta con El Juego de la Luna un trabajo sin fisuras, en el que lo onírico y lo real se entremezclan sin problemas para dar como resultado un guión escrito con una pasión que dimana de cada viñeta y página dibujadas por Munuera. La historia del cómic, que sigue la tragedia que acompaña a Artemisa (apropiado nombre de la diosa griega que siempre se asoció a la Luna), su hermano, un joven enamorado de ella y el déspota de la aldea; se va desarrollando de forma pausada, dejando que el lector se deje seducir por el ambiente que crea el dibujante para que, toda vez quede capturado por el sutil juego que propone la historia, ya no pueda zafarse de sus embrujadoras páginas.

Decía ayer con la recomicdación de Sangre Armenia que iba a haber tres títulos esta semana que demostraban hasta donde puede llevarnos un cómic.
Aunque en términos diferentes y salvando las distancias entre lo que cada cómic pretende que El Juego de la Luna pueda ser comparable a cualquier poesía o pintura del periodo romántico resulta muy obvio una vez se ha finalizado su lectura. Que por ser tebeo salga perdiendo en esa comparación es una injusticia en la que no vamos a caer en este rincón de la red. El trabajo de Bonet y Munuera es una gran obra de un gran arte. Y en esta última parte de la afirmación no caben disquisiciones de ningún tipo.

Sergio Benítez (279)

5 comentarios:

Nacho dijo...

Claaaaaro. El caballero reseña cosas que sabe que no he podido ir a la librería a comprarlas y luego pretenderá que le deje comentarios al respecto...

¡Pues te fastidias y no comento nada!

¡Un momento!

¡Esto es un comentario!

¿Dónde está el botón de borrar?

Saludos!

sebelo2 dijo...

Hehehehe,
eso tiene fácil remedio. Agarras el coche y te plantas en la tienda esta tarde, el cómic bien vale el esfuerzo.
Saludetes,
Sergio

JA dijo...

Que rapidez. Lo he recibido hoy. Buena pinta tiene pero no me ha dado tiempo ni a ojearlo.

Angux dijo...

Que lecturas más rápidas.
Yo aún no lo he podido comprar...
Por supuesto, caerá más pronto que tarde.

Un saludo.

sebelo2 dijo...

Pues a los dos poco os tengo que decir que no haya dicho ya en la recomicdación. Si acaso que la rapidez en sacarla sólo se ha debido a lo genial lectura que es.
Saludetes,
Sergio